REGASIFICADORA

Guerrero y Cánepa negaron la denuncia

Los exjerarcas de la administración del presidente José Mujica negaron cualquier vinculación con una supuesta gestión hecha por un gobernante brasileño de la época de Dilma Rousseff para favorecer a una empresa cuestionada ante la Justicia de ese país.

Homero Guerrero. Foto: archivo El País
Homero Guerrero. Foto: archivo El País

Homero Guerrero, exsecretario de la Presidencia, y Diego Cánepa, exprosecretario, concurrieron a la comisión investigadora sobre la frustrada planta regasificadora para ser consultados sobre la denominada "conexión brasileña" de construcción del proyecto por la cual se habría realizado alguna gestión ante el gobierno de Mujica para obtener la adjudicación de la obra a favor de la brasileña OAS. Este tema es uno de los capítulos de investigación que lleva adelante la comisión legislativa.

"Esa gestión la habría realizado el exgobernador de Minas Gerais, luego ministro de Energía de Brasil, Fernando Pimentel. En la denuncia que está radicada en la Justicia del vecino país, se dice que la gestión se habría hecho ante el jefe de la Casa Civil del gobierno de Mujica, y el equivalente sería la Secretaría de la Presidencia, por lo que parecía de orden consultar a ambos", dijo Abdala.

Los dos dijeron que "nadie había hecho una gestión con ellos" y que no les constaba que eso se hubiera hablado con el expresidente Mujica. "Nosotros les creemos, sin perjuicio de lo cual una denuncia en la Justicia brasileña sigue su curso", sostuvo.

El trabajo de la comisión investigadora se aproxima a su conclusión y el primer jueves de diciembre volverán a reunirse sus miembros para acordar la presentación de informes al plenario de la Cámara.

Gas Sayago.

Asimismo, la empresa Gas Sayago remitió a la comisión investigadora una serie de documentos sobre los que pidió reserva, que tienen que ver con la contratación para la obra de construcción del tramo subfluvial y el tramo terrestre de la interconexión del gasoducto Cruz del Sur con la futura terminal. Lo que se construyó fue el tramo terrestre solamente. OAS fue primero preseleccionada y luego se le concedió la obra, lo que para Abdala "despierta suspicacias" porque no tenía experiencia en construcciones off shore. El tramo subfluvial que no se construyó era de tres kilómetros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)