"GUERRA DE CALLES" EN CIUDAD VIEJA

IMM propone que la calle Buenos Aires sea peatonal

Se comprometen a disminuir la cantidad de ómnibus en Ciudad Vieja.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vecinos de Ciduad Vieja junto al alcalde del Municipio B, Carlos Varela. Foto: M. Bonjour

La Intendencia de Montevideo anunció a vecinos de Ciudad Vieja el miércoles de noche que pretende "peatonalizar" la calle Buenos Aires a mediano plazo para tratar de ponerle fin a la crisis de movilidad que enfrenta el barrio más antiguo de la capital.

Un conflicto entre dos calles paralelas —Buenos Aires y Reconquista— se inició en septiembre del año pasado, cuando la comuna capitalina comenzó obras de ensanchamiento de veredas y pavimentación en Buenos Aires. En ese momento, les prometieron a los vecinos que las obras iban a durar cuatro meses. El miércoles anunciaron a vecinos y comerciantes que demorarán 60 días más, lo que significa varios meses más del tiempo originalmente previsto.

Las obras modificaron la movilidad de Ciudad Vieja y afectaron a los vecinos. Los ómnibus que circulaban por Buenos Aires pasaron a transitar por Reconquista y algunos residentes de esta calle empezaron a realizar denuncias por ruidos molestos; otros mostraban rajaduras en sus edificios por el temblor de los ómnibus, mientras varios comerciantes de Buenos Aires sufrieron una disminución de sus ventas por no tener las paradas cerca. El miércoles, anunciaron que en dos meses los ómnibus retornarán a circular por Buenos Aires.

Hubo más anuncios de la Intendencia en la reunión del miércoles. Luego de completadas las obras, la administración de Daniel Martínez se propone disminuir el número de ómnibus que ingresan en este barrio. "Es una locura. Tenemos que tratar de racionalizar el sistema. No tiene sentido. Eso ha generado problemas", indicó el secretario general de la Intendencia, Fernando Nopitsch.

Muchos ómnibus ahora viajan casi sin pasajeros. Por este motivo, la intendencia detecta un defecto en esta zona y debe tomar "alguna acción de manera inevitable", indicó Carlos Varela, alcalde del Municipio B.

Esta "racionalización del sistema", como la llamaron los jerarcas, demandará de 90 a 100 días más.

A mediano plazo, la IMM pretende que Buenos Aires se transforme en calle peatonal, aunque no hay fecha prevista para implementar este plan.

Nopitsch, ante la discrepancia de algún vecino sobre esta propuesta, explicó que es un camino similar al que han elegido gobiernos de otras ciudades del mundo como México y Madrid. "En algunos casos llegan a tener entre 40 a 50 manzanas peatonalizadas", aseguró. En Ciudad Vieja las calles peatonales son Sarandí, Yacaré, un tramo de Pérez Castellano y Bacacay (que es semipeatonal).

El jerarca de la comuna aclaró que los "planes no son dogmas". Por lo tanto, "puede haber cambios ahora o después. La ciudad es viva, tiene vida propia", indicó Nopitsch, quien recalcó el esquema de prioridad que manejan para tomar decisiones: primero el peatón; segundo, el ciclista; tercero, transporte público; y cuarto, el auto particular.

Cierres.

Una docena de comercios de la calle Buenos Aires sufrió un descenso de 50% en las ventas desde que la IMM empezó las obras.

Eduardo Ferreira, dueño de una carnicería en Buenos Aires e Ituzaingó, se mostró contento por la decisión de que los ómnibus retornen a esta calle. Según explicó, las paradas de ómnibus son afluente de público importante para los comercios, ya que muchos aprovechan a ingresar a los locales antes de regresar a sus casas.

De todas formas, cuestionó la cantidad de meses que terminarán insumiendo las obras. "Se van a cumplir 10 y hay algún comerciante que está viendo si puede seguir trabajando", indicó. Desde que comenzaron las obras a fines de septiembre del año pasado, cerraron dos kioscos y una tienda de ropa.

También dijo que la intendencia organizó en abril una reunión para oir las opiniones de los vecinos, pero la idea de transformar en peatonal Buenos Aires no surgió "de ninguna de las dos partes".

Marcelo Armas, un vecino que juntó firmas para reclamar que los ómnibus dejen de circular por Reconquista, calificó como "muy light" la medida tomada por la comuna. "No hay una decisión fuerte sobre qué hacer con el sistema de transporte que ingresa en Ciudad Vieja", comentó. Armas reclamó vehículos que sean amigables con el medio ambiente y no deterioren las calles.

Fotos: Fernando Ponzetto
Fotos: Fernando Ponzetto

"GUERRA DE CALLES"

"Debe conservar su naturaleza" - Vecinos de Reconquista.

"Reconquista es una de las calles residenciales más importantes, la más poblada del barrio y debe conservar su naturaleza, así como Buenos Aires debe conservar la suya como arteria del sector comercial y de servicios", señalaba la carta firmada por 244 vecinos de la calle Reconquista en la plataforma Change.org. Los vecinos que firmaban la petición no querían que los ómnibus circulen en esta arteria. "Respetamos el Plan de Revitalización de Ciudad Vieja y consideramos que el Municipio no ha cumplido con lo que se comprometió en él", señalaban.

"Los edificios son más antiguos" - Vecinos de Buenos Aires.

"Los edificios de la calle Buenos Aires son más antiguos en su mayoría que los de Reconquista y al ser la calzada más angosta resultan más vulnerables frente a los movimientos ocasionados por los ómnibus", señala otra carta publicada en Change.org por los vecinos de Buenos Aires. Fue firmada por 457 personas. "Quienes somos usuarios del transporte público y habitantes de la Ciudad Vieja hemos visto las ventajas notorias en estos meses en que han circulado los ómnibus por Reconquista y parece de sentido común continuar así", indicaba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)