Falta más de la mitad de los comprobantes, según auditoría del Pit-Cnt

Gremio de la salud: faltante de boletas y gastos excesivos

Documentación "irregular" e "inverificable". Faltante de recibos. Cuantiosos préstamos a líderes gremiales de los cuales no se puede determinar su devolución. Gastos excesivos en viajes. Y giros de dinero al expresidente del sindicato, Alfredo Silva, cuando este ya era director de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El análisis de las finanzas de la FFSP da cuenta de las irregularidades con la plata de sindicalistas.

Estas son algunas de las irregularidades constatadas en la contabilidad de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), y que fueron enumeradas junto a los respectivos comprobantes, en una auditoría diseñada por el Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt, a la que accedió El País.

Sobre la Colonia de Vacaciones —de la cual un documento preliminar de la auditoría interna del sindicato advertía, según reveló El País en marzo pasado, la pérdida de 10 millones de pesos debido a diversas irregularidades—, el informe analizó un total de 3.382.233 pesos correspondientes a egresos que van desde enero a diciembre de 2013. De este dinero se señala que el 46% está justificado con documentos correctos, 32% no cuenta con ninguna documentación que justifique el gasto, 19% se justifica con documentos irregulares y 3% con documentos inverificables.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Préstamos y viajes.

Otro capítulo de la auditoría da cuenta de los préstamos que pedían algunos miembros de la Federación, sobre todo jerarcas sindicales, y de los cuales "la carencia de información veraz" hizo imposible "determinar la devolución total o parcial" del dinero solicitado. Quien más plata pidió en el lapso que va del año 2011 al 2014, fue el exdirector de ASSE y expresidente del gremio, Alfredo Silva. Según consta en la documentación, se le entregaron en calidad de préstamo $ 130.000. Como consecuencia de su gestión en ASSE, Silva fue procesado en el marco de una maniobra de sobrefacturaciones con una empresa que se encargaba de la limpieza del Maciel.

En segundo lugar está la también expresidenta del sindicato, Beatriz Fajián, con un préstamo de 125.000 pesos.

Y tercero Heber "Toshiba" Tejeira, dirigente procesado e involucrado en el caso Silva, con 109.000 pesos.

Además, se señala que el actual presidente del gremio, Pablo Cabrera, pidió un monto de 45.000 pesos a su nombre, aunque un documento interno advertía que este dinero fue en realidad otorgado a Silva (incluso el trabajo del Instituto Cuesta Duarte adjunta la fotocopia de una boleta en la que se prueba que el dinero fue para él).

El informe también devela que los principales dirigentes de la Federación compraron computadoras y celulares, y que su costo fue descontado sobre las cuotas semanales que reciben los sindicalistas por gastos de representación.

"No se cuenta con documentación que respalde estos gastos", señala en tanto el informe sobre las grandes cifras de dinero que los sindicalistas gastaron en viajes. Desde 2011 a 2014 los dirigentes de la Federación gastaron 4.252.946 pesos en viajes. La que más gastos generó fue Fajián, con un monto de 1.573.255 pesos —solo en 2013 retiró por este concepto un total de 601.717 pesos—.

El informe también señala que quienes viajaron no reintegraron el dinero que cobran por gastos de representación, en el entendido de que si estaban moviéndose con viáticos durante los viajes no necesitaban también este dinero.

Supermercado.

Luego, sobre las compras que corresponden al período que va desde diciembre de 2010 a mayo de 2015 en el proveedor Polakof y Cia. S.A., razón social de los supermercados El Dorado, se dice que "no se cuenta con boletas de compra contado o facturas y recibos de este proveedor" y que "por tanto no se pueden determinar los bienes adquiridos, su efectiva recepción, ni su destino".

El informe sostiene que en el período de estos cinco años "se observa un saldo negativo de 115.039 pesos compuesto por débito de 4.336.778 y créditos de 4.221.783".

El Cuesta Duarte consultó al contador de la FFSP, Carlos Rocumpaj, sobre la forma de trabajo con este proveedor, y manifestó que "se libraban cheques para futuras compras, sin establecerse a qué artículos podían corresponder. Posteriormente, integrantes de la FFSP concurrían al local a retirar la mercadería ya pagada con los cheques diferidos antes mencionados. Asimismo, podía suceder que se le indicaba a este proveedor a qué dirección debía enviar la mercadería".

SABER MÁS

Pagaban a Silva siendo director de ASSE

Alfredo Silva asumió como representante de los trabajadores en ASSE en 2008 y se mantuvo en el cargo hasta 2014. Durante este tiempo estuvo en los dos lados del mostrador, pues al mismo tiempo ostentaba el liderazgo de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP).

Como director de ASSE, Silva ganaba unos 100.000 pesos y contaba con otros beneficios como auto con chofer, dos adjuntos y dos asistentes a su disposición. Sin embargo, según la auditoría que el Instituto Cuesta Duarte hizo en la FFSP, Silva siguió cobrando los gastos de representación como sindicalista. La plata era depositada cada semana en una cuenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)