Paysandú

Hurgador de 13 años grave tras accidente

Un accidente ocurrido en la madrugada de ayer en el vertedero municipal de Paysandú terminó con un joven de 13 años gravemente herido, con riesgo de perder parte de su pierna izquierda.

Según informó El Telégrafo, el joven cayó de la caja del vehículo a la que se había trepado para hurgar en la basura junto con otros adolescentes.

Desde ese lugar se solicitó la presencia de la Policía. Al arribar los uniformados, el menor —que permanecía sentado en unas bolsas de residuos visiblemente lesionado en el tobillo izquierdo— manifestó que había sido embestido por un camión de recolección de residuos de la Intendencia.

Los policías solicitaron una ambulancia al Hospital Escuela del Litoral, que trasladó al menor unos 20 minutos después.

Testimonio.

El conductor del camión, de 60 años, dijo que transitaba dentro del vertedero cuando observó a varios menores que trepaban al vehículo por la parte trasera, por lo que les pidió que descendieran y se retiraran, pero no le prestaron atención. En un momento determinado, observó que uno de los jóvenes caía del camión, ignorando lo que había sucedido, mientras los demás menores le solicitaban que detuviera la marcha, informó El Telégrafo.

Al detener el vehículo, el conductor vio que el menor se encontraba seriamente lesionado, con abundante pérdida de sangre. Su versión fue corroborada en todos sus términos por un compañero de tareas, de 59 años, empleado de la Intendencia, que desempeña tareas en el vertedero de la Intendencia.

"Coladeras".

Según el diario sanducero, el ascenso por asalto a los camiones recolectores en marcha, conocido como "coladera", ocurre diariamente, aun cuando los conductores de los vehículos municipales circulan a 40 kilómetros por hora. En este caso, el joven integraba un grupo de adolescentes clasificadores de basura que suele acampar todas las noches en un monte aledaño al vertedero. "Este muchacho, al igual que sus compañeros, es justamente un gurí buenito, que se diferencia de aquellos otros que, portando armas de fuego o cuchillos, amenazan o apedrean a los conductores de los recolectores si tratan de obligarlos a bajarse de los vehículos", indicó la fuente consultada, agregando que entre las personas que hurgan en la basura con el propósito de reciclarla, se encuentran muchos menores.

Al respecto, señaló que no existe un control, ya que los únicos que trabajan en el lugar son municipales que no tienen la facultad de ejercer ese tipo de funciones y que, además, se ven constantemente amenazados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)