CONFLICTIVIDAD SINDICAL

IMM al sindicato de transporte: si no se toman medidas corren riesgo fuentes de trabajo

Tras un paro de transporte realizado por ASCOT, la Intendencia de Montevideo emitió un comunicado.

Intendencia de Montevideo. Foto: Leonardo Carreño
Foto: archivo El País.

La Intendencia de Montevideo (IMM) emitió un comunicado tras "las manifestaciones públicas que algunos actores de los ámbitos sindicales del sistema de transporte público urbano de Montevideo insisten en realizar".

En el comunicado la Intendencia afirmó que "se viene acumulando una caída en la venta de boletos del entorno del 5% anual" lo que implica "la pérdida de 38 millones de boletos en los últimos cuatro años". 

Por este motivo la comuna consideró "necesaria (entendemos imprescindible) la adopción de medidas preventivas y correctivas con el fin de preservar el normal funcionamiento" del sistema de transporte.

"La observación pasiva de esta realidad, sin la adopción de medidas, generaría un peor escenario en el corto plazo y colocaría en serio riesgo la estabilidad de las fuentes de trabajo que se pretenden proteger y conservar", indicó la Intendencia.

Por otra parte explicó que la “reestructura de puestos de trabajo” es una de las medidas establecidas en el marco de la instalación del Consejo Consultivo del Transporte Urbano (12/2016).

Esta reestructura, indica la comuna, "estriba en la necesidad de que el sistema de transporte sea más eficiente, que dicha eficiencia se vea reflejada en sus costos y por sobre todas las cosas, sea recogida en la fórmula paramétrica que fija el precio del boleto".

"Esa adecuación de los puestos de trabajo a la nueva realidad de un sistema con tecnología instalada desde hace una década y cuyo potencial no ha sido explotado totalmente al momento", indicó la IMM.

Además, el comunicado agrega que "no existe planteamiento de despido alguno y la base del planteo de racionalización que venimos realizando es que no deba retirarse ningún trabajador en condiciones de mantenerse en actividad, ni en forma compulsiva, siendo los mecanismos propuestos la jubilación de quienes estén en edad de hacerlo y/o el incentivo para el retiro voluntario".

El comunicado llega horas después de la Asociación Sindical de Cooperativistas y Obreros del Transporte (ASCOT) realizaran un paro que implicó el corte del tránsito frente a la sede de la comuna.

Luego, la asamblea de ASCOT resolvió continuar con las movilizaciones y solicitar entrevistas con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, con el intendente, Daniel Martínez, y con el presidente, Tabaré Vázquez.

“Si no hay soluciones en 10 días, instalaremos una carpa en la puerta de la Intendencia”, anticipó a El País el dirigente de ASCOT, Miguel Marrero.

Los sindicalistas están dispuestos a que durante un período determinado no sean sustituidos los trabajadores que se retiran, por jubilarse o cambiar de empleo.

"Pero de ninguna manera se acepta que las empresas ofrezcan dinero para comprar las partes (de los ómnibus) o para despidos incentivados; eso nos parece una barbaridad", afirmó Marrero.

La IMM puso un tope al subsidio del boleto: el 4% del presupuesto, más de $ 700 millones. Pero Ascot sostiene que con los recortes de horas de trabajo de las empresas, la Intendencia ya descontó 2,5% del subsidio. Y por eso las empresas ya quieren pasar más líneas al sistema de micros, con conductor-cobrador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)