MINUTOS DE PÁNICO EN EL BUCEO

Se hicieron pasar por clientes para rapiñar un restorán

Se sentaron a cenar y luego, a punta de escopeta, se llevaron billeteras, celulares y alhajas de comensales

En poco más de una semana, tres restaurantes fueron rapiñados. El último hecho ocurrió en la noche del lunes en el local gastronómico Panini’s ubicado en 26 de marzo y Luis Alberto de Herrera. En esta ocasión los delincuentes no ingresaron directamente a robar sino que se hicieron pasar por clientes. En total eran cuatro: dos mujeres y dos hombres.

Cuando llegaron se sentaron en una de las mesas y ordenaron, pero nunca llegaron a comer, sino que consumieron únicamente lo que había en la panera, según informó Subrayado. Antes de que llegara la comida los comensales que estaban sentados en una zona contigua a la de los delincuentes comenzaron a sospechar que algo raro iba a pasar. En ese momento, uno de los rapiñeros se paró y fue hasta la puerta con una escopeta en la mano para evitar que los clientes se fueran del local. En tanto, los restantes tres se encargaron de ir por las mesas robándoles dinero, celulares relojes y joyas. En total lograron robar unos 300 dólares y 20.000 pesos.

Nadie resultó herido ni los delincuentes dispararon. Según contó Joan Green, asesor de imagen de figuras argentinas como Mariana Nannis que estaba comiendo en el lugar, el local estaba repleto de turistas entre los que se encontraba un diplomático paraguayo y en el piso de abajo se estaba desarrollando un cumpleaños pero los asistentes no se enteraron de lo ocurrido.

Entre los comensales había una persona que acababa de ser operada del corazón y la cena había sido su primera salida desde la intervención, por lo que su familia temía que se descompensara. Según dijo Green, el suceso no duró más de 4 minutos que describió como "infernales, de pesadilla".

Los rapiñeros se dieron a la fuga caminando.

Procesado.

Por otra parte, el hombre que rapiñó la pasada semana una pizzería en La Blanqueada y que hirió al dueño del lugar —que continúa internado grave— fue procesado con prisión por un delito de homicidio especialmente agravado en grado de tentativa.

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes cuando dos personas entraron a rapiñar al local y amenazaron al dueño con un arma para que les entregara la recaudación. El propietario del comercio forcejeó con uno de los ladrones y ambos resultaron heridos. El rapiñero, de 48 años y poseedor de cinco antecedentes penales, fue detenido por la policía que pasaba por el lugar y escuchó los disparos, mientras que su cómplice continúa prófugo.

La tercera rapiña a un restaurante tuvo lugar en Pocitos en la madrugada del lunes 10 de julio. Allí un policía que se encontraba brindado tareas de seguridad fue asesinado por uno de los delincuentes que luego de dio a la fuga. Aún no ha sido detenido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)