ANCAP

Gremio negocia, pero sigue paro

Tiene “desconfianza grande” hacia el directorio de Ancap.

Refinería: el sindicato no quiere cambiar las guardias mínimas. Foto: Archivo El País
Refinería: el sindicato no quiere cambiar las guardias mínimas. Foto: Archivo El País

El sindicato de Ancap decidió ayer en asamblea aceptar la propuesta de la ministra de Industria, Carolina Cosse, para discutir durante una semana las guardias mínimas que debe tener la refinería de La Teja, pero no levantará la medida de paro que hoy afecta a las instalaciones. Gerardo Rodríguez, dirigente del sindicato dijo a El País que no se aceptó "la condición que puso el directorio de levantar la medida" porque "hay una desconfianza muy grande".

El Directorio quiere que las guardias mínimas sean de 42 personas y no de 54 como eran hasta ahora en función de un convenio firmado por Ancap cuando era presidida por el ex- vicepresidente Raúl Sendic.

"El directorio ha incumplido los convenios firmados y permanentemente ha faltado a los compromisos asumidos con los trabajadores", acusó.

Además, el sindicato está molesto desde que el gobierno dispuso modificar el funcionamiento del sistema médico de la empresa pública lo que provocó este año un prolongado y duro conflicto que derivó en la declaratoria de esencialidad de la distribución de combustible.

"Acá está jugando cómo se resolvió el tema del servicio médico. Nosotros fuimos derrotados claramente y el directorio, envalentonado, por ese triunfo quiere resolver de la misma manera el tema de los servicios mínimos", sostuvo Rodríguez. "Fuimos derrotados por el servicio médico pero no estamos vencidos", advirtió.

Dentro de una semana el sindicato volverá a reunirse con Cosse para evaluar la marcha de las tratativas. Rodríguez dijo que la decisión de continuar con el paro fue tomada en una asamblea en la que participaron 100 trabajadores y solamente se registró una abstención y ningún voto en contra.

La refinería de La Teja está en trabajos de mantenimiento desde el mes de febrero pasado y debería haber sido reinaugurada el 1º de junio pasado. Cada semana de demora en las obras tiene un costo de alrededor de US$ 1 millón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)