SINDICATO PODRÍA TOMAR MEDIDAS

IMM impide con policías ingreso de hurgadores a Felipe Cardoso

La Ucrus dice que son 230 personas y la Intendencia sostiene que son 70.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ayer en la IMM: fueron con sus carros porque a muchos les quitaron boletos gratis. Foto: archivo El País

La Intendencia de Montevideo reforzó la guardia policial en el vertedero de basura de Felipe Cardoso para evitar el ingreso de los clasificadores, que desde hace años realizan su tarea en ese sitio.

El director de Limpieza de la IMM, Óscar Caputi, confirmó a El País que "ya no podrán ingresar más" y que se llegó a este punto luego de "no alcanzar un acuerdo" con la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos (Ucrus).

"Ellos no pueden trabajar ahí", destacó, argumentando, entre otras cosas, motivos de seguridad. "Es peligroso para ellos y para los funcionarios, para la operativa. Si llegamos a lastimar o a matar a uno, tenemos un problema", sostuvo Caputi. Y agregó: "Estamos charlando con ellos desde noviembre y no hemos logrado llegar a nada. Ya está, ya no da para seguir conversando".

El presidente de la Ucrus, Juan Carlos Silva, dijo El País que 230 clasificadores trabajaban en la cantera, aunque Caputi sostiene que se trata de 70.

Anteriormente existió una cooperativa en el vertedero municipal (Cofeca), cuyos integrantes trabajaban sobre la basura preclasificada que arrojaban camiones en un área específica. En los últimos tiempos, los clasificadores venían haciendo la tarea "de gato" (hurgando) directamente en la cantera y entre los camiones.

Según indicó el presidente de Ucrus, en las cuatro plantas que existen en Montevideo trabajan 128 personas (algunas de ellas eran de Cofeca), cuando "hay 9.000 clasificadores censados con chapa y carnet y se sabe que de la actividad participan unas 25.000 personas".

Silva no descartó que los trabajadores adopten alguna medida de fuerza contra la prohibición de ingresar a Felipe Cardoso, como por ejemplo bloquear el ingreso de los camiones que llegan cargados a hacer la disposición final.

Un grupo de clasificadores fue ayer a la Intendencia porque a estas 128 personas se les entregaban 50 boletos por mes, los cuales les fueron retirados a 78 de ellas "porque viven a menos de 10 cuadras de distancia".

Este beneficio surge a partir de la Ley de Envases, que dio lugar a la formación de un fideicomiso con el que se pagan los salarios y se mantienen las plantas, integrado por la Cámara de Industrias, el Ministerio de Trabajo, la Dirección Nacional de Medio Ambiente y la Intendencia.

Pese a tratarse de una ley nacional, en las plantas de Montevideo los trabajadores ganan $ 17.000 al mes, aunque en el interior perciben un salario mínimo ($ 12.265), sostuvo Silva.

"En la Dirección Nacional de Trabajo nos dijeron la semana pasada que era un derecho adquirido, una compensación del salario; que no se puede sacar así. No solo hemos venido a la Intendencia, también fuimos al Mides y a la Cámara de Industrias. Es muy poquito dinero, aproximadamente $ 1.500, que para las personas es una ayuda muy buena. Algunos ya están hablando de abandonar el trabajo en las plantas", agregó.

En total, son cuatro las plantas de clasificación habilitadas por la IMM. Una está ubicada en Burgues y Aparicio Saravia; otra en Camino Durán, en la zona de Peñarol. Las dos restantes se encuentran en La Paloma (Cerro) y en Camino Géminis, cerca de camino Maldonado, a la altura del kilómetro 12.

El presidente de la Ucrus dijo que luego que la IMM prohibió la circulación de carritos en la Ciudad Vieja la cantidad de personas que trabajaban "de gato" en la cantera trepó de unas 50 a 230.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)