RAFAEL MICHELINI

"Se están haciendo juicios irregulares en Venezuela"

Si bien el senador del Nuevo Espacio, y vicepresidente de la Internacional Socialista, reconoce la existencia de presos políticos en Venezuela, considera que todavía hay democracia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El senador consideró que aún hay democracia en Venezuela. Foto: Archivo El País

Entre los problemas que tiene el país caribeño nombró la realización de juicios a personas “por sus ideas”, la escasez de medicinas y de productos de primera necesidad. Por otro lado, y con respecto a la realidad nacional, opinó que no se pueden aumentar los impuestos al capital como reclaman algunos sectores del Frente Amplio.

— ¿Como vicepresidente de la Internacional Socialista le sorprendió la salida del Partido Socialista del ámbito?

—Sí, y no solo al Nuevo Espacio, sino a varios partidos de América Latina, porque el Partido Socialista es muy querido. Estábamos todos sorprendidos, pero bueno es una decisión soberana que tienen derecho a tomarla.

¿Pudo pesar el tema Venezuela en esa decisión?

—En la Internacional ya nadie discute de esto, ya nadie discute que hay presos políticos en Venezuela. Lo que estamos todos tratando de ayudar es a encontrar una salida a través del pronunciamiento del pueblo venezolano a la crisis que se vive, que es política, social y económica.

Usted ha tenido enfrentamientos a la interna del Frente por el tema Venezuela ¿Por qué le ha costado a la izquierda reconocer esa existencia de presos políticos?

—El Frente yo creo que con equivocación, por momentos y en algunas circunstancias, ha hecho seguidismo internacional (…) Pero ahora todos somos conscientes que esa incondicionalidad que en algunas circunstancias se ha dado no debe repetirse (…) Obviamente que (Nicolás) Maduro no es (Hugo) Chávez y que la situación hoy de Maduro es una situación muy compleja. Tampoco la solución es sin el gobierno.

¿Cuál sería la solución?

—La tienen que encontrar ellos, pero entre todos. No es la solución que el gobierno se vaya y entonces quedan los de la oposición. O que la oposición se vaya y quedan los del gobierno.

¿Es democracia el gobierno de Maduro?

—Sí claro. Hay separación de poderes, hay una Asamblea Nacional, hay un gobierno elegido. Sé que hay muchas dificultades, hace poco le sacaron el pasaporte a un diputado renombrado, pero confundir esta situación con un corte del Estado de derecho o la supresión de todas las garantías individuales o el cierre del Parlamento no lo vamos a hacer.

¿Pasando raya hay presos políticos y democracia?

—Claro. Hay una situación irregular que hay que corregir (…) Hay personas que se le están haciendo juicios en mi opinión irregulares, que se les hacen juicio por sus ideas, donde no están todas las garantías del debido proceso. Pero no vamos a confundir situaciones irregulares con pérdida del Estado de derecho.

¿Se tendría que suspender a Venezuela de la OEA como pide el secretario general Luis Almagro?

—Creo que a Venezuela no hay que acorralarla. Almagro ha hecho un trabajo fantástico, ha sido muy valiente y las cosas que ha dicho son verdaderas. Me parece que hay que construir una salida para Venezuela, no hay que creer que aislándola las cosas van a mejorar, porque estamos hablando de un país que tiene escasez de productos de primera necesidad, donde la población no tiene acceso a medicamentos.

¿El progresismo en América Latina ha fracasado?

—Si el progresismo como yo lo entiendo es el camino uruguayo, para nada. El progresismo de acumulación día a día, construyendo más igualdad no ha fracasado, porque en Uruguay el Poder Judicial es absolutamente independiente. El progresismo que yo entiendo es el uruguayo.

¿Cómo se parará el Frente Amplio en la discusión de la Rendición de Cuentas cuando hay un mensaje claro del presidente Tabaré Vázquez de que no hay margen para aumentar impuestos a la clase media?

—Impuestos que afecten a la economía no habrá más, por lo menos esa es muy clara la posición que tiene el Frente Líber Seregni. Si después hay alguna circunstancia de mejora en la recaudación es otra cosa. Pero no estamos hablando de impuestos que presionen a la producción, lo que incluye el capital y el trabajo.

¿No habrá más impuestos al capital?

—No, porque la producción no lo soporta. Casi con seguridad que de aumentar esa precisión se termina recaudando menos. Eso incide negativamente en las cuentas públicas, porque se frena la actividad o porque ahora es tan tentador evadir que la evasión se instala.

¿Se hará otro ajuste fiscal?

—Nosotros no hicimos ajuste fiscal. Nosotros consolidamos las finanzas públicas. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es que un ajuste es instantáneo y una consolidación es cuando se admite que hay un déficit y no hay una preocupación inmediata por el equilibrio de las cuentas, pero sí a más largo plazo y por lo tanto se consolida en el tiempo que se alineen las entradas con las salidas.

¿No hubo irresponsabilidad en el manejo de las empresas públicas?

—Nosotros podemos desear que los compañeros que están al frente de las empresas fueran los mejores gestores, pero el déficit no se explica únicamente por una o dos empresas públicas. (...) No hay que comerse la pastilla de que el problema fiscal es por Ancap, porque la capitalización no explica ni la mitad del déficit de un año. Eso no significa que las cosas debieron hacerse mejor en Ancap, pero es distinto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)