La Galeta de Sichero refleja el esplendor de los años cincuenta

Ícono moderno aún conserva fachada original en la rambla

En la Rambla República del Perú y Guayaqui hay dos edificios gemelos de particular significación en la historia de la arquitectura uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Original: fachada del edificio con brise soleil y terrazas abiertas.

Ambos han sido considerados bienes de interés departamental, pero debido a ciertas modificaciones realizadas en locales de la planta baja de uno de ellos, o en las terrazas del otro, no accedieron a exoneraciones tributarias, como la de la Contribución Inmobiliaria que concede la Intendencia de Montevideo.

Los edificios fueron proyectados por el arquitecto Raúl Sichero Bouret, autor de obras modernas emblemáticas, construidas después, entre ellas el Panamericano y el Ciudadela. El primero de los gemelos que se edificó es La Goleta, obra inaugural de la carrera de Sichero, construido en 1951. Fue la segunda obra hecha en la rambla pocitense bajo el régimen de Propiedad Horizontal.

Comparando a simple vista el estado de conservación de los dos gemelos, salta a la vista que la fachada de uno se ha alterado más que la del otro.

El que da a la esquina de Guayaqui mantiene abiertas sus terrazas y el sistema de cortinas brise-soleil.

Un testimonio.

El arquitecto José Scheps, creador —junto a Agustín Carlevaro— de obras como el Liceo Manuel Rosé de Las Piedras (declarado Monumento Histórico en 2005), reside en La Goleta con su esposa, Nelly Grandal, desde 1955.

En entrevista con El País ellos recordaron que en un penthouse vivió el propio Raúl Sichero, y en otros apartamentos algunos famosos, por ejemplo un campeón de Maracaná, Juan Alberto Schiaffino.

Para conseguir que no se hicieran transformaciones indebidas, Scheps y Grandal (quien también ejerció como arquitecta), debieron más de una vez ponerse firmes ante quienes quisieron cerrar terrazas, levantar una barbacoa en un patio que da a ocho pisos, o techar con paja el espacio abierto de un pent house.

"En aquel momento integraba la comisión del edificio; un día fui a ver qué estaba pasando y efectivamente, el propietario del penthouse, que era arquitecto, muy bueno y conocido, iba a hacer una ranchito ahí. Hablamos de arquitecto a arquitecto. Le dije: ¿no te da vergüenza hacer esa porquería? Y bueno, me dio la razón", contó a El País José Scheps, padre del actual decano de la Facultad de Arquitectura, Gustavo Scheps.

En el edificio que conserva su fachada casi intocada, hubo sin embargo una autorización de asamblea de copropietarios para modificar erróneamente una esquina en planta baja, ampliándose un salón hacia terrazas que fueron techadas y cerradas al alquilarse a una automotora, cuando antes allí funcionase el bar La Goleta.

En cada uno de los dos edificios hay 28 apartamentos (un par por piso) y dos penthouses. En promedio, se calcula que vive una persona en cada propiedad, ya que hay varios radicados en el exterior, desde franceses hasta argentinos que llegan a Uruguay en vacaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)