JUAN SALGADO

"La IMM tuvo la culpa de la última suba del boleto"

El presidente de Cutcsa habla de Raincoop y de millones perdidos en obras mal hechas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Salgado, presidente de Cutcsa. Foto: Darwin Borrelli.

El presidente de Cutcsa analiza el cierre de Raincoop y dice que el intendente Daniel Martínez lo convocó "porque no le quedó otra", pese a que "durante 9 meses me puteó y me pegó cada vez que tuvo ganas". También dijo que presentó dos alternativas para salvar a la cooperativa y que la IMM no las tomó en cuenta.

Juan Salgado entiende que el corredor General Flores es una inversión perdida, al igual que la de Garzón y el intercambiador Belloni, al que anticipa que no ingresarán los ómnibus de la compañía más grande de la capital (que pasará a tener el 67% del mercado con la incorporación de 5 líneas de Raincoop).

También señala que la directora de Movilidad de la comuna, Beatriz Tabacco, "no ha hecho nada", en un año en el que "so- lo se ha quejado". También abor-da su relación con Tabaré Vázquez, el desembarco de Uber y el precio del boleto, que anticipa aumentará cada seis meses.

—A muchos les sorprendió la convocatoria que le hizo el intendente para tomar 5 líneas y 130 trabajadores de Raincoop. También llamó la atención la velocidad con la que a usted le cerró el negocio: dos horas.

—Es que la empresa en sí era rentable. Raincoop no llega a la situación que llega en dos años, lo hace en un proceso de unos 20 años. Sin lugar a dudas es el ejemplo de la toma de decisiones equivocadas y de la mala administración. El año pasado Daniel Martínez me llamó y me dijo que esto había que encararlo y que quería hacerlo con los actores del sistema, aunque le parecía que Cutcsa no debería estar jugando el partido, por lo que se venía diciendo políticamente sobre la creación de un monopolio. Le dije que no me iba a meter, para facilitar el te-ma, y que ya en la administración de Ricardo Ehrlich habría que haber tomado medidas. Durante 9 meses estuvimos mirando para el costado, mientras los que negociaban decían que nos habían echado.

En octubre de 2015 le planteé a Martínez dos ideas. Le propuse hacer una pelea para mantener la identidad de Raincoop, creando un gerenciamiento con un integrante de la cooperativa, uno de la Unión de Trabajadores de Cutcsa (que son los representantes del 98% de los trabajadores del sistema, porque en las cooperativas la gran mayoría son propietarios) y otro de nuestro Directorio. En un año, la empresa no perdía la identidad y estaba cobrando normalmente, quizás con algún coche menos. Nadie nos dio corte.

—¿Y la otra idea?

—Raincoop tuvo un mercado del 8% y la caída global del sector en 2015 y 2016 era por encima de eso. Les dije que las empresas estábamos en condiciones de absorber a Raincoop, asumiendo determinados recorridos pero sin aumentarle permisos al sistema. Lo cuantificamos y tenía un efecto de $ 2 en el precio del boleto. El 92% del sistema asistía el 8% que quedaba, digamos que supliendo el 9% que estaba desapareciendo. No me dieron bolilla.

—¿Cuándo se vio venir que el intendente lo iba a llamar?

—A último momento veo que están teniendo problemas, habría sido algo catastrófico que fueran dos empresas las que la absorbieran. Catastrófico para estas dos empresas. El viernes pasado me llama Martínez. Me contó que Come se había bajado, una actitud que deja mucho que desear. Entiendo que Come no se quiso complicar la vida, porque es la empresa que está más cómoda de todo el sistema. Mientras que el sistema tiene un 50% de coches sin guarda, Come tiene el 100%. Y el peso de los salarios en la paramétrica del boleto es del 72%. En definitiva, me ofrece lo que le había propuesto a Come.

