NUEVO CONVENIO SALARIAL EN LA INTENDENCIA

IMM logró paz sindical en acuerdo con Adeom

En el sindicato pesó más que Martínez presupuestara a 1.000 municipales que la suba salarial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La implementación de medidas de lucha dividió a la mayoría. Foto: F. Ponzetto

La presupuestación de 1.000 funcionarios y no los aumentos salariales llevaron a Adeom a firmar un convenio con la Intendencia de Montevideo, que le asegurará paz sindical al intendente Daniel Martínez por cinco años. Además atará, por primera vez, la entrega de partidas salariales a cambio de compromisos de gestión. Ello generará un gasto anual a la Intendencia de $ 35 millones. El acuerdo también incluirá cláusulas de capacitación y un proceso de promociones para los funcionarios de los escalafones más bajos y una cláusula de salvaguarda —a diferencia del acuerdo firmado por la IMM antes de la crisis de 2002— de suspender transitoriamente los beneficios a los municipales en caso de que mermen los ingresos de la comuna capitalina.

Hace 45 días, una asamblea de Adeom analizó la propuesta de la Intendencia de Montevideo. Por diferencia de 80 votos, la oferta fue calificada como insuficiente porque se consideró que "no tiene un peso extra y mantiene la congelación del salario de los municipales".

El jueves 16 se realizó una segunda asamblea para analizar el tema. La mayoría de la directiva de Adeom llevó la moción de calificarla como insuficiente. Una minoría propuso que se debía aceptar la propuesta. Una lista de Adeom planteó el rechazo total de la oferta de la administración.

Según participantes de la asamblea, la implementación de medidas de lucha dividió a la mayoría y ello permitió que la posición a favor del convenio resultara ganadora.

"Pesó más la presupuestación de 1.000 compañeros que las mejores salariales. Muchos asambleístas son jóvenes, viven con sus padres y les importa más asegurarse el empleo que mejorar su sueldo. Una posición distinta la tienen funcionarios con más edad y familia", dijo un gremialista a El País.

Dentro del gremio hay malestar por el resultado de esa asamblea que definió la firma de un convenio a cinco años que "condiciona" el salario, las promociones y las presupuestaciones de municipales. En la Lista 1980 —integra la mayoría de Adeom— se discute la posibilidad de reconsiderar esta resolución. "No hubo una mayoría tácita y determinante sobre el convenio", dijo un dirigente a El País.

Cambio.

La postura de Adeom fue diferente en las etapas de negociación del acuerdo. En otras negociaciones de convenios salariales, el sindicato paralizaba toda la Intendencia y la basura se amontonaba en torno a los contenedores. Sin embargo, en los ocho meses previos a este acuerdo casi no hubo movilizaciones radicales por parte del sindicato. La única excepción fue una ocupación al segundo piso del Palacio Municipal donde están las oficinas del intendente.

Inclusive, el propio gremio se sumó a las políticas implementadas por el intendente Martínez de mejorar el levante de residuos domiciliarios.

Desde la oposición se señala que el convenio determinará una fuerte erogación de recursos a una Intendencia que debió apostar a un fideicomiso para poder hacer obras (ver nota aparte).

El acuerdo también establece ajustes semestrales por IPC con un componente de adelanto de la inflación futura. En otros sectores del Estado, los ajustes son anuales y no existe ese porcentaje de adelanto.

"El convenio es extremadamente austero. Si bien recoge aumentos semestrales y no anuales, varios tributos de la Intendencia son cada seis meses y sostienen esta fórmula que ya es histórica en el relacionamiento entre la administración y los trabajadores", explicó a El País el director de Gestión Humana de la IMM, Eduardo Brenta.

Hoy cerca de 4.000 de los 8.000 funcionarios de la Intendencia de Montevideo reciben partidas cuatrimestrales correspondientes a los compromisos de gestión que se discuten en cada área en función de metas y objetivos. Esas metas y objetivos de cada sección están atados a políticas definidas por la administración. Si un funcionario de una sección no trabaja lo suficiente, todo el equipo no cobra dichos beneficios.

El acuerdo establece, además, que las partidas a cambio de compromisos de gestión se extenderán en forma progresiva a todos los funcionarios municipales.

Un punto clave para Adeom es la presupuestación de los 1.000 funcionarios. El convenio establece que esto se harán en forma progresiva: un porcentaje en 2016, otro en 2017 y el resto en 2018.

Brenta sostuvo que la IMM mantuvo una política restrictiva en materia de ingresos de funcionarios. "En el último año egresaron 200 funcionarios con sueldos elevados e ingresaron unas decenas de empleados altamente calificados para el Centro de Movilidad y para el seguimiento de proyectos del Fondo Capital. El ahorro generado nos permitirá financiar esas promociones", dijo.

El secretario general de Adeom, Facundo Cladera, señaló que, en este acuerdo, la IMM innovó con la inclusión de la presupuestación de los funcionarios que ingresaron en los últimos tres años y en las promociones. "Este no es un excelente convenio. Los funcionarios pretendíamos que se modificaran las pautas y que existiera un crecimiento salarial. Tenemos el mismo poder adquisitivo salarial desde 2001", dijo el gremialista en alusión a que el acuerdo no incluye un porcentaje de recuperación por encima del IPC.

Cladera sostuvo que el gremio rechaza que la IMM otorgue a los funcionarios partidas a cambio de compromisos de gestión.

"Ese dinero tiene que ser incluido en el salario", dijo Cladera y agregó que los municipales no se oponen a que mandos medios evalúen o midan su productividad.

"Este convenio lo pagará Juan Pueblo".

El senador nacionalista Javier García cuestionó el acuerdo entre la administración del frenteamplista Daniel Martínez y Adeom. "En medio de un ajuste fiscal, ese convenio lo pagará Juan Pueblo con más impuestos y menos obras", dijo el parlamentario a El País.

Señaló que Martínez "compra paz sindical. Eso lo vimos con (el exintendente, Mariano) Arana y le costó a los montevideanos muchos millones de dólares".

Según García, la IMM otorga beneficios a Adeom cuando creó un fideicomiso para obras porque carecía de dinero. Ese fideicomiso generará más deudas. Nos va a salir carísimo el convenio con Adeom".

El director de Gestión Humana de la IMM, Eduardo Brenta, dijo que "es claro que García conoce poco de convenios con trabajadores porque no hubo Consejos de Salarios en el gobierno de Luis Alberto Lacalle". Agregó que fue decisión del FA y no de Arana no colocar una cláusula de salvaguarda en 2002. "Este acuerdo sí tiene esa cláusula", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)