El caso de robo a unidades militares

Hallan armas robadas a un cuartel y dos policías

Una pistola era de la guardia del Banco República de La Paz asaltado el 19 de enero.

Mientras la Policía encontró en un depósito de armas de Maroñas dos pistolas robadas a efectivos policiales y una carabina M2 a un cuartel militar, una jueza de Flores envió ayer a prisión a un hombre por el asalto al Grupo de Artillería de la ciudad de Trinidad el pasado martes 2.

Una pistola Glock, calibre 9 milímetros y un cinto con municiones pertenecían a una agente que efectuaba la guardia externa del Banco República de La Paz asaltado el 19 de enero pasado. Ambos objetos fueron hallados por la Policía junto con otras armas cortas y largas en poder de un integrante de una banda de Maroñas, dijeron a El País fuentes judiciales.

Un auto de procesamiento dictaminado por el Juzgado Letrado de 7° Turno, al que tuvo acceso El País, señala que efectivos de la Jefatura de Policía realizaron el miércoles 3 un allanamiento en una vivienda ubicada en la calle Alberto Susviela Guarch y José Shaw. En una de las piezas donde vive un sujeto conocido como "Maikol", los policías encontraron nueve armas, entre ellas la pistola Glock que pertenecía a la agente policial que se encontraba de guardia afuera de la sucursal del Banco República de La Paz cuando el banco fue rapiñado por siete individuos armados con armas de guerra.

En las filmaciones del atraco se observa a uno de los asaltantes saliendo del banco portando en una de sus manos uno de los fusiles Steyr, robado al Batallón de Infantería N° 1 de Punta de Rieles.

El delincuente actuó a cara descubierta. Llevaba una remera roja con la inscripción "Michigan 33" en el pecho, vaqueros y calzado deportivo. Ese delincuente se acercó a un auto y luego regresó corriendo para apoderarse del arma y municiones de la mujer policía que se encontraba boca abajo frente a la puerta del local bancario.

Entre las armas decomisadas, los policías hallaron una pistola HK, calibre 9 milímetros, que pertenecía a otro policía. También decomisaron dos carabinas M2, según el auto de procesamiento.

Fuentes policiales indicaron a El País que una de las carabinas fue robada de un cuartel y luego habría sido usada en un incidente en una casa de Toledo. En la balacera, falleció un joven. Los investigadores policiales creen que las balas impactadas en la vivienda fueron disparadas por esta carabina.

En tanto fuentes del Ministerio de Defensa aseguraron que las carabinas M2 no existen en los cuarteles desde la década de 1970 y fueron sustituidas por fusiles FAL de origen argentino. Sí reconocen que algunos pudieran estar en el Servicio de Material y Armamento (SMA) del Ejército.

Tras el allanamiento en la casa de Maroñas, efectivos de la Jefatura de Montevideo detuvieron a un familiar del propietario de la pieza donde se encontraba el arsenal. En sede penal, la detenida declaró que la habitación donde se encontraban las armas pertenecía a su hermano Maikol y que desconocía que en el interior de las misma se encontraban pistolas, revólveres y carabinas. Los padres de la mujer indagada corroboraron que la habitación era de su hijo Maikol y que las armas fueron guarda-das por R.G.A., esposo de la detenida.

La jueza penal Beatriz Larrieu libró una orden de captura para ambos.

Flores.

La jueza María Elena Iriarte procesó a un hombre por el asalto al Grupo de Artillería de Trinidad. La aplicó un delito de homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa, un delito de rapiña, y cinco delitos de hurto especialmente agravados. Es que el procesado admitió haber sido el autor de varios hurtos en la ciudad de Trinidad. Además de este procesamiento, ayer se sumó otro sospechoso de estar involucrado en el robo a la unidad militar de Trinidad. Este se entregó acompañado de su abogado, informó a El País el comisario mayor Washington Friordelmondo, encargado de la Dirección Ejecutiva de la Jefatura de Trinidad.

Cuando el primer procesado fue interrogado, dio pistas firmes a los agentes policiales. "Me pagaron para que entrara (al cuartel) y robara el rifle", según relató a los investigadores.

Fue alguien de Montevideo que le prometió $ 10.000 por el fusil Steyr, arma que integra el equipamiento de los efectivos del Ejército y que es similar a la robada a comienzos de enero en la unidad de la Brigada de Infantería 1, en Montevideo, donde se encuentra el Batallón Florida.

En tanto, el domingo 24 de enero, dos personas no identificadas intentaron ingresar de manera no autorizada al predio de la Escuela Militar, en Toledo Chico. Por su parte, el 21 de enero se produjo un incidente similar en el mismo batallón de Toledo Chico, pero en esta ocasión el solitario delincuente huyó cuando el soldado de guardia le dio la voz de alto. El primer caso se dio el 6 de enero, en el Batallón de Infantería N° 1 de Montevideo. Se llevaron dos fusiles de asalto y en su huida hirieron a un soldado en una pierna.

El soldado que evitó el robo en cuartel de Flores ascendió a cabo.

El Comando del Ejército informó ayer que el soldado que impidió el robo al Grupo de Artillería de Trinidad fue ascendido a cabo de segunda, el grado inmediato superior. El ascenso es "en virtud del valor demostrado en el cumplimiento del deber", dice un comunicado del Comando del Ejército.

El soldado estaba de guardia el martes 2 cuando un hombre intentó ingresar a la unidad militar de Trinidad. El delincuente lo hirió de un balazo en el cuello, pero el militar igual redujo al hombre, que ayer fue procesado con prisión.

Según el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y el jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, los intentos de robo de armas en predios militares no están relacionados entre sí.

Para el jefe de Policía, la delincuencia pretende tener "una gran concentración de armas de alto poder de fuego", aunque resaltó que los incidentes en unidades militares "son hechos aislados entre sí".

"Algo que sale bien en la conducta criminal es asumido por los demás para realizar el mismo acto con igual beneficio", dijo Layera el jueves en el Parlamento, donde concurrió junto a Bonomi citados por la comisión permanente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)