Yo le dije que nuestra condición era que los cooperativistas ingresarían como empleados, por muchas razones, entre ellas por un resguardo jurídico. Cuando absorbimos a Cooptrol, hubo todo tipo de reclamaciones; aprendimos de esas cosas. Por supuesto que le dije que durante 9 meses me puteó y me pegó cada vez que tuvo ganas. Y le dije: yo sé que no tenés salida y que aunque no te gusta, somos la única solución.

—Para Cutcsa, obviamente, es un muy buen negocio…

—Sacamos las cuentas y sí, nos sirve; somos una empresa comercial y no de beneficencia.

—¿Es correcto lo que dicen los trabajadores de Raincoop en cuanto a que Cutcsa obtendrá US$ 10 millones por la venta de partes de los ómnibus?

—No, es menos. Cutcsa en algún momento le va a dar una parte a alguien, incluido a alguien de Raincoop, pero tendrá que pagar por ella. Ya hicimos una inversión importante: en la última renovación nos quedamos con 29 coches, que los podíamos vender (son Mercedes Benz del año 2000) pero tomamos la decisión, hace casi 2 años, de irlos reparando para sacarlos durante las horas "pico". Tenemos 29 y precisamos 41, cada coche vale unos US$ 160.000.

—Pero seguramente buena parte de ese costo se amortizará con las nuevas líneas ¿La cuarta parte de un ómnibus vale US$ 70.000?

—Diría que hoy el promedio es de US$ 45.000.

—Los salarios tienen una incidencia del 72% en el precio del boleto. En marzo aumentó $ 2 y 6 meses antes había pasado lo mismo. Todo apunta a que en septiembre habrá otro ajuste ¿No se puede frenar la escalada del boleto?

—Por primera vez, en marzo de este año el motivo del aumento de $ 2 no fue el salario. Fue que la Intendencia retiró un porcentaje del subsidio. Si decimos que el 72% es el salario, las causas del aumento del boleto se generan cuando se discute un Consejo de Salarios. Lo hemos alertado varias veces en el Ministerio del Trabajo, que lo que terminábamos irresponsablemente solucionando ahí, después lo íbamos a ver reflejado en aumentos del boleto. En el transporte hay un cooperativismo muy especial. En la mesa de negociación del Ministerio llega un momento que una misma persona esta sentada de un lado del mostrador demandando un aumento salarial y al rato está del otro, como directivo, decidiendo si eso es bueno o no.

Después la IMM da la bendición. Me acuerdo de uno de los últimos aumentos: era una locura, pero estaba avalado por Ana Olivera, por Hugo Bosca (exdirector de Transporte) y por Gerardo Urse (exdirector de Movilidad).

En septiembre el boleto tendrá una corrección. Espero que sea la menor posible, lo cual va a suceder si la Intendencia mantiene el subsidio. Yo vería con muy buenos ojos que lo mantenga siempre y cuando las empresas tomen las medidas necesarias de ajuste para estar preparados para marzo, cuando vamos a volver a tener un aumento.

—¿Si la Intendencia mantiene el subsidio el aumento sería de $ 1 en lugar de $ 2?

—Podría ser de $ 1 en este caso. Pero con las condiciones del sistema actual, va a aumentar cada 6 meses. En el año que lleva esta administración, lo único que le he escuchado decir a la ingeniera Beatriz Tabacco (directora de Movilidad) es que el sistema es malo, pero no la he visto trabajar. Y no me digan que tenemos que volver a buscar consultoras, a hacer trabajos con el BID. Todo eso, en general, es un "curro". Ella es la que está por encima de Máximo Oleaurre (director de Transporte). Por más que muchas veces discuto cosas con Máximo, él ha trabajado solo.

—En pocas ciudades del mundo sigue existiendo la figura del guarda ¿Es impensable eliminarla?

—No creo que pase por destituirlos a todos, puede haber una medida gradual. Sí, el sistema puede ser sin guarda, pero las empresas tienen que empezar a no ingresar guardas y a prepararlos para que pasen a conductores, es decir, crear las vacantes. Cutcsa ya hace un tiempo que no está ingresando guardas. Yo arranqué de 0 y estamos en el 50%.

