PROFESORES DE SECUNDARIA RESISTEN CAMBIO DE PLAN

Gremio rechaza plan que elimina repetición en liceos

Amenazan con un conflicto si no se vuelve al viejo sistema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trabajadores del liceo N°50 piden vivir al viejo programa. Foto: A. Colmegna

Los profesores del liceo N° 50 de Casabó no saben responder a una pregunta sencilla de los estudiantes: "¿Qué pasa si no llego a un nivel mínimo como para pasar de año?". La Propuesta 2016, que en marzo comenzó a funcionar en ocho centros educativos, dos de Montevideo y seis del interior, no concibe la repetición, pero tampoco aclara qué pasa si los alumnos no logran aprender lo que tienen que aprender.

Para el núcleo sindical del liceo N° 50 la Propuesta 2016 del Consejo de Educación Secundaria (CES) es un "experimento" que demuestra la "improvisación pedagógica" de las autoridades de la enseñanza. La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) respalda a estos trabajadores, al tiempo que analiza "los problemas" que el proyecto trajo en otras instituciones donde fue implementado.

"La Propuesta establece que cuando un docente evalúa que un alumno no ha adquirido los objetivos mínimos previstos, no repite, sino que queda en una situación denominada en proceso. Pero nadie sabe qué significa eso. Los compañeros preguntaron al CES y a los inspectores, pero no recibieron una respuesta, porque ni ellos saben qué quiere decir", explicó a El País el dirigente de Fenapes, José Moreira.

El plan especial del CES está destinado a alumnos de 13 a 17 años que nunca se inscribieron, que abandonaron o que hayan repetido el primer año de el Ciclo Básico. Establece tres casilleros donde se puede colocar a los estudiantes: están los que acreditan el curso (los que promueven), los que se desvinculan y los que están "en proceso", sin explicar qué significa esto.

El programa además establece la creación de equipos socioeducativos en las instituciones donde funcione, pero al menos en el liceo N° 50 todavía, a esta altura del año, no fue enviado un psicólogo ni un trabajador social, según comentó Moreira a El país.

Lo otro que confunde a los docentes es un cambio en el nombre de las materias. Por ejemplo, matemáticas pasa a llamarse "Razonamiento Lógico-Matemático".

También señalan que el plan de evaluar por semestralidad, otro de los pilares de la Propuesta —que establece a través de la detección temprana de los problemas de los alumnos poder llevar adelante mecanismos para rescatarlos de los malos resultados—, no puede funcionar debido a que no se dieron directivas sobre de qué manera se aplica. A esto se le añade la falta de personal.

La Propuesta 2016 está supuestamente destinada de manera exclusiva a alumnos que antes fueron atendidos por el Programa Aulas Comunitarias, sin embargo para cubrir los cupos terminaron anotando a cualquier estudiante. "Para esto se cerró un aula comunitaria de La Boyada, pero el liceo está en Casabó. Entonces la mayoría de los jóvenes ni se anotaron, porque no tienen como llegar. No hay ómnibus y la distancia es mucha", señaló Moreira. Se trata de 5 kilómetros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)