RENDICIÓN DE CUENTAS

Gremiales del agro amenazan con medidas por nuevo catastro rural

Piensan que hay “un odio tremendo” contra productores agropecuarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori cuando comunicó el inicio del nuevo catastro. Foto: Darwin Borrelli

Las gremiales rurales están furiosas por la intención del gobierno de actualizar el catastro de las propiedades rurales, lo que indirectamente es un aumento de impuesto, a modo de ver de los dirigentes de la Asociación Rural del uruguay (ARU) y la Federación Rural del Uruguay (FRU).

El ministro de Economía Danilo Astori anunció la semana pasada, cuando presentara el proyecto de Rendición de Cuentas en el Parlamento, que está "en marcha" una actualización catastral para la propiedad rural, lo cual a juicio de Pablo Zerbino, presidente de la ARU, representa "un aumento de la contribución inmobiliaria y del Impuesto de Primaria".

Astori se había comprometido ante la bancada del Frente Amplio a esta actualización cuando presentó los lineamientos de la Rendición. Eso significará un aumento de la contribución inmobiliaria rural que, según Astori, tiene hoy sus valores "desvinculados de la realidad y obsoletos". La propuesta para la actualización catastral fue promovida por el diputado socialista Roberto Chiazzaro, en vez de una iniciativa para aumentar el Impuesto al Patrimonio que había propuesto ese sector político y que el ministro Astori no compartía.

El vicepresidente de la Federación Rural Miguel Sanguinetti dijo a El País que están "totalmente desconformes porque el gobierno nos volvió a mentir, como tantas veces lo ha hecho. Había dicho claramente que al agro no se le iba a aumentar ningún impuesto más", recordó. "En el agro hay cero rentabilidad, o rentabilidad negativa", agregó, "y a este gobierno fabuloso se le ocurre aumentar la carga impositiva. Hay mucha bronca en la gente", afirmó Sanguinetti.

El dirigente adelantó que la dirigencia analiza tomar medidas, aunque no anticipó cuáles. Dijo que justamente por la rentabilidad negativa que tiene el productor enfrenta atraso en los pagos a proveedores y además se quejó del atraso cambiario por el valor del dólar.

Para Sanguinetti, "hay gente que tiene un odio tremendo a la gente del campo, no hay duda, y lo demuestra en estos casos. Ni siquiera piensan en el país porque el 80% de las exportaciones salen del campo. La realidad es que la gente en lo único que piensa es en achicar, sacar empleados, no invertir, no gastar".

En tanto, Zerbino dijo que a esta información "la vemos con mucha preocupación" y "va a contramano del lineamiento que nos planteó el gobierno", afirmó Zerbino a Rurales de El País. Aseguró que son impuestos ciegos que "no contemplan a la producción y rentabilidad del negocio" agropecuario.

El presidente de ARU dijo que aspira a que la renovación catastral del campo "sea una intencionalidad de un sector y no se aprobada", en tanto afirmó que la noticia amerita una "reunión con el ministro Astori". Esta semana la gremial se reunirá con la Federación Rural para intercambiar preocupaciones.

Atraso cambiario.

Zerbino reiteró que significan impuestos que "no contemplan la rentabilidad del negocio". Y si se suman a estas modificaciones el atraso cambiario, señaló que "no está quedando oxígeno necesario para hacer de esto un negocio creíble y confiable como siempre lo ha sido".

El tipo de cambio debería ser un tema que se "analice a fondo" para que Uruguay sea un país competitivo y no quede "más atrasado de lo que está actualmente", dijo el gremialista. Destacó que se han alcanzado valores de venta de carne vacuna al extranjero "superiores a los países de la región", pero lo que recibe el productor "está por debajo a los de éstos", destacó.

Aseveró que "el costo país se está quedando con la ganancia del productor" que ha venido realizando un gran esfuerzo para "producir y exportar más", sin embargo las ganancias quedan en los costos internos. Zerbino dijo que el productor continúa invirtiendo aunque, de seguir así, en algún momento "vamos a retroceder".

Si bien el catastro rural está siendo adecuado por el Poder Ejecutivo, aún no hay cálculos sobre cuánto puede rendir por año. En lo que Astori ha insistido más es en que la actualización es necesaria porque el valor de los padrones estaba fuera de la realidad, algo que es lo que más molesta a las gremiales de productores rurales. En uruguay hay algo más de 50.000 productores rurales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)