SEIS CONSEJOS PARA HOTELES Y RESTAURANTES

Guía para el buen trato a los empresarios chinos

Punta del Este se prepara para la Cumbre China-LAC 2017.

Punta del Este se prepara para la próxima cumbre China-LAC. Foto: Cancillería
Punta del Este se prepara para la próxima cumbre China-LAC. Foto: Cancillería

En noviembre, Punta del Este será sede de la XI Cumbre Empresarial China-LAC 2017, una oportunidad formidable para profundizar las relaciones comerciales con el gigante asiático, la segunda economía del mundo.

Del encuentro, que se cumplirá entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre en el Centro de Convenciones de Punta del Este, participarán 700 empresarios chinos y latinoamericanos.

La cumbre fue lograda por el esfuerzo de Uruguay XXI y el apoyo de los gobiernos nacional y departamental.

En los últimos días Antonio Carámbula, titular de Uruguay XXI y responsable de haber logrado la sede para el país, mantuvo encuentros de trabajo con autoridades y empresarios del país para ponerlos al tanto de las características del encuentro de fines de noviembre.

En las instalaciones del Centro de Convenciones de Punta del Este, el equipo de Uruguay XXI informó a las autoridades y empresarios locales, encabezados por el intendente Enrique Antía, de los detalles del encuentro.

Consejos.

Durante la reunión, el gerente del Grupo Ellis, Gastón Ciganda, presentó a los empresarios una guía práctica para atender a los visitantes asiáticos, cuya cultura tiene rasgos peculiares que deben ser tenidos en cuenta para agasajar a los visitantes.

La audiencia tomó buena nota de las sugerencias y recomendaciones que se expusieron en la reunión:

1°) Ciganda recordó a los hoteleros que los chinos, en su gran mayoría, son supersticiosos; y la numerología es casi una obsesión nacional. Por eso, sería conveniente hospedarlos en habitaciones de los pisos 6 (el número de la fluidez y la falta de obstáculos). Otros dos números que agradan a los chinos son el 8 y el 9, que en mandarín se pronuncia de forma similar a la expresión "ganar fortuna".

2°) El piso 4, o la habitación número 4, son lugares prohibidos, hasta el extremo de que en muchos ascensores de edificios chinos no hay números 4 (como no hay números 13 en algunos hoteles occidentales). El motivo es que, en mandarín, el número 4 (sì) se pronuncia de forma similar a la palabra "muerte" (s).

3º) Las habitaciones ocupadas por los visitantes chinos deben contar con abundante agua caliente para consumo. Los chinos la emplean para beber diferentes infusiones o preparar sopas a cualquier hora del día. Además, como ocurre en China, el hotel debe suministrar de forma gratuita dos botellas de medio litro de agua por día.

5°) Los chinos generalmente cenan a partir de las 6 de la tarde. Ciganda aconsejó colocar en la mesa palillos chinos a la hora de la comida, del lado derecho del plato o el recipiente, junto con los cubiertos clásicos. La variedad de alimentos dispuestos en la mesa es una característica de la cocina china. Prefieren varios platos pequeños y variados en lugar de un solo plato grande. Todos los platos se sirven juntos, con la excepción de la sopa, que generalmete se sirve al final. Se recomienda evitar los productos lácteos (crema, queso, mantequilla) y utilizar muchas especias al cocinar. Se puede prescindir del vino, los chinos no lo aprecian tanto como el té.

6º) Contar con menús en mandarín en los restaurantes es un buen gesto de hospitalidad. Lo único en la carta que se puede mantener en castellano es "flan", postre inexistente en China. La mayoría de los chinos solo se expresan en su idioma. Muy pocos en inglés; menos aún en español.

7º) Los chinos no dejan propina. El mozo debe estar advertido y sonreír igual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)