INVESTIGACIÓN

Identificaron al tercer cuerpo del auto quemado en Casavalle

Se trata un joven que estaba fugado del Inisa desde fines de mayo. Era amigo de Brian Silvera, otro de los jóvenes asesinados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Auto incendiado en Casavalle. Foto: Bomberos

La Policía identificó el tercer cadáver que fue encontrado calcinado el fin de semana dentro de un auto, en la zona de Casavalle.

Según supo El País, se trata de Joaquín Laviano Carrasco, un joven boxeador de 17 años que se había fugado del Centro de Ingreso Estudio de Diagnóstico y Derivación (Ciedd) el pasado 21 de mayo.

Los otros dos fallecidos son Micaela Saccone (20) y Brian Silvera (21), quienes habían sido denunciados como desaparecidos el pasado 9 de junio. Laviano y Silvera eran amigos.

La hipótesis policial es que se trató de una "ejecución" en el marco de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes de bandas rivales por el control territorial. Los policías apuntan a un enfrentamiento entre bandas del Cerro que en los últimos años provocó al menos 20 muertos.

El objetivo de este trágico hecho sería Brian Silvera, sobrino de Claudia Silvera, una mujer de 39 años que fue encontrada sin vida en el interior de un auto incendiado en un baldío de camino Tellier, en la zona de Tres Ombúes, el día 15 de octubre del 2016.

El 10 de diciembre de 2016 la Justicia dispuso el procesamiento de cuatro personas por su secuestro y homicidio. Brian fue testigo del secuestro de su tía y declaró contra los procesados. Luego, se fue a vivir al exterior, pero había regresado hacía poco tiempo.

Claudia era la viuda de Wellington "Tato" Rodríguez Segade, un integrante de la barra brava de Peñarol que fue ultimado el 13 de octubre de 2015.

Pocos días después, el 28 de octubre de 2015, fue asesinado de 10 balazos Cristian Daniel Porcal Molina, de 21 años, de la banda que está enfrentada a la de Rodríguez Segade. Luego, en marzo de 2017 fue asesinado Eloy Hernández.

En tanto, Pablo Porcal Algorta, fue asesinado en marzo de este año a pocos metros de la parada de ómnibus ubicada en avenida Italia casi Bulevar Batlle y Ordóñez. En aquella ocasión dos motociclistas rodearon el ómnibus y le aplicaron un tiro en la cabeza al mediodía.

Víctima

Micaela no andaba "en cosas raras", dijeron ayer El País algunos de sus amigos más cercanos.

La joven es hija de Laura Alberti, una delegada del sindicato de la construcción (Sunca) y miembro electo del Comité Central del Partido Comunista. Jugaba al fútbol y trabajaba en una tienda.

Ayer el Sunca emitió un comunicado para solidarizarse con la familia de la joven.

"Micaela murió de forma terrible en un hecho que están investigando la Policía y la Justicia. Micaela tenía 20 años, estudiaba, trabajaba y jugaba al fútbol. Ni ella ni su familia tenían, ni tienen, ninguna vinculación con el crimen ni con la violencia, más allá de lo que sostengan versiones apresuradas, campañas más o menos orquestadas, y rumores", indicó el Sunca en el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)