PRESENTARON EL "PLAN PUNTIGLIANO"

IMM plantea diez medidas para mejorar la limpieza de la capital

Incluyen 2.000 contenedores nuevos y “reconversión” de clasificadores.

El problema de la gestión de residuos golpea a la IMM. Foto: F. Flores
Foto: Archivo El País

Erradicar los basurales endémicos, colocar contenedores extras para las fiestas, rotar los lugares de los depósitos de residuos cada tres años y poner en marcha el cambio de carritos a motocarros para los clasificadores, son algunas de las 10 medidas que planteó la Intendencia de Montevideo con el objetivo de mejorar la limpieza en la capital.

Las propuestas fueron presentadas ayer por el director de Desarrollo Ambiental de la IMM, Fernando Puntigliano, quien aclaró que esas nuevas iniciativas no van a significar la contratación de más personal ni un gasto grande para la comuna, ya que se realizarán "con fondos propios". La mayor inversión, por el momento, serán los 2.000 contenedores nuevos que se colocarán en distintos barrios de la capital que implicará un gasto de US$ 2.600.000.

De acuerdo al cronograma de la comuna, las primeras medidas que ya comenzaron a funcionar este mes son "el control ambiental social", que consiste en que los vecinos puedan denunciar cuando advierten un mal manejo de los residuos, rellenando un formulario que está en la web de la intendencia en la que también se pueden agregar imágenes; y las estadísticas diarias de los vaciados de contenedores en todos los municipios "para que los vecinos puedan llevar un control permanente del servicio de recolección", explicó el director de Desarrollo Ambiental. Esas cifras también están disponibles en la web de la IMM.

En noviembre, la comuna tiene pensado poner en marcha el plan piloto para la reconversión de los vehículos de los clasificadores que pasarán de tener carritos tirados por caballos a tener motocarros.

La propuesta ya había sido presentada en el año 2006 pero nunca se llevó a cabo. Ayer, de acuerdo a la comuna, comenzó la capacitación —que durará tres semanas— de las 10 primeras personas que estarán formando parte de la iniciativa. Una vez que culmine la capacitación ayudarán a la IMM en la recolección de residuos de gran tamaño en principio en los municipios CH, E y F. De acuerdo a la comuna, los clasificadores no podrán quedarse con los objetos que recojan.

Para el último mes del año, en tanto, la comuna tiene previsto implementar un operativo especial para el 25 y el 31 de diciembre, fechas en las que se genera un 30% más de residuos que lo habitual.

"Se colocarán baterías de contenedores extras en sitios estratégicos de la ciudad y reforzaremos los turnos de recolección para que el aumento en la cantidad de desechos no impacte en la vida de los vecinos", explicó Puntigliano. En referencia a esa medida, dijo que el sindicato Adeom "entiende y ha sido muy cooperativo en los diálogos con nosotros". Agregó que "ellos mismos plantearon la creación de una comisión de limpieza para hablar sobre estos temas".

En 2018.

En enero del próximo año, la IMM colocará 2.000 contenedores nuevos que tienen un 33% más de capacidad que los anteriores en los barrios Cerro, La Teja, La Unión, Buceo y Malvín y Malvín Norte. "Con ello, sumado a los otros 4.000 que ya se instalaron, va a quedar el 50% de la flota de contenedores renovada y con más espacio para arrojar residuos", explicó Puntigliano.

En febrero se comenzará con el plan de rotar la ubicación de los contenedores, una iniciativa que fue propuesta a la IMM por el edil nacionalista Diego Rodríguez. Serán cambiados cada tres años —a pesar de que el edil planteó que fuera cada un año— "para que ningún vecino deba tenerlos de manera permanente en la puerta de su casa", explicó la comuna. En 2018 se rotarán los contenedores de los municipios A, G, D y E, y en 2019 los ubicados en los municipios B, C, CH y F.

En marzo se pondrán en marcha las medidas para erradicar de forma masiva los basurales endémicos, con más fiscalización y cámaras de vigilancia, pero también trabajando con los vecinos de la zona para monitorear mejor esos lugares.

Semáforos y más señalización para reducir los accidentes.

La Intendencia de Montevideo presentó asimismo "40 intervenciones" que realizará en distintos puntos de la ciudad con el objetivo de "mejorar la fluidez y la seguridad en el tránsito".

Esos proyectos consisten principalmente en la colocación de semáforos, canalizaciones y aperturas de canteros e islas de cruce peatonal. Las obras tendrán un costo de $ 87.438.000. La comuna pretende comenzar las primeras intervenciones en lo que resta de este año y culminar las 40 intervenciones en el primer trimestre del 2019. También, se colocarán, teniendo en cuenta los niveles de accidentes y de jerarquía de las calles, cerca de 480 señalizaciones nuevas entre las que habrá carteles de velocidad, así como de "Pare" y "Ceda el paso".

Ello requerirá una inversión de $ 4.650.000. Comenzarán a trabajar en noviembre de este año y tienen previsto culminar en julio de 2018. Muchas de las iniciativas propuestas por la intendencia buscan dar solución a problemas detectados por los vecinos. Todas las obras, de acuerdo a la comuna, serán realizadas con fondos propios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)