INTERACTIVO

Un histórico "esqueleto" de 18 de Julio vuelve a la vida

El primer edificio de viviendas y comercios será inaugurado en agosto, y los otros dos en 2019.

En primera instancia estaba previsto que en el próximo mes de junio quedara inaugurada una de las tres torres del edificio Nostrum Dieciocho, un proyecto singular y millonario que recuperará al viejo esqueleto montado sobre la Galería Costa, en 18 de Julio y la calle Tacuarembó.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Pero los futuros y primeros ocupantes deberán esperar un poco más, hasta agosto. Paros de la construcción e inclemencias del tiempo postergaron la terminación de las obras.

La torre a inaugurar es una de las dos que darán a la principal avenida, frente a la iglesia del Cordón y lindera con el edificio en donde tenía su puerta de entrada la Asociación Uruguaya de Fútbol, durante décadas y antes de mudarse a la cercana calle Guayabos.

El emprendimiento del grupo desarrollista Altius Group, que cambiará el paisaje de una zona muy transitada a diario, tendrá en total 142 unidades amparadas en los beneficios tributarios de la ley de vivienda de interés social.

La torre que se inaugurará en agosto consta de 48 unidades de vivienda, habiéndose vendido ya el 50%; 42 son de dos dormitorios, hay cuatro monoambientes en el primer piso, un apartamento de tres dormitorios y otro de un dormitorio. Como en la actualidad, los locales comerciales estarán en la planta baja, frente a 18 y también a Tacuarembó, cuando culminen las obras de las siguientes dos torres, en 2019.

Además de la planta baja y el entrepiso, las torres 1 y 2 tendrán 10 plantas tipo, mientras que la torre 3 llegará a 7 plantas. Todas las torres dispondrán de salones de usos múltiples panorámicos en sus coronamientos y contarán con acceso independiente a los garajes: 83 plazas que se comercializarán de forma independiente.

142, serán la unidades residenciales que tendrán las tres torres del Nostrum DIeciocho. Foto: Difusión
142, serán la unidades residenciales que tendrán las tres torres del Nostrum DIeciocho. Foto: Difusión

En el nivel 13 se proyectó un área de usos múltiples con amplia terraza perimetral de expansión, solárium, parrillero, baño y cocina, totalmente equipados. En el nivel de entrepiso se desarrollará un amplio patio urbano, "una gran plaza" con sectores enjardinados para el esparcimiento de la familia y amigos, en un entorno seguro.

Mural.

En la fachada del edificio se reconstruirá el mural del artista Dumas Oroño, un bajorrelieve en hormigón armado, ubicado desde 1968 en el interior de la Galería Costa. Oroño (1921-2005) integró el taller del maestro Joaquín Torres García y se destacó como muralista.

El retiro de su obra debió realizarse porque con el nuevo proyecto arquitectónico desaparecerá el patio que había en la galería.

La salvaguarda del valioso bajorrelieve se logró gracias al acuerdo de los empresarios con las hijas del artista, Tatiana y Helena Oroño, y después de encontrarse como solución un registro en 3D de la totalidad de la obra, para preservarla con fidelidad mediante réplicas construidas en el mismo material del mural original.

Además de la réplica que será ubicada en la fachada del nuevo edificio, los moldes permiten varios reusos, por lo que en el futuro podría realizarse un nuevo mural en otra ubicación.

Papeleos.

El esqueleto del edificio, que durante décadas apareció como una pesada y horrenda mole, había sido producto de obras que quedaron paralizadas en el año 1979, afectando a muchos promitentes compradores que adquirieron hace décadas las futuras unidades en el pozo y se murieron con las manos vacías, y sin derechos a reclamar. En tanto crecían las deudas con la Intendencia de Montevideo, fallecieron también los primeros emprendedores, y nadie pagaba un peso por tributos.

La presentación de un nuevo permiso de construcción para las torres llegó a dilatarse hasta el 2015 y recién a fines de ese año comenzaron los trabajos de limpieza del lugar. La nueva y esperada obra se dio por iniciada en 2016.

Discusiones en torno a los plazos y proyectos.

La propiedad del esqueleto de ladrillos y cemento dio mucho para hablar durante casi cuatro décadas sin avance de obras. Las traslaciones de dominio y las prórrogas de plazos en lo referente a los beneficios en la reliquidación de los adeudos se comprobaban cada tanto, cuando alguien reclamaba derechos, mostraba voluntad de pago y pedía refinanciaciones. Mientras tanto aparecían propuestas desde diversos sectores. Cuando era edil, durante la anterior administración municipal, el nacionalista Edison Casulo preguntó por qué no se decidió ceder el edificio al Ministerio de Vivienda. Otros discutían hasta cuándo sería viable mantener vigentes plazos para la realización de una nueva obra basada en la estructura de la anterior. Por resolución de la Intendencia, el 17 de julio de 2014, la Junta Departamental facultó un plazo adicional de 24 meses para terminar las obras, en tanto se cancelaran deudas refinanciadas.

En Carrasco, frente al mar, resucitan un edificio icónico.

Art Déco: el diseño de reconversión respeta el estilo del ex hotel. Foto: Difusión
Art Déco: el diseño de reconversión respeta el estilo del ex hotel. Foto: Difusión

Después de que naufragara en la rambla de Carrasco un proyecto de viviendas y oficinas que suponía una inversión de US$ 18.000.000 para reconvertir al viejo hotel Bristol, después denominado Riviera, ahora se anuncia que otros emprendedores comienzan a cumplir con un nuevo proyecto. La iniciativa que no prosperó, llamada Art Rambla e impulsada por Alpes Property Management y la Constructora Sudamericana, es retomada por Altius Group, que mantiene al estudio de arquitectos Gómez Platero, que ya estaba involucrado en el anterior proyecto. El actual cambió de nombre, fue bautizado Bilú Riviera y será un edificio de siete pisos con espacio para 22 viviendas y una zona de oficinas. Los apartamentos serán de uno, dos y tres dormitorios, y sus precios variarán entre los US$ 200.000 y US$ 3.000.000, según los metros de construcción y la panorámica envidiable de algunas de las residencias, que estarían listas dentro de dos años.

Los apartamentos ocuparán 7. 030 metros cuadrados y las oficinas 4. 650 metros cuadrados. La propuesta de reforma conserva el tratamiento expresivo del edificio original y respeta su organización interna, consiguiendo mejores vistas. En su fachada norte se adosa un cuerpo de uso residencial que transforma la antigua medianera en una nueva fachada. Y sobre el lateral del exhotel se adosa un nuevo edificio, disponiendo así de un amplio espacio con destino a oficinas. Cuenta con un lobby de acceso en doble altura, amplio y con gran calidad espacial para recibir a los usuarios, tres niveles de oficinas, y un estacionamiento en subsuelo para todo el complejo.

También ya se está remodelando la casona y su jardín del padrón lindero, que son un conjunto arquitectónico de alto valor patrimonial de inspiración andaluza. Riviera fue el último nombre del icónico edificio frente al mar, construido con destino de hotel en 1925, como un adelantado ejemplo del art déco que irrumpía en el mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)