A pasos del Estadio Centenario

IMM amplía cesiones a clubes en el Parque Batlle

Tabaré y Central Español podrán explotar por 10 años los predios municipales.

Un gimnasio, la sede renovada y un centro comercial integran el proyecto de Central Español.

  •  
CARLOS CIPRIANI LÓPEZ10 dic 2015

la Intendencia de Montevideo está a punto de aprobar dos proyectos de obras en el Parque Batlle presentados por el club de básquetbol Tabaré y el de fútbol Central Español. El secretario de Deportes de la Intendencia, Pablo Sanmartino, dijo a El País que el proyecto de Central "consiste en modernizar la sede y hacer un gimnasio, con un centro comercial y de servicios; son obras acordes al parque y a las necesidades deportivas que tiene el barrio".

El expediente de Central Español ingresó la semana pasada a la última instancia administrativa: una comisión mixta que preside el prosecretario general de la comuna Christian Di Candia y componen tres legisladores de la Junta Departamental, jerarcas de acondicionamiento urbano, patrimonio y deportes, entre más.

Las cesiones que piensa dar la Intendencia tendrán un plazo de diez años.

"Central Español y Tabaré ya tienen inversores, pero nadie va a invertir si no se les da una seguridad de continuidad. Se necesita unos cuantos años para desquitar la inversión y potenciar a los clubes. Más adelante tendrán que hacer un aporte al fideicomiso para el deporte y la cultura que se va a crear. Hacia ese fondo las instituciones deberán volcar un porcentaje de las recaudaciones, lo cual servirá para acercar el deporte a otros lugares de todo Montevideo. Antes se pagaba con becas, por ejemplo. Ahora la idea es extender a estos clubes lo que hace Biguá en Villa Biarritz. Con lo que ha venido otorgando se compraron casi todos los juegos saludables de la ciudad. Ésa es la estrategia. Cuando la comisión mixta avale esos proyectos de Central y Tabaré se pedirá la confirmación de los avales de la inversión. Después que hagan las obras habrá que esperar a que se afiancen, que empiecen a funcionar con nuevos socios. No se les va pedir un aporte de las entradas a los partidos, que son pocas. Le estamos poniendo mucha cabeza a esto porque entendemos que hay que seguir mejorando la infraestructura deportiva", contó Pablo Sanmartino.

La puja.

El club Tabaré de la calle Brito del Pino ya tiene en custodia un predio lindero de la Intendencia situado en la Avenida Ricaldoni, frente al estadio de Central. Allí hay una piscina chica, dos canchas de tenis, una cancha de Fútbol 5 y un pequeño gimnasio. Hasta hace un tiempo todo eso era usufructuado por la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios, con la cual Tabaré realizó un acuerdo, absorbiendo los salarios del personal del complejo deportivo. Este hecho y la permanencia en la zona durante 84 años le dio la prioridad, cuando había otros clubes interesados, como Bohemios y Hebraica Macabi.

Alejandro Hernández, vicepresidente de Tabaré, dijo a El País que el club espera la resolución de la Intendencia para encarar una primera etapa de reacondicionamiento de las instalaciones y después otra de construcción, para captar socios, dando mejores servicios.

"Tenemos la potestad de disponer de nuestro predio, que tiene dos mil doscientos metros de superficie y está avaluado en dos millones de dólares. Será la garantía para obtener los créditos y desarrollar la inversión en el espacio vecino que tiene unos cinco mil metros cuadrados, aunque hay una parte ocupada por el Municipio CH ".

La Intendencia construirá además una pista de patín y otra de skate entre la cancha de Miramar Misiones y el polígono del Club Uruguayo de Tiro, que en mayo cumplirá 80 años. Está previsto continuar la ciclovía y se comenzó a trazar sendas para caminatas aeróbicas y trotes en las veredas de Ricaldoni.

RECREACIÓN.

Cerrarán el paso a los autos en los parques.

En los parques Rodó, Prado y Rivera, la Intendencia de Montevideo busca generar espacios cerrados al tránsito de vehículos durante los fines de semana, para que sea posible desarrollar actividades deportivas y recreativas.

El secretario de Deportes de la Intendencia, Pablo Sanmartino, dijo a El País que la idea es darle a la gente la posibilidad de "circular libremente pero no en automóviles".

En el Prado, la zona a delimitar está ubicada frente al hotel, en torno al lago y los juegos.

"Ya hicimos una experiencia hace un par de semanas y se terminaron reuniendo unas dos mil personas en una expo deportiva. Como hay guardaparques, alcanza con que ellos pongan una barrera los sábados de mañana y la retiren al caer la tarde de los domingos", afirmó Sanmartino.

A partir del 10 de enero próximo se va a delimitar otra zona, entre el Teatro de Verano "Ramón Collazo" y el Club de Golf, contra Bulevar Artigas.

"Quedará libre un kilómetro y medio desde las 17:00 hasta las 21:00 horas para andar en bicicletas y patines o para otras recreaciones. Hay que blindar lugares para que la gente pueda disfrutarlos sin correr el peligro de que aparezca una moto o un auto a cien por hora, algo que es habitual y yo lo he comprobado", explicó el jerarca.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.