ODISEA POR PARTIDAS DE NACIMIENTO

Grandes colas en el Registro Civil: el sindicato culpa a la tecnología

Sostienen que el sistema de agenda electrónica enlenteció los trámites.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El público esperaba ayer ser atendido en el Registro. Foto: Francisco Flores

Una larga fila de personas aguardaba ayer resignada ante la entrada del Registro Civil, en Uruguay y Río Branco. Habían llegado antes de que el organismo abriera para intentar ser atendidos más rápido y evitarse las usuales demoras. En muchos casos, eso no fue posible. La cola se mantuvo durante casi 5 horas —hasta las 15:00— cuando por fin comenzó a disiparse.

"Llegué a las 12:30, me atendieron en el mostrador y me dieron hora para las 13:15. Eran las 13:15 y no me llamaban; a las 13:30 tampoco, y a las 13:45, tampoco. Como a las 13:50 debía hacer un trámite en otro lugar, pregunté si podía volver más tarde. Me dijeron que sí. Cuando volví, me atendieron y desde hace 40 minutos que estoy esperando que me llamen de caja para pagar", contó Sandra. El trámite —que era urgente en su caso— le estaba llevando más de dos horas.

Según Eduardo Murias, presidente del sindicato de funcionarios del Registro Civil, las demoras en la atención se han incrementado con la implementación de la agenda electrónica. "En vez de solucionar los problemas, los agravó", aseguró.

"La agenda electrónica ha creado un caos tremendo. El Registro Civil es un organismo muy especial. Nosotros consideramos que no podemos implementar cosas que funcionan en UTE o Antel, donde hay muchos más trabajadores. Acá somos muy pocos funcionarios, unos 150, y hay muchos usuarios. Nosotros atendemos hasta las 15:00 pero nos hemos quedado hasta las 16:30 porque todavía hay público", dijo Murias.

La mayoría de las personas, contó, "recién se enteran cuando llegan de que tienen que agendarse; si no, no se pueden llevar el documento".

"Hace unos días una chica me decía que hacía tres días que estaba viniendo y no podía conseguir fecha para sacar una partida, porque todas las horas ya estaban tomadas", contó.

"Antes, cuando tenías que sacar una partida a través del trámite común, ibas un día directamente al mostrador, se atendía a las personas por orden de llegada o se les daba un número y a las 48 horas retirabas el documento. Tenía un costo ínfimo. Todos eran atendidos. Era un sistema más precario pero funcionaba bien. Abríamos a las 10:15 y veinte minutos después ya no había más fila", dijo.

Costos.

Según explicó, otro de los problemas que genera el nuevo sistema se relaciona con las personas que no tienen acceso a internet, no tienen computadora o no saben que se puede sacar hora online. Para ello pusieron dos puestos, para agendar en el lugar. "Ahora las personas tienen que venir un día a pedir fecha, otro para solicitar la partida, y un tercer día para retirarla, por lo que tienen que pagar 6 boletos de ómnibus, más el costo del documento, lo que les termina saliendo lo mismo que una partida urgente", indicó el dirigente gremial, y agregó que en muchos casos, las personas no cuentan con ese dinero "debido a que están en situación de calle".

Superpoblación.

La nueva modalidad de agenda electrónica, según Murias, está provocando que se junten cuatro veces más del público que solían atender antes.

"Hoy tenemos a personas que se habían agendado para ese día, sumado a otros que vinieron sin agendarse porque no sabían que se podía hacer por internet. Algunos días las colas llegan a ser de prácticamente toda la manzana", se quejó.

Esa situación ha empeorado en vísperas de Turismo.

"Muchas personas que se van de viaje vienen a tramitar el permiso de menor y les dan hora para después de semana de Turismo, cuando ya tienen los pasajes para viajar", expresó.

El presidente del sindicato comentó que la situación de las largas filas llegó ayer a oídos de la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, quien ordenó que la espera se hiciera "puertas adentro".

"Tenemos una instalación que alberga cierta cantidad de gente. Hay momentos en que la situación es desbordante y está tan colmado el lugar que la gente no se puede movilizar, no puede circular. Algunos han llegado a descomponerse", sostuvo el sindicalista.

"Yo creo que los que diseñaron este sistema lo tienen que corregir. Está más que demostrado que no funciona. Eso es por hacer programas sin tener en cuenta a los funcionarios. El que sabe es el que trabaja acá", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)