TRABAJAR EN LA PRIMERA LÍNEA

IMM sacará inspectores de las calles para evitar roces

Aplicarán multas con tablets o celulares sin detener a los conductores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según IMM, la tecnología permite que funcionarios se dediquen a otras tareas. Foto: Archivo

Desde que fueron instaladas las cámaras de fiscalización del tránsito ha disminuido notoriamente la presencia de inspectores en las calles de Montevideo, salvo en zonas que no han sido alcanzadas por la tecnología, como las áreas centrales en las que los funcionarios cumplen un rol activo en el contralor del estacionamiento tarifado. La presencia de los municipales en las calles se continuará reduciendo, al igual que el contacto con los conductores.

Según informó a la Junta Departamental la directora de Tránsito de la Intendencia, Mariela Baute, el cuerpo inspectivo ya no saldrá junto a los radares móviles ni detendrá vehículos en caso de exceso de velocidad. A su vez, los inspectores dejarán de utilizar la tradicional libreta de multas, que cambiarán por teléfonos o tablets. En ambos casos, las notificaciones se enviarán a los infractores utilizando las mismas vías que se emplean en los casos de multas aplicadas con radares fijos.

"Los radares móviles van a empezar a salir sin equipo de detención, lo que implica que el personal que antes estaba para detener al presunto infractor va a poder dedicarse a otras tareas, no solamente a parar a estos ciudadanos. Una vez que detectemos la contravención, se les va a dar el debido proceso, se los va a notificar, se les va a dar el tiempo que corresponde para los descargos, y después de todo eso se verá si se transforma en multa; dependerá de la validación correspondiente", explicó Baute.

"Apuntamos a la movilidad, a la fluidez del tránsito, a colaborar con la entrada y la salida a la ciudad, a cambiar el perfil del inspector de tránsito llevándolo más hacia la persuasión y no tanto al aspecto punitivo", destacó la directora de Tránsito de la Intendencia, quien se encuentra al frente de esa División desde el 20 de marzo pasado y es funcionaria municipal desde hace 35 años.

"Queremos dar todas las garantías a los vecinos y vecinas de Montevideo y a aquellos que vienen a nuestra ciudad por diferentes causas, y estar seguros de que somos justos. Lo que estamos haciendo, lo hacemos a conciencia. Estamos seguros de que todo puede ser mejorado, creemos que vamos por buen camino", sentenció.

Más cámaras y funciones.

En tanto, el director del Centro de Gestión de la Movilidad de la Intendencia (CGM), Boris Goloubintseff, anticipó que los nuevos equipos de fiscalización que se instalarán en otras zonas de la ciudad, como el Centro, abarcarán nuevas funciones, como el contralor del estacionamiento tarifado y la detección de vehículos particulares que invaden los carriles "Solo Bus".

"Concretamente, vamos a incorporar dos tipos de tecnología. Una, muy similar a la que ya tenemos para control de exceso de velocidad y no respeto de luz roja, pero en otras zonas de Montevideo, sobre todo en la zona Centro y Oeste del departamento. También vamos a incorporar tecnología para fiscalizar carriles preferenciales, prohibiciones de estacionar y circulación indebida", sostuvo el director del CGM.

Goloubintseff anticipó que se comenzará fiscalizando la prohibición de estacionar o detenerse y que se apunta a "tratar de liberar los carriles preferenciales mejorando la señalización, para lo cual hay un proyecto en la División Tránsito".

"A su vez, queremos fiscalizar su correcto uso para que el transporte colectivo pueda tener las vías de circulación lo más libres posible para poder desarrollar su trayecto a la mejor velocidad y mejorar la velocidad comercial promedio del transporte colectivo en Montevideo", sostuvo.

Nuevos carriles y obras.

Tomando en cuenta que hay muchos carriles preferenciales despintados o mal señalizados, las autoridades municipales anticiparon que se harán tareas de reacondicionamiento y otras intervenciones para mejorar la circulación en distintos barrios.

"Vamos a trabajar en 40 puntos de la ciudad, en los ocho municipios, con intervenciones puntuales como, por ejemplo, canalizaciones de tránsito, cierre de canteros, semaforizaciones, preferencias de paso; es decir, en todo lo que tiene que ver con señalización", indicó Baute. "Vamos a marcar los cambios de velocidad que hoy ya existen en la ciudad. Creemos que ya están señalizados, pero apostamos a hacerlo de otra manera, con carteles más visibles, para que la población sepa que están en un cambio de velocidad y que, por lo tanto, tienen que reducirla o pueden aumentarla de acuerdo a lo que se especifique", agregó.

Carteles de advertencia.

Con respecto a la señalización de los nuevos controladores fijos de velocidad, el edil nacionalista Javier Barrios Bove puntualizó que se deberían colocar carteles de advertencia, sobre todo para los turistas que llegan del exterior.

"Hay algunos puntos de Montevideo en los que aún hay carteles que dicen: Zona controlada por radar. Pero esas no son las zonas controladas por radar; las controladas por radar no lucen esa cartelería. Si bien se ha hecho mucha publicidad —creo que hoy muchos montevideanos lo saben—, Montevideo es una ciudad turística y el turista no tiene por qué conocer dónde están los equipos que realizan ese control. Por lo tanto, sería bueno advertirles de alguna forma con algún tipo de señalización", opinó el edil departamental.

Cuidacoches con foto y chalecos distintivos.

La directora de Tránsito de la Intendencia, Mariela Baute, explicó que se viene trabajando con los "cuidacoches" en dos planes piloto, uno en el Norte de Parque Batlle y otro en la Ciudad Vieja. El curso implica el manejo de buenas prácticas en el tránsito y relacionamiento ciudadano.

Como diera cuenta El País, en días pasados el intendente Daniel Martínez aprobó la creación de un grupo de trabajo "con el cometido de rever la normativa que rige para los cuidadores de vehículos".

"Apostamos a que en la página web de la Intendencia estén registrados todos los cuidacoches con su fotografía, para que el vecino pueda entrar y vea quién está autorizado en su cuadra. Estas personas van a estar identificadas con chalecos de color celeste, que a algunos ya les fueron entregados", indicó.

"Se hicieron —y se van a seguir haciendo— cursos para ellos. Asimismo, se les dio un carné de identificación. El Ministerio del Interior está colaborando también", agregó la jerarca.

Son 73 las academias de conducir en la ciudad.

Mariela Baute también mencionó que hay una nueva reglamentación a estudio sobre las academias de conducir, que hoy son 73 en Montevideo.

"En la administración anterior, la intendenta Ana Olivera había suspendido transitoriamente las habilitaciones de las academias. La formación de instructores actuales y de los próximos está previsto que se haga a través del Centro de Educación Vial, del Servicio de Contralor de Conductores y Seguridad Vial", explicó.

"Cada una de las academias va a tener una exigencia de un mínimo de aspirantes de 30 al año. Eso va a hacer que decanten solas, porque algunas ni siquiera llegan a esa cifra. Por lo tanto, ahí se va a dar la necesidad de aumentar la cantidad de academias que tenemos hoy en día para satisfacer la demanda que tenemos. En realidad, la División de Tránsito no tiene hecho el estudio de demanda", agregó la directora municipal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)