EL MEJOR EQUIPO TRAS EL PATO FEO

Hizo seis asaltos, recaudó $ 3 millones y se evaporó

Investigadores sospechan que argentinos integran la banda del “Pato Feo”.

Momento en que delincuentes ingresan al INOT. Foto: Captura.
El 3 de septiembre tres compinches del Pato Feo lo sacaron de un centro de salud. Foto: Captura video

A casi 40 días de su rescate del Instituto de Traumatología (INOT), el delincuente conocido como "el Pato Feo" parece que se evaporó. Se llevó con él a su pareja.

Por ahora, la Policía solo lo ve en las filmaciones de los locales comerciales que asalta. Investigadores creen que el delincuente cometió seis rapiñas desde que fue rescatado del INOT. En los últimos tres atracos "recaudó" $ 3.000.000.

En el expediente judicial referido a su rescate ocurrido el 3 de septiembre pasado, uno de sus cómplices conocido como "el Macu" (Federico Pereyra Ibarra) confesó ante la jueza de 9° Turno, Blanca Rieiro, y la fiscal Gabriela Fosatti que Anthony Rodríguez Silvera, alias "el Pato Feo", está tratando de "hacer caja" (rapiñas) con el objetivo de huir hacia Argentina.

"Lo reconocí en una de las filmaciones que pasó la televisión", dijo "el Macu".

De las declaraciones del "Macu", se desprende que "el Pato Feo" tiene contactos en Argentina. La Policía desconoce si el delincuente estuvo en algún momento en el vecino país.

Sí llamó la atención de investigadores del Departamento de Información Táctica (DIT) —el mismo equipo que resolvió el secuestro de la médica Mil-vana Salomone en junio de 2015— la aparición de una camioneta robada en Argentina cerca de uno de los comercios rapiñados por el delincuente buscado, señaló a El País una fuente judicial.

La Policía cree que, el rapiñero actuará con suma violencia en caso de ser ubicado: "No quiere volver al Penal de Libertad. Dice que la pasó muy mal allí".

El sábado 7, cámaras de seguridad captaron a Rodríguez Silvera en el atraco a un local de cobranzas ubicado dentro del Parque Posadas. El robo le reportó al "Pato Feo" cerca de $ 2 millones.

En la imagen a la que accedió Montevideo Portal, se lo observa portando un poderoso fusil de guerra, y también un chaleco antibalas.

Dentro del establecimiento redujeron a cinco personas, tres empleados y dos clientes. Pedían la "plata grande" que estaba en la caja registradora.

Tras apoderarse del dinero se dieron a la fuga en un automóvil Fiat Way color rojo, que estaba denunciado como robado. La Policía estima que la banda también utilizó en ese asalto una camioneta robada en Argentina.

El vehículo fue encontrado por la Unidad de Respuesta Rápida de la Policía de Montevideo (URPM) en la calle Elba y Gregorio Sanabria, a poca distancia del barrio 40 Semanas. Tenía matrículas uruguayas.

También se le atribuye a la banda del "Pato Feo" un reciente asalto a una fábrica de alimentos para perros. Allí se habría apoderado de unos $ 400.000, según indicaron fuentes del caso.

Peligroso.

La última dirección que tiene la Policía de Anthony Silvera es un asentamiento ubicado cerca de los accesos de Montevideo.

Uno de sus cómplices declaró en el Juzgado que, al otro día del rescate en el Instituto de Traumatología le envió un mensaje para que fuera a buscarle ropas en la casa de su madre ubicada en el barrio Cadorna y luego se las llevara donde estaba escondido.

El expediente judicial sobre el rescate señala que "el Pato Feo" fue trasladado a la casa de un sujeto conocido como "el Narigón", ubicada en la Cruz de Carrasco. Ese individuo tendría antecedentes por rapiña.

El auto utilizado en el rescate —un Hyundai color gris— apareció incendiado en Camino Oncativo casi Camino Carrasco. Un jerarca policial dijo a El País: "Después de eso, el Pato Feo y sus cómplices que siguen en libertad se evaporaron. Nada se sabe de ellos".

Además de sus laderos en los atracos, "el Pato Feo" cuenta con tres o cuatro adolescentes —uno de ellos conocido como "el Tabu"— que se encargan de suministrarle autos robados y lo trasladan de un lado a otro. Además, los menores tuvieron una participación clave en el rescate: trasegaron las armas utilizadas en el ilícito y luego trasladaron al chofer del rescate tras incendiar el Hyundai.

El "Pato Feo" fue procesado por copamiento, receptación, tres rapiñas, lesiones personales, atentado (hirió un policía al escaparse del Hospital de Clínicas y tomó de rehén a una nurse), homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa y violencia privada.

Rescate.

Tres días después del rescate en el INOT, la Policía detuvo a dos cómplices del "Pato Feo": "el Macu" (Federico Pereyra Ibarra) y "el Negro", quien ofició de chofer del Hyundai de color gris.

Jueza Blanca Rieiro: ¿Después del rescate de Rodríguez Silvera a dónde fueron?

El Negro: Del INOT salimos y arrancamos para la Cruz de Carrasco. Yo sabía que tenía que ir para ahí cuando terminara todo. Agarramos para Oncativo y Camino Carrasco. Pero entramos por la parte de atrás. Ya cuando íbamos por ahí me dijeron que nos esperaba un botija con una moto y que yo lo siguiera una vez que dejara ahí al Pato para prender fuego al auto. Cuando llego a la puerta de la casa, ya estaba el muchacho en la moto. Ahí se bajan todos con las armas y yo sigo al botija para incendiar al auto.

Rieiro: ¿Qué hizo después?

El Negro: Me fui a la Gruta de Lourdes donde vive mi novia. A ella no la quise contar. Ella después me vio en la tele y me reconoció. Me preguntó qué estaba haciendo, que pensara en mi familia, en un hijo que tengo con otra mujer.

"No cobré un peso para rescatar al Pato Feo"

El 7 de septiembre pasado, la jueza penal Blanca Rieiro le preguntó a Alexis Escobar, alias "el Negro", qué recompensa pecuniaria obtuvo al oficiar de chofer del auto usado para rescatar al "Pato Feo". Escobar respondió que no cobró nada. "Ni un peso", dijo. Agregó que tenía un vínculo familiar con el fugado. "La madre de él es prima de mi padre biológico. Un día yo tenía un compañero conocido en el barrio que estaba preso. Cuando lo fui a ver me dijo: "Él (por el Pato Feo) es tu primo", declaró.

Armas de guerra, grampas, chalecos y mucha audacia.

La banda del "Pato Feo" se ha especializado en asaltos a locales de cobranzas y supermercados. Desde que el cabecilla de la banda, Anthony Martín Rodríguez Silveira, fue rescatado del Instituto Nacional de Traumatología (INOT) el 3 de septiembre pasado se han producido varios asaltos similares.

El sábado 7, la gavilla atracó un local de cobranzas ubicado dentro del complejo Parque Posadas. Se llevaron $ 2 millones, según indicaron fuentes del caso a El País.

Los delincuentes ingresaron por la parte de atrás, uno de ellos con ropa de Policía. Dijo que llegaba de parte de Narcóticos y se metió rompiendo un vidrio en el fondo de local. Tras ingresar se llevaron la recaudación del local.

Como en otras ocasiones, los asaltantes llevaban los rostros cubiertos, tenían armas largas y chalecos antibalas. Se movieron en un auto Fiat modelo Way que luego se supo estaba denunciado como robado. Esta vez incorporaron un marrón a la operativa. Lo utilizaron para romper el cristal de seguridad de la sucursal.

Un equipo de la Policía Científica debió trabajar en el lugar ya que quedaron restos de sangre porque al romper el vidrio uno de los delincuentes sufrió un corte.

También se le atribuye a la banda del "Pato Feo" un atraco a una remesa en Luis Alberto de Herrera y Quijote. Se llevaron $ 1.000.000, según la Policía.

El 22 de septiembre asaltaron un local de Abitab en Nuevo París, tras haber rapiñado un Red Pagos y una sucursal del Banco República. En esa ocasión cubrieron su huida tirando "grampas miguelito" a los vehículos policiales que los persiguieron.

Se le adjudican varios asaltos a estaciones de servicio

Investigadores policiales creen que la gavilla continuará con el raid de rapiñas, ya que son muchos integrantes y su líder pretende huir del país lo antes posible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)