SOCIEDADES OFFSHORE

Hay 2.300 S.A. panameñas dueñas de firmas locales

Bergara afín a eliminar innominatividad de las acciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bergara Encuentros

El presidente del Banco Central, Mario Bergara, informó en la comisión especial creada a raíz de los Panama Papers, que en Uruguay hay 2.300 sociedades registradas en las que figura que el dueño es una sociedad panameña.

El Banco Central tiene registradas cerca de 27.000 sociedades anónimas con acciones al portador de las cuales 5.600 tienen sociedades que son accionistas. Pero, a su vez, "de las 5.600 sociedades que son accionistas, hay 2.300 que son panameñas", dijo Bergara en la comisión que sesionó por primera vez con un invitado.

El presidente del Banco Central planteó que "una vez que Panamá se adhiera al modelo de intercambio automático de información y avance en el cumplimiento de las recomendaciones del GAFI, eventualmente habría que estar llegando a tener esos datos" de titularidad de las sociedades. Mientras tanto, el Poder Ejecutivo trabaja en un proyecto de ley para que las sociedades offshore deban registrar un responsable local para operar.

"Lo que nos interesa no es saber qué sociedad es accionista de otra sociedad, sino correr todos los velos societarios y llegar a lo que en la jerga se llama el beneficiario final, o sea, desnudar la ingeniería societaria hasta llegar al verdadero dueño atrás de todo. Es claro que este trabajo tiene que continuar porque una de las exigencias actuales en materia de lavado de activos e información tributaria es descorrer los velos societarios y llegar al beneficiario final", dijo Bergara. Incluso fue más allá y planteó la posibilidad de eliminar la innominatividad de las acciones.

"Nos preguntamos si esta no es una buena oportunidad para eliminar la innominatividad de las acciones, o sea, de poner punto final a la existencia de acciones al portador. Obviamente, como se hizo en su momento, podrá haber un régimen de fast track para el pasaje de acciones a nominativas. No es la razón de fondo —que es conceptual— pero incluso en el terreno operacional, el hecho de que el Banco Central tenga un registro de accionistas al portador y un registro de beneficiarios finales, es incrementar trabajo sin sentido", planteó.

A juicio de Bergara "hay fundamentos suficientes como para plantear la erradicación de las acciones al portador como tema de oportunidad", pero dejó en claro que es "una evaluación de índole política". "Si de acuerdo al convenio multilateral de intercambio de datos vamos camino a un acceso amplio de los organismos fiscalizadores a los datos de los depósitos y de los activos que tienen los no residentes y los residentes en el sistema bancario, creemos que con más razón el paquete se completa con la eliminación de la innominatividad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)