RURAL DEL PRADO

"No hubo error humano en muerte de caballo", dijo veterinario de la Criolla

El animal sufrió un golpe al salir con impulso del palenque. Esto le provocó un traumatismo que le costó la vida pese al esfuerzo del equipo veterinario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jineteadas en la Criolla del Prado. Foto: Ariel Colmegna

En las jineteadas nocturnas del lunes uno de los caballos de la Criolla sufrió un traumatismo con compresión medular a nivel cervical cuando se golpeó contra una columna, informó la Intendencia de Montevideo.

Pese a ser rápidamente atendido por el equipo veterinario, el animal falleció ayer martes a causa del golpe recibido.

"Ese día se tomó la decisión de continuar con las actividades programadas para la Semana Criolla del Prado y luego de la misma reabrir la reflexión sobre las jineteadas como uno de los aspectos de esta fiesta tradicional que une el campo y la ciudad", afirmó la comuna capitalina.

Al respecto, el veterinario de la Criolla, Álvaro Modernell, explicó que “no hubo ningún error en el manejo humano” en la muerte del caballo.

“Fue una fatalidad. No hubo negligencia. Cuando el animal, que pesa 500 kilos, salió del palenque con mucha potencia, se quedó sin apoyo y cayó sobre el cuello”, dijo Modernell a Telenoche.

Esa caída fue la que le generó una “compresión medular importante que determinó su fallecimiento”.

Fue a partir de este año que las jineteadas se desarrollan con un nuevo reglamento que instala algunas innovaciones en lo que respecta al cuidado de los caballos.

La organización de la Criolla del Prado, como informó la Intendencia, designó un jurado al cual corresponde proporcionar a cada jinete las espuelas para usar en la competencia, que dejan de ser de punta y se sustituyen por espuelas mochas.

Las espuelas mochas (o sin pinchos) no se impusieron para todas las categorías. En basto argentino, por ejemplo, se usan las tradicionales de punta.

En la que se cambiaron fue en la categoría en pelo o crina limpia, es decir sin montura ni otro elemento más que la tira de cuero.

En este tipo de monta "a lo que se corre el jinete y hace fuerza ahí es que lo puede romper un poquito al caballo; en el basto argentino uno no se corre, tiene los estribos, no se sujeta al animal como en el pelo", comentó ayer a El País el jinete José Edgardo Urión, de Cerro Largo, minutos después de dar su primera Vuelta de Honor en la edición 92 de la Criolla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)