MISIONES DE PAZ

Tras Haití, el Ejército busca nuevos rumbos

Preparan repliegue a Uruguay para dentro de tres semanas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La misión en Haití ha sido fundamentalmente de trabajo y protección a los civiles. Foto: AFP

Mientras se prepara el repliegue del último contingente militar uruguayo en Haití al servicio de Naciones Unidas, el Ejército espera con "interés" la posibilidad de participar en una nueva misión de paz de la organización mundial de países.

El regreso de unos 250 efectivos debe cumplirse en torno al 15 de abril, dentro de menos de un mes, de acuerdo con la decisión del gobierno del presidente Tabaré Vázquez y en el marco de la ley 19.482, aprobada sobre fines de 2016.

Se trata del último contingente de soldados uruguayos destacados en Haití bajo el mandato de Naciones Unidas. Uruguay forma parte de la Minustah (Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití) desde 2004, precisamente el año en que el Frente Amplio ganó sus primeras elecciones nacionales.

La permanencia durante casi tres lustros en la misión le ha traído más de un dolor de cabeza a la izquierda, que ha debido sostener duras batallas en el Parlamento por esa causa, y ha perdido a dos diputados: Guillermo Chifflet (PS) y Esteban Pérez (MPP).

En 2014 el gobierno del entonces presidente José Mujica tomó la decisión política de abandonar la Minustah, lo que coordinó con Naciones Unidas. El cronograma fijó un primer paso de retiro de un 33% del contingente uruguayo, compuesto originalmente por 953 efectivos. Así, en abril de 2015 regresó al país un primer grupo compuesto por todos los efectivos de la Armada y 229 miembros del Ejército. El resto ha permanecido hasta ahora, la mayoría de ellos en la localidad de Morne Casse, mientras que otro contingente se mantiene en la capital haitiana, Puerto Príncipe. En el momento de mayor presencia de los militares uruguayos llegó a haber en la isla 1.130 efectivos de las tres fuerzas.

Beneficios.

Hoy, el Ministerio de Defensa Nacional y la fuerza de tierra se encuentran ajustando detalles de la operación de regreso. Al mismo tiempo, se examinan "algunas posibilidades" de participación en otras misiones gracias a ofrecimientos llegados al Ministerio de Relaciones Exteriores, dijeron a El País fuentes oficiales.

Una vez regresado a Uruguay el último grupo que queda en Haití, las Fuerzas Armadas en general estarían en condiciones de desplegar nuevamente un contingente militar con una cantidad de efectivos que no resienta el servicio.

La presencia de Uruguay en misiones de paz de Naciones Unidas es relevante para las Fuerzas Armadas desde dos puntos de vista: la preparación y lo económico. En misión, los efectivos uruguayos tienen contacto con situaciones reales afines a su profesión, algo que no se consigue con ningún entrenamiento.

Además, se accede a renovación de equipamiento militar como lo mandata la ONU.

En lo económico, el beneficio es doble: para la fuerza y para los efectivos. Según ha dicho el ministro Jorge Menéndez, al país ingresan en promedio unos US$ 50 millones por año por la presencia en los contingentes internacionales. Y para los efectivos, de menguadas remuneraciones cuando están en el país, una misión suele permitirles un ingreso económico que no conseguirían en Uruguay.

En la fecha en que termine la presencia de Uruguay en la Minustah se hará una ceremonia simultáneamente en Haití y en Montevideo. Esto viene siendo preparado por el Ejército.

Tras Haití las Fuerzas Armadas permanecerán con un contingente de varios cientos de efectivos en la República Democrática del Congo (RDC), que se prevé relevar en mayo. Además, permanecerá un grupo reducido de especialistas uruguayos en la misión en la Península de Sinaí (Untso), creada en ocasión de los acuerdos de paz entre Egipto e Israel.

Del mismo modo, los dos observadores uruguayos en la misión de ONU en Costa de Marfil (Unoci) están a punto de regresar al país por la finalización de la misión. Esta misión se creó en 2004 con el fin de asegurar el cumplimiento del acuerdo de paz que puso fin a la guerra civil en ese país africano.

Este año se cumplen 25 años de la participación de un contingente del Ejército en el proceso de paz de Camboya, lo cual será motivo de una conmemoración del Ejército.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)