POLÉMICA EN SALONES Y CHACRAS

IMM quiere regular la vida nocturna

Salones de fiestas de Montevideo rechazan límites horarios a cumpleaños y casamientos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunos patovicas con antecedentes penales brindan seguridad dentro de los boliche. Foto: S. Orellano

Varios propietarios de chacras y salones de fiesta de la capital se mostraron contrarios al proyecto que será presentado el lunes por la Intendencia de Montevideo en la Junta Departamental.

En él se establece que el horario de finalización de los eventos —como casamientos y cumpleaños de 15— no podrán extenderse más allá de las 4:00 en 2017, y de las 3:00 de la madrugada en 2018, según informó el semanario Búsqueda.

Quienes están en el rubro consideran que se verán perjudicados debido a que la reglamentación regirá únicamente para los locales de Montevideo y no así para los ubicados en Canelones y San José, donde se emplazan varios de los salones y chacras para fiestas.

"No creo que sea una reglamentación pareja en lo que respecta a la parte comercial. A nosotros nos desfavorece muchísimo", dijo a El País uno de los propietarios de un salón de eventos de Carrasco.

"El 90% de las fiestas duran ocho horas; para terminar a las 3 de la madrugada van a tener que empezar a las 7 de la tarde. De esa forma, al no tener opción de empezar más tarde, se reduciría la oferta de horarios en los salones de Montevideo y el cliente elegirá otro local fuera de la capital que no tenga esa restricción y en donde pueda decidir cuándo empezar y terminar la fiesta", explicó.

Para más de un empresario, con esa medida, los viernes disminuirá considerablemente la demanda de fiestas y casamientos. "Los días de semana la gente sale de trabajar entre las 6 y las 7 de la tarde, y entre la peluquería, el maquillaje y la vestimenta habrá muchos que no van a poder llegar en hora al casamiento, por lo que los novios no van a querer hacer el evento el viernes o empezar más tarde y gastar un dineral para hacer una fiesta de 5 horas", aseguró el dueño de una chacra en la zona oeste de la capital.

Según explicó, de aprobarse el proyecto, todo el mercado de las fiestas de 15 y casamientos se va a ver perjudicado.

"El cliente va a tener menos horas de fiesta, van a contratar a menos mozos, al cocinero y al fotógrafo se le va a pagar menos, y lo mismo en el caso del DJ que gana por cantidad de horas trabajadas", sostuvo.

"Lo que están haciendo con esto es que la gente haga cada vez menos fiestas en Montevideo", sostuvo el empresario.

Propuesta contraria.

Por su parte, los que propusieron a la IMM ser incluidos en la regulación de restricción horaria fueron los empresarios integrantes de la Cámara de Empresas de Servicio para Eventos, Fiestas y Afines (Cesefa), de la que forman parte cinco salones, seis chacras y diez empresas de catering.

Entre los motivos que plantearon a la comuna se cuenta que el hecho de que la fiesta termine entre las 3 y las 4 de la mañana permitiría limpiar el salón antes y poder realizar luego un desayuno empresarial u otro evento de mañana. Los opositores, en cambio, sostienen que eso se solucionaría contratando a una cuadrilla más grande de limpiadores.

"Otra de las razones que dan los empresarios es que los casamientos y fiestas de 15 suelen comenzar más temprano —entre las 20 y las 22 horas— y no como las discotecas que empiezan a la 1 de la madrugada, por lo que a las 4 de la mañana son escasas personas las que quedan en el salón y se mantiene todo un evento armado para unos pocos. Por eso es que, al terminar antes, les generaría otro espacio de trabajo", explicó a El País Christian Di Candia, prosecretario de la Intendencia de Montevideo.

Discotecas duplicarán capacidad.

El lunes, la IMM les presentará a boliches, locales bailables, Cambadu y a la Junta Departamental el proyecto al que se llegó después de más de un año de trabajo. Según el prosecretario de la IMM, Christian Di Candia, la normativa incluye modificaciones en la capacidad de los locales y en los horarios.

En el caso de las discotecas, la capacidad se duplicará y podrá haber cuatro personas por metro cuadrado, y no dos como pasa hasta el momento, "siempre y cuando tengan las puertas de salidas del tamaño correspondiente por si llega a ocurrir una emergencia y es necesario evacuar el lugar", explicó Di Candia.

En cuanto a los horarios, el decreto establece que las discotecas deberán cerrar este año a las 5:00, y a las 4:00 en 2018, y los pubs con música superior a los 60 decibeles a las 3:00 este año, y a las 2:00 el año que viene. La norma da media hora de tolerancia, pero luego de ese tiempo habrá sanciones: 20 unidades reajustables. La multa aumentará a 10 UR por cada hora de exceso de lo permitido. Si se reincide, el local será clausurado 7 días, la tercera vez, por 10 días y la cuarta por 180 días. Luego, el cierre será definitivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)