Inn content para meikle bienes raíces

“Hoy lo que más se mueve son los barrios con seguridad”

El director de MEIKLE discute el momento del sector inmobiliario y qué elementos tener en cuenta a la hora de comprar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ignacio Albanell, director de MEIKLE Bienes Raíces.

Desde hace 32 años, MEIKLE Bienes Raíces es un referente en el sector inmobiliario. Fundada por Esther Meikle, la empresa de asesoría inmobiliaria se especializó en proyectos en el barrio de Carrasco, pero con las nuevas generaciones se inició un proceso de expansión hacia otros sectores de la ciudad. Hoy es dirigida por los hijos de Esther, Ignacio y Matias Albanell Meikle, que mantienen con vida las tradiciones de la empresa. El diferencial de Meikle, dicen, siempre ha sido el asesoramiento, asegurándose de dar a los clientes una respuesta acorde a sus necesidades. En este contexto, Ignacio Albanell cuenta cuál es la situación actual del mercado, y qué elementos hay que tener en cuenta a la hora de elegir una propiedad.

—¿Qué evaluación puede hacer del mercado inmobiliario?

—La verdad es que el mercado en general está estable. No tenemos el mismo movimiento que hace unos años, pero se siguen realizando transacciones interesantes. Es verdad que hay cierta expectativa en la gente de que los precios están más bajos, y eso quizás genere que las negociaciones sean un poco más difíciles, pero en todo lo que es Carrasco, la rambla, la zona del golf e incluso Pocitos, los precios se mantienen. Quizás un cliente decide negociar y consigue una rebaja de un 5%, pero no mucho más que eso.

—¿El nivel de operaciones sigue estable?
—No es lo mismo que antes del 2012, cuando hubo un boom del mercado, pero nosotros este año gestionamos más operaciones que el año pasado. Cómo decía anteriormente, a veces el comprador siente que tiene la mejor posición , y le lleva un tiempo darse cuenta de que eso no es tan así. La realidad es que no hay una necesidad de los propietarios en vender. En general estos no están apretados y la economía está muy saneada. Entonces el propietario dice: “o vendo bien o no vendo”. No es que exista una necesidad.

—¿Qué tipo de propiedades se está vendiendo con mayor facilidad?
—Lo que se vende con mayor facilidad son las propiedades que ya están prontas para habitar. Las personas ya no quieren meterse en obra, esto está relacionado con los costos de construcción. Como la gente tiene la percepción que los costos están altos y no sabe cuánto le va a salir la reforma, entonces prefiere comprar su propiedad terminada. Antes ocurría al revés. Hoy en Carrasco lo que más se está vendiendo son los departamentos y las casas en barrios con seguridad.

—¿La seguridad es un factor fundamental a la hora de elegir una vivienda?
—Sí, La seguridad es un punto importante. También juegan un papel importante los gastos. Hoy por hoy la primer pregunta de un comprador es cuánto paga una propiedad de gastos comunes. También cuánto paga de contribución inmobiliaria y otros impuestos. Son preguntas que antes no se tenían en cuenta pero hoy son básicas.

—¿Qué proyectos están despertando mayor interés en los compradores?
—Hoy lo que más se mueve son los barrios con seguridad. Es otro estilo de vida, donde los niños juegan en la calle como en los barrios de antes. Y los compradores buscan eso. No son barrios cerrados, simplemente están diseñados de tal manera que es muy fácil controlar la seguridad adentro. Tienen pocas entradas, y con garitas y turnos de vigilancia se puede armar una buena seguridad a un costo razonable. Pero cualquiera puede entrar, son totalmente abiertos y públicos. En Montevideo los más movimiento generan son los barrios Lagos, San Nicolás y Olivos, los tres cerca de Carrasco. Después también se está vendiendo mucho en La Tahona, Viñedos, Lomas de Carrasco, Altos de La Tahona. Esos están en Canelones y sí son privados.

—¿Como está influyendo el crecimiento de la propiedad horizontal en Carrasco?
—Se tranco un poco por el cambio de normativa, que para hacer una propiedad horizontal exige más retiros y menos unidades por metro cuadrado. Eso hace difícil que cierre la ecuación desde el punto de vista económico. Antes se vendían grandes casas para hacer apartamentos y eso ya no se está viendo tanto. Se están construyendo apartamentos pero a otro ritmo. De todas formas hay una demanda, ya que la gente sigue buscando vender su casa para vivir en un apartamento. Para simplificar gastos, pero también por comodidad y seguridad. Son los tres factores que influyen.

—¿Qué clases de servicios brindan a sus clientes?
—Nuestro fuerte es el asesoramiento, buscamos lo mejor para el cliente. La venta puede ser un resultado de ese asesoramiento, pero te diría que asesoramos más de lo que vendemos. Si es un extranjero tratamos de que aterrice lo mejor posible, darle los contactos necesarios para que se instale bien. Recomendarle colegios, clubes, ese tipo de cosas. A veces nos pasa que llega alguien con la intención de vender su casa y le terminamos recomendando que no lo haga, dado que no le conviene el cambio, y le decimos que lo mejor que puede hacer es reciclar la vivienda que ya tiene.

—¿Eso no les hace perder ventas?
—Algunas, pero lo hacemos primero porque nos hace sentir bien y segundo porque a largo plazo este asesoramiento nos asegura más clientes. En el corto plazo quizás no nos reditúa, pero a la larga es una ganancia. La inmobiliaria existe desde hace 32 años, y la idea es que siga funcionando por muchos más.

—¿Qué hay del financiamiento? ¿Se les aconseja en este sentido?
Mas que asesoramiento tratamos de contactar a nuestros clientes con la gente que conoce sobre financiación. Sabemos que los bancos están abiertos a dar crédito entonces podemos recomendar a nuestros clientes algún gerente que conocemos y tenemos confianza, hacemos ese nexo. Otras veces ayudamos al cliente a pensar la estructura de financiación para que pueda realizar la compra.

—¿Cómo es la opción de compra a través de fideicomisos?
—Lo que se hace con un fideicomiso es juntar a un número de personas que quieren hacer una propiedad horizontal y en vez de comprarle a un inversor la construyen ellos mismos. Los propios compradores adquieren el terreno y los ladrillos, a través de una estructura y un administrador que les realiza toda la gestión. Nosotros armamos el proyecto y salimos a buscar a los compradores. Una vez que los conseguimos arrancamos a construir. Lo bueno es que se consiguen mejores precios que los del mercado. Es una estructura que viene funcionando muy bien. Nosotros ya cerramos dos fideicomisos en Los Olivos y tenemos otro encaminado.

—¿Hoy qué proyectos inmobiliarios están vendiendo?
—Hoy estamos vendiendo un fideicomiso al costo para Puerto Lago, un edificio ubicado sobre Avenida de las Américas, en el que estamos asociados con el estudio Lecueder y el estudio de arquitectos Gómez Platero. Es un proyecto con un diseño distinto de los que se venían haciendo en la zona. En Avenida de las Américas los proyectos inmobiliarios se venían construyendo en dos bloques: uno contra la Avenida y otro contra el lago. Este proyecto en cambio se basa en un solo bloque, más angosto y estilizado. Cuenta con apartamentos de uno, dos y tres dormitorios contra el lago que esperamos se vendan muy bien.

—¿Y tienen proyectos para edificios?
—Sí, otro proyecto que estamos vendiendo es ON, un edificio para renta temporaria en 26 de Marzo. Los apartamentos se entregan amueblados y equipados, para ser alquilados por un día, un mes, lo que sea necesario. A su vez tenemos una empresa que se llama Inhome Renting Solutions que se encarga de administrarlos cien por ciento, el propietario no se encarga de nada. Al final esto es lo que más le sirve al inversor. Son mono ambientes y apartamentos de un dormitorio. Tenemos mucha expectativa en este edificio, porque tiene una ubicación espectacular, está en 26 de marzo a cinco cuadras del World Trade Center y a dos cuadras de la rambla.

Render de Puerto Lago, un edificio de original diseño en Avenida de las Américas.
Render de Puerto Lago, un edificio de original diseño en Avenida de las Américas.
Render de un penthouse del edificio On, en la calle 26 de Marzo.
Render de un penthouse del edificio On, en la calle 26 de Marzo.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)