Cuando van a buscar a los indagados, les informan que se mudaron

Hinchas de Cerro juegan a las escondidas con la Policía

Medio Cerro cambió de domicilio", bromeó uno de los investigadores de los disturbios registrados en el estadio Luis Tróccoli en el partido con Peñarol del 14 de febrero. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los incidentes marcaron la primera fecha del Clausura. Foto: Marcelo Bonjour

La Dirección General de Información e Inteligencia identificó a varios hinchas y en los últimos días el trasiego de los uniformados al barrio ha sido permanente. Pero cuando llegan a los domicilios de los indagados y preguntan por ellos, la respuesta que más escuchan es que la persona ya no vive allí y que se mudó "hace tiempo".

De todos modos, la Policía continúa tras las pistas de las personas a las que pudo identificar en las filmaciones, y ayer logró detener a otro hincha que hoy declarará en el juzgado.

Por otro lado, la Justicia indagará el episodio de la bandera de Peñarol robada por la hinchada de Cerro y desplegada en la tribuna, origen de la violencia que se generó dentro y fuera del estadio.

La Policía sabía que la barra brava de Cerro tenía esa bandera. En las conversaciones previas al partido, los dirigentes del club aseguraron a los oficiales de la Guardia Republicana, encargada de los operativos de seguridad en los estadios, que la bandera no estaba y que no la entrarían al Estadio.

Sin embargo, la bandera apareció y fue la causante de los incidentes. Por eso es que el fiscal Gustavo Zubía pidió al juez Gabriel Ohanian indagar al presidente de Cerro, Miguel Panosian y al encargado de seguridad del club para que aclararan lo sucedido.

Sin embargo, de la declaración de los directivos lejos de aclararse ese hecho, surgieron más dudas. Por ello, el fiscal Zubía pidió la citación de otros dirigentes. El juez aún no definió si los citará.

En el auto de procesamiento publicado por la web de la Suprema Corte, Ohanian relató en base a la declaración de un oficial de la Guardia Republicana que "a raíz de una bandera del Club Peñarol que era exhibida por la hinchada de Cerro el encuentro no inició hasta tanto no se quitó", 30 minutos después de la hora pactada de inicio del partido.

Agregó que faltando once minutos para finalizar el encuentro, y luego de que el futbolista aurinegro Luis Aguiar había convertido el tercer gol, "los parciales de Cerro volvieron a colocar la bandera de sus rivales con claras intenciones de provocar la reacción de aquellos".

El juez señaló que nueve uniformados ingresaron a la tribuna Chile con la finalidad de impedir que los hinchas del equipo local se retiraran antes que el visitante. Según la normativa de la AUF deben permanecer varios minutos en la tribuna luego de finalizado el encuentro.

Los partidarios de Cerro interpretaron que la presencia policial ("absolutamente legítima en cualquier hipótesis", dijo el juez) tenía el objetivo de retirarles la bandera de Peñarol, y por eso se lanzaron contra la autoridad pública.

"Fue así que primeramente emprendieron cánticos claramente amenazantes y ofensivos contra los funcionarios —"a ver, a ver, quién dirige la batuta, si los villeros o la yuta hija de puta, yuta puta"— y comenzaron en masa a rodearlos en forma violenta, arrojándoles piedras, papeles, y pretendieron golpearlos con patadas, puños, llegando al extremo de arrojarles bengalas encendidas, lo cual obligó a que el personal policial procurando tutelar su integridad física se retirara hacia uno de los extremos de la tribuna", relató el juez.

Alabanzas.

Con respecto al hincha que filmó los disturbios, Ohanian dijo que "formó parte del grupo que avanzaba hacia los funcionarios (...), azuzando a terceros contra el personal, es decir, participando activamente en la agresión a aquellos (con su presencia robustecía la amenaza)", evaluó el magistrado.

Según el relato del juez, el hombre filmó los incidentes con un celular Nokia modelo 1320. Al día siguiente subió a su Facebook y a Youtube las imágenes editadas con programas Sony Vega 211 y after effect 6.

A juicio del magistrado el video "emula que los "Villeros" ponen en fuga a la Policía y la enfrentan".

"No se trata de enjuiciar al indagado por haber subido las imágenes de un enfrentamiento entre parciales y policías, que se entiende es un hecho atípico. Se trata de un video editado donde se alaba públicamente la conducta de los individuos que violentamente enfrentaron a la Policía", consideró y por ese motivo además de imputarle atentado como a los otros procesados, le agregó apología de delito.

"Molestó que policías estuvieran cerca", dijo hincha procesado ayer

El juez penal Gabriel Ohanian procesó con prisión por el delito de atentado a otro hincha de Cerro, de 24 años, que es quien en las imágenes de los disturbios dentro del estadio Tróccoli agitaba una bengala encendida y luego la arrojaba a la Policía. El enjuiciado es socio del club Cerro.

El joven declaró que encontró la bengala "tirada y encendida" dentro de la tribuna Chile del estadio Tróccoli. Al declarar ante el juez y el fiscal Gustavo Zubía dijo que le "molestó que los policías estuvieran cerca", y por eso la hinchada decidió agredirlos.

Al igual que en el caso de los otros procesados por Ohanian esta semana, se trata de un trabajador de clase media, que está en pareja y además espera un hijo. Al principio, negó su participación en las agresiones a policías pero cuando se le mostró el video confesó.

Este es el cuarto procesado resuelto por Ohanian. El martes procesó a una mujer y a dos hombres, uno de ellos fue quien filmó las imágenes y las subió a Facebook y a Youtube. A su vez, la jueza Aída Vera procesó a dos menores por atentado pero sin prisión y con la prohibición de ir a partidos por dos meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)