—Usted es asesor de Tabaré Vázquez ¿Esto no colide con el hecho de que sea el presidente de la empresa más poderosa del transporte capitalino?

—No soy asesor en materia de transporte. Él es un entrañable amigo. Mi familia es amiga de la suya y viceversa. Al día de hoy, sobre estos temas, no he cruzado una sola letra con él. Óscar Magurno o el contador José Pedro Damiani hacían un culto de la amistad, eran amigos de sus amigos y tenían muchos códigos, por sobre todas las cosas. Yo me crié con gran parte de esas enseñanzas. Se me caería la cara de vergüenza si tuviera que hablar con Tabaré Vázquez para buscar algún tipo de amparo.

—¿Como asesor en qué lo ha aconsejado? Porque su expertise es en transporte.

—También participo en temas de la Salud... Tabaré es muy especial, lo que hace es escuchar, quizás hasta cuando no te das cuenta. No es el caso que nos imaginamos de que yo voy y le digo "hacé esto". Eso no camina con él. Hablamos como lo hacemos acá, o como cuando comemos un asado y nos referimos a cosas de la vida. Nunca puntualmente me citó y me dijo "haceme o dame un informe de tal cosa".

—¿Qué piensa de la incursión de Uber y de los choques que ha habido con los taxistas?

—No hay que ir a rodear a Uber, no estoy de acuerdo con eso, ni con la prohibición. Sí estoy de acuerdo con la regulación, con la igualdad. Hay que cumplir las normas y tienen que pagar los impuestos. Aunque no nos guste la realidad, tenemos que asumirla. Es imposible prohibirla. También tengo que buscar la calidad del auto que se usa para taxi, del servicio. La mampara era una discusión de otro tiempo, ya no tiene que ser obligatoria. También hay que tener la humildad de decir "no estábamos haciendo tal cosa, de alguna manera estábamos equivocados". Lo mismo que pasa con el ómnibus, que tiene que mejorar en distintas cosas.

—Se han publicado en la prensa avisos de una empresa llamada Schubert para brindar un servicio similar, con pequeños micros. Y hay otros anuncios de una firma llamada U bus ¿Qué le parecen?

—No he confirmado que eso sea verdad. Creo que se ha buscado empujar para ver si nosotros nos poníamos al frente de alguna lucha.

—¿Es un invento de los taxistas para hacerlo "entrar"?

—No sé… porque no aparece, no hay movimiento. Pero si apareciera, pienso lo mismo, que debería estar dentro de una regulación.

—¿Por qué cree que no se inauguró el Corredor General Flores cuando hace cerca de un año que está terminado?

—En algún momento me dijeron que se iban a meter algunas consultoras y nosotros quedamos desmoralizados. Basta de estudios y de consultoras. Dijimos por Garzón que lo de las consultoras era todo un "curro". Creo en el trabajo de los técnicos, pero las cosas importadas hay que adaptarlas. Dije menos del 20% de los problemas que tenía Garzón y en su momento se me acusó de hacer alarma pública. De diez personas que quieran hacer un corredor, diez van a decir que hay que empezar por Avenida Italia (entre Tres Cruces y el kilómetro 32). También dirían que el último era Garzón. General Flores estaba maravillosa, a nadie se le podía ocurrir invertir un peso ahí.

—¿Y el intercambiador Belloni? Tampoco se inauguró.

—Le sugerimos a la IMM que lo inauguraran para cualquier otra cosa, un museo por ejemplo. No es un intercambiador que le sirva a la gente, es una pérdida de tiempo. Cualquier medida que afecte al pasajero no la vamos a acompañar. No vamos a entrar al intercambiador. Por suerte no siguieron haciendo intercambiadores, son una concepción vieja. Hoy los lugares de intercambio, con la tarjeta, son las 4.500 paradas que hay en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)