Emocionados hasta las lágrimas, los pobladores recordaron a sus ancestros

Homenaje a los viejos rusos del Uruguay

Con la emoción a flor de piel, los pobladores de San Javier recordaron a sus ancestros con una colorida ceremonia que celebró los 100 años de la fundación de la colonia rusa, recreando el desembarco que tuvo lugar la fría jornada del 27 de julio de 2013.

San Javier revivió el desembarco de los primeros inmigrantes rusos, que traían sus ruecas. Daniel Rojas

Foto: Daniel Rojas

Foto: Daniel Rojas

San Javier | Daniel Rojas

Contener las lágrimas fue algo inevitable para muchos descendientes de los primeros pobladores. La imagen de los botes acercándose a la costa despertó el recuerdo de las historias contadas una y otra vez por quienes llegaron a estas tierras en las que solo había monte y mucha incertidumbre. Atrás quedaban las persecuciones por motivos religiosos del entonces zar de Rusia que los obligó a empezar una vida diferente al otro lado del mundo.

El director adjunto del Departamento de Política Agraria de la Región de Voronezh, Andrey Izmalkov, dijo en su discurso que San Javier constituye la población más numerosa de rusos en el exterior y la que está ubicada más al sur del planeta.

"Es un honor y a la vez una emoción muy grande el haber podido ser parte de esto", declaró Eva Samovich, mientras culminaba el desembarco con atuendos típicos y materiales de aquella época. La recreación fue posible merced al apoyo de Prefectura que dispuso para la ocasión el despliegue del ROU Maldonado.

En tierra, una verdadera multitud los esperaba. Mezclados entre los descendientes, había una misión de rusos de la región de Voronezh, de donde partió hace un siglo la mayoría de los inmigrantes, pero tampoco faltaron a la fiesta representantes de la Duma (el Parlamento ruso, con sede en Moscú), el embajador ruso en Uruguay y otros diplomáticos que llegaron desde Buenos Aires.

Unos trescientos jinetes de diversas aparcerías de la región simbolizaron el abrazo criollo a los descendien