VECINOS VERSUS LA INTENDENCIA

IMM prevé multas de $ 45.000 y clausuras a boliches infractores

Envió a la Junta proyecto de decreto sobre horarios de ingreso, restricciones para el uso de decks y ruidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A la tercera multa se clausurará de forma definitiva el boliche infractor. Foto: archivo El País

La Intendencia de Montevideo remitió a consideración de la Junta Departamental el proyecto de decreto para regular el funcionamiento de los boliches nocturnos. El texto establece multas de 50 UR ($ 45.350) a los empresarios que incumplan las nuevas disposiciones, con un aumento progresivo de las sanciones en caso de reincidencia.

Con la primera reiteración, además de la multa, la IMM clausurará el local durante siete días. La segunda reiteración derivará en una clausura por 30 días, y la tercera en el cierre definitivo del establecimiento.

A su vez, la Intendencia aclara en el proyecto que en caso de tratarse de un "evento, actividad o espectáculo que se realiza en fecha única", el mismo será clausurado "de forma inmediata" por los inspectores municipales.

El documento establece que de domingos a jueves, el ingreso de público a los establecimientos deberá comprenderse dentro de las 18:00 horas y la 1:00 de la madrugada. En tanto, los viernes, sábados y vísperas de feriados no laborables, el horario se extenderá hasta las 3:00 de la madrugada.

Con respecto a las mesas, sillas y entarimados colocados en aceras o calzadas, de domingos a jueves deberán cerrar obligatoriamente a las 00:00 horas. Para los viernes, sábados y vísperas de feriados no laborables habrá tolerancia hasta las 2:00 de la mañana. Estas restricciones podrán modificarse por excepción y a pedido de los interesados en los meses de noviembre a marzo.

Música.

El proyecto de decreto señala que los locales que abran sus puertas antes de las 18:00 horas no podrán emitir música, aunque esta se permitirá "de fondo", por debajo de los 40 decibeles.

A su vez, los boliches habilitados para "baile, esparcimiento nocturno y gastronómico" con bandas en vivo, o que emitan música por encima de los 60 decibeles, deberán contar con accesos y egresos con cámaras de videovigilancia.

Los locales tendrán un plazo de 120 días, que comenzará a correr una vez que quede efectiva la reglamentación, para hacer cumplir este requisito.

Vecinos.

En las últimas dos semanas, algunos boliches ubicados en los barrios considerados "saturados", como Cordón y Parque Rodó, han comenzado a implementar voluntariamente las medidas propuestas por la Intendencia de Montevideo, aunque aún no se haya aprobado el decreto. Entre otras cosas, ya no permiten el ingreso los fines de semana después de las 3:00 de la mañana y a la 1:00 el resto de los días.

Pero de acuerdo a los vecinos que viven en esas zonas, las propuestas de la IMM han sido "contraproducentes", ya que las personas que no pueden entrar a los locales "se quedan en las calles haciendo ruido".

"Estos dos últimos fines de semana, los ruidos han sido iguales o incluso peores. Como no pueden entrar, terminan haciendo la fiesta en la calle", dijo uno de los vecinos.

Esas situaciones fueron registradas por particulares a través de filmaciones, que le acercaron al prosecretario de la Intendencia, Christian Di Candia. Ante esas pruebas, según cuentan los vecinos, Di Candia decidió hablar con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para buscar una solución a los problemas (ver nota aparte).

"En esos casos, los boliches ya no tienen la culpa, ellos están asumiendo las normas que planteó la IMM. Tampoco es responsabilidad del órgano municipal. Tiene que actuar la Policía y hacer algo con las personas que están generando disturbios en la vía pública", señalaron los vecinos.

"Con la sola presencia de un policía esas situaciones ya no se generan", opinaron. Pero según relatan, los efectivos no acuden a los llamados porque consideran que si no hay peleas o incidentes de relevancia, ellos no pueden hacer nada. "Las personas permanecen en las calles hasta más de las 5:00 de la mañana, por lo que es imposible dormir", indicaron.

Propuestas.

Por otra parte, más allá de las medidas de la Intendencia, los vecinos plantearon ante la Junta Departamental otras propuestas.

A diferencia de las medidas enviadas por la IMM a la Junta, consideran que "toda actividad de locales bailables, esparcimiento nocturno, locales gastronómicos con música en vivo, debe cesar los domingos a la hora 4:00; así como de lunes a viernes a las 24:00 y los sábados a las 2:00 de la madrugada".

A su vez, los vecinos propusieron que "la emisión de la música no pueda superar los 39 decibeles, medida en su lugar de origen", e incluir en las áreas delimitadas por el decreto municipal a la calle Constituyente en toda su extensión y en ambas aceras.

Entre los dueños de los boliches surgió el rumor de que a consecuencia de las medidas restrictivas de la IMM, un empresario de la noche propuso a algunos de ellos formar un "complejo de boliches" en Canelones, donde no habría problemas con horarios. Esta versión fue desmentida ayer a El País por el empresario aludido.

Detectores de sonido en cámaras de la Policía.

El prosecretario de la Intendencia de Montevideo, Christian Di Candia, se reunió ayer con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para coordinar acciones en el marco de los controles a los boliches y la nocturnidad.

Di Candia dijo a El País que hubo acuerdo con el ministro esencialmente en tres temas: en colocar sonómetros en las cámaras que tiene el Ministerio para avanzar en un "mapa sonoro" de la ciudad; en que los policías "eventuales" que trabajan para la IMM participen en la disuasión de concentraciones en los boliches, y en el cruce de información entre la comuna y la Policía para detectar locales que no cumplen con la prohibición de venta de alcohol después de las 00:00 horas.

De todos modos, aclaró que la posibilidad de instalar medidores de sonido en las cámaras del Ministerio debe ser estudiada jurídicamente.

El prosecretario de la IMM indicó que este fin de semana saldrá en la madrugada con los alcaldes Andrés Abt (Municipio CH) y Carlos Varela (Municipio B), "a conversar con la gente y repartir folletería sobre normas de convivencia".

TODAS LAS PARTES INVOLUCRADAS.

1 - El decreto de la comuna.

El proyecto de decreto establece que de domingos a jueves, el ingreso de público a los establecimientos deberá comprenderse dentro de las 18:00 horas y la 1:00 de la madrugada. En tanto, los viernes, sábados y vísperas de feriados no laborables, el horario será hasta las 3:00 am. Los decks deberán cerrar a las 00:00 entre semana.

2 - Lo que dicen los boliches.

Aunque muchos han manifestado desacuerdo con las restricciones de la Intendencia, otros las han comenzado a aplicar de forma voluntaria, antes de que sea aprobado el decreto. La IMM le entregará un sticker, como forma de distinción, a aquellos boliches que estén implementando las medidas de forma voluntaria.

3 - Lo que dicen los vecinos.

Algunos vecinos que viven en las zonas "saturadas" sostienen que las propuestas de la IMM han sido "contraproducentes", ya que las personas que no pueden entrar a los locales "se quedan en las calles haciendo ruido".

"Estos dos últimos fines de semana, los ruidos han sido iguales o incluso peores", dijo uno de ellos.

4 - Las sanciones previstas.

El texto establece multas de 50 UR ($ 45.350) a quienes incumplan las nuevas disposiciones, con un aumento de las sanciones en caso de reincidencia. Con la primera reiteración, además de la multa, se clausurará el local durante siete días.

La segunda reiteración derivará en una clausura por 30 días, y la tercera en el cierre definitivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)