REGISTRAR O NO LA VIDA EN PAREJA

Hay menos matrimonios y se reducen los divorcios

La puesta en marcha de la ley de matrimonio igualitario no varió los números globales de bodas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Darwin Borrelli.

Heredera de la tradición católica, la oficina del Registro Civil acumula toda la información del ciclo vital de los uruguayos. La repartición deja por escrito nacimientos, bodas y defunciones. Allí está todo el movimiento íntimo de las familias.

No hay curas que bendigan a los contrayentes, en su lugar están los oficiales del Registro Civil en Montevideo y los jueces de Paz en todo el interior que cumplen con un ritual laico que incluye el uso del pabellón patrio y palabras del oficiante.

El escenario para tan importante instancia son los juzgados de Paz o las oficinas del Registro. En Montevideo están en la calle Sarandí. También están habilitadas para casar las dependencias instaladas en los hospitales de Clínicas, Militar y Pereira Rossell que son utilizadas por parejas que inscriben a sus hijos y aprovechan la ocasión para casarse.

Una mirada a las cifras oficiales permite confirmar que los uruguayos se casan cada vez menos. En el año 2015 hubo 9.501 casamientos, 26 por día en promedio. Mientras que en 2014 las bodas fueron 10.226, 28 en promedio y en el 2013 totalizaron 10.034.

Durante el año 2016 se registraron 4.082 matrimonios en Montevideo, lo que implica un incremento de 100 bodas en la capital. Los datos del interior de ese año todavía están siendo digitados en la oficina central del Registro Civil.

Esos datos incluyen todas las bodas realizadas en el país, las de parejas heterosexuales y las conformadas por personas del mismo sexo, cuya ley está vigente desde agosto de 2013.

Siguiendo esa línea, también viene cayendo la cantidad de divorcios. Según cifras de la Oficina de Recepción y Distribución de Asuntos del Poder Judicial citadas por el Anuario Estadístico del INE, en el año 2015 se iniciaron 3.725 causas de divorcio, unas 10 por día en promedio. En 2014 fueron 3.895 juicios, y en 2013 la cifra de divorcios fue de 4.355.

Decisión.

El director del Registro Civil, Daniel Wildbaum, aclaró a El País que el organismo no posee estadísticas sobre los casamientos entre personas del mismo sexo.

"No llevamos estadísticas sobre los matrimonios que se realizan conforme a la ley de matrimonio igualitario porque entendemos que desde el momento en que se pueden realizar, pasan a ser uno más como los que se venían realizando. Sería realizar una nueva discriminación cuando intentamos igualar", indicó el funcionario.

Wildbaum entiende que no se ha registrado una caída considerable en el número de casamientos por civil en los últimos tres años.

No obstante, reconoció que "mucha gente joven se va a vivir en pareja y se casa muchos años después de iniciada la convivencia".

En el año 2007, se promulgó la llamada ley de "unión concubinaria". Esa norma dispone que aquellas parejas, heterosexuales u homosexuales, que tengan más de cinco años de convivencia probados generan los mismos derechos y obligaciones que los matrimonios formales. Por tanto, la obligación de "asistencia recíproca" que alcanzan las parejas casadas se extiende a las que no lo están.

Nancy: 35 años viviendo del arroz.

Hace 35 años que Nancy vende arroz frente a las oficinas del Registro Civil. Conoce de memoria el comportamiento de los uruguayos cuando van a casarse. "Las chicas que vienen vestidas de blanco es porque no se van a casar por la Iglesia", asegura. Estar en ese lugar le ofrece una vista privilegiada para presenciar situaciones insólitas. "Hace muchos años una mujer vino y le tiró alquitrán a un hombre que estaba por casarse. Ella terminó en la comisaría. Parece que el hombre andaba en malos pasos y la mujer lo siguió hasta el Registro Civil", contó la vendedora. A pesar de los años, Nancy se impresiona cuando se casan personas privadas de libertad. "Es horrible, vienen con un dispositivo (de seguridad) enorme, después los niños termina llorando y pidiendo por su padre, tendrían que cambiar eso", afirmó. Mientras habla con El País llegan clientes apurados. Ella les vende tres bolsas pequeñas de arroz por $ 50. Salen los novios y todo es alegría. Besos y mucho arroz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)