EL DEBATE POR LA RENDICIÓN DE CUENTAS

Golpe a universidades privadas: sacan beneficios por donaciones

El aumento del IASS irá en un proyecto independiente de la Rendición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diputados del FA durante un descanso en medio de las negociaciones. Foto: M. Bonjour

El Frente Amplio sigue sin acordar qué hacer con la postergación de gastos en la educación pública, pero eso no impidió que su bancada aceptara darle un golpe a las universidades privadas.

La bancada del Frente Amplio votó un aditivo a la Rendición de Cuentas que quita la posibilidad a las empresas privadas de descontar donaciones que realizan a las universidades privadas, dijeron a El País fuentes de la coalición. La propuesta fue realizada por el grupo IR que lidera la diputada Macarena Gelman, y acompañada por el resto de los sectores.

La ley 18.083 regula el régimen de donaciones especiales que permite beneficios fiscales a los donantes. La normativa vigente permite que el 75% de lo donado se impute como pago a cuenta del Impuesto al Patrimonio y del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas, por lo que en definitiva cuenta para el Estado como una resignación fiscal.

El aditivo aprobado por la bancada y que se pondrá a consideración hoy sábado en la Comisión de Hacienda y Presupuesto, retira de la lista de donaciones a las universidades privadas. Por lo tanto, las empresas ya no podrán descontar impuestos si donan a la Universidad Católica, la Universidad de Montevideo, la Universidad ORT, la Universidad de la Empresa y el Instituto Universitario Claeh.

Se mantienen los beneficios de las donaciones para la Universidad de la República y otras organizaciones sociales. Asimismo, podrán seguir descontando impuestos las empresas que donen a instituciones privadas cuyo objeto sea la educación Primaria, Secundaria, técnico-profesional "debidamente habilitadas, y que atiendan efectivamente a las poblaciones más carenciadas, así como para financiar infraestructura educativa de las instituciones que presenten su proyecto educativo a consideración del Ministerio de Educación y Cultura".

El tema de los beneficios fiscales que se otorgan a empresas por las donaciones a centros educativos privados no es nuevo dentro del Frente Amplio, ya que fue cuestionado en múltiples oportunidades por el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el IR.

Bajo el régimen de donaciones especiales que permite beneficios fiscales a los donantes, empresas privadas entregaron a instituciones públicas y sociales un total de US$ 11,5 millones durante 2015, según datos que surgen de la Rendición de Cuentas enviada por el Poder Ejecutivo al Parlamento. A la cabeza del ranking se encontraba el Liceo Impulso, institución de tiempo completo laica y gratuita de gestión privada ubicada en Casavalle, que en 2015 recibió aportes de casi 70 empresas por US$ 2,1 millones.

En la discusión presupuestal del año pasado, el sector IR propuso incluir dentro del proyecto de Presupuesto la eliminación de las exoneraciones que reciben los privados por las donaciones a instