EL SERVICIO DE SUPERGÁS

Hoy comienzan paros en el gas; asamblea decide si hay conflicto

Salvo en distribución, no hubo avances en las negociaciones con gremio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gas: ayer no hubo avances en negociaciones. Foto: Marcelo Bonjour

A partir de las seis de la mañana de hoy comenzarán los paros en el sector del gas, por la realización de asambleas informativas. A las 10 de la mañana se hará una asamblea general que analizará dos caminos a seguir: comenzar un conflicto generalizado o esperar a una reunión con la patronal de los sectores envasado, distribución mayorista y fleteros prevista para mañana jueves en el Ministerio de Trabajo.

Ello significa que los camiones, por ejemplo, no saldrán a repartir en la madrugada ni habrá atención al público en los puestos de ventas hasta finalizada la asamblea.

"Es muy posible que el jueves (por mañana) haya negociación en el Ministerio de Trabajo y la asamblea defina paros en el sector", dijo a El País el integrante de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), Raúl Ferrando.

La patronal del sector distribución resolvió ayer aceptar solo cinco puntos de la plataforma reivindicativa del gremio. Estos son: otorgar un aumento salarial de un 8,5%; entregar a los trabajadores el beneficio de garrafa (recibirán el equivalente del valor de una carga de garrafa de 13 kilos en forma progresiva); subsidios para aquellos obreros que tengan hijos con capacidades diferentes; no trabajar el día del cumpleaños o un jornal adicional; el pago de una canasta escolar para los hijos de los funcionarios y el trabajo de media jornada en los feriados laborables.

Otros reclamos como los complementos de aguinaldo (un aguinaldo entero en diciembre y otro en junio); el desayuno en el lugar de trabajo (una tasa de café con leche y tres bizcochos); una prima de un 20% del sueldo por presentismo y el quebranto de caja de $ 2.000 para los trabajadores que realizan tareas de cobranza, no fueron aceptados por la patronal.

El directivo de la Asociación de Fleteros del Gas (Aflegas), Eduardo Castro, dijo a El País que el gremio exige el cobro de un doble aguinaldo que beneficiará a trabajadores que ganan $ 64.000 libres al mes y no a los sueldos más bajos.

"El sindicato justifica ese beneficio diciendo que mejorará a los sectores salariales más sumergidos", dijo Castro.

El gremio opina que en los sectores distribución mayorista y fleteros hay sueldos "sumergidos" de $ 15.000.

Para la patronal, esos ingresos no son tan bajos.

"Nosotros ofrecemos darles a esos trabajadores un incremento de un 6,5% mensuales más un 8,5% por la inflación. Creemos que ese aumento (14%) mensual es mejor que una partida cada seis meses", explicó Castro, de la asociación de fleteros.

Negociaciones.

Ferrando advirtió que, en el sector distribución, hubo ayer un acercamiento con los empresarios. Sin embargo, agregó, los empresarios del sector fletero no concurrieron. "Y no hubo avances con el sector envasado. Fue más de lo mismo. Que no hay margen para mejorar. El sindicato del gas va por un paquete en los tres sectores. No nos sirve llegar a un acuerdo en una área y no en las otras dos", dijo Ferrando.

En el sector envasado (Megal, Acodike, Riogas y Ducsa) los trabajadores cuentan con beneficios impensables en otras ramas de actividad: sueldos que oscilan entre los $ 50.000 y $ 80.000; doble aguinaldo en junio y en diciembre; doble licencia (en Acodike y Riogas) y horas extras triples.

Los reclamos presentados por el gremio en las negociaciones iniciadas en marzo de este año son llamativos: declarar el trabajo insalubre que reduciría a la mitad los años requeridos para jubilarse; el puesto hereditario; un club deportivo con piscina para el núcleo familiar; servicio fúnebre y para aquellos funcionarios que entran antes de las seis de la mañana, el valor del taxi desde la casa al lugar de trabajo.

Otro punto de la plataforma del gremio que causó malestar en la patronal fue el planteo de que se sirva una tasa de café con leche y tres bizcochos para el personal.

Desde el sindicato se justificó que era una forma de beneficiar con algo caliente a trabajadores que, a las cinco de la mañana y en pleno invierno, están cargando garrafas de gas a la intemperie.

Ferrando señaló que el puesto hereditario y el club con piscina para el núcleo familiar, entre otros planteos, fueron dejados de lado en la negociación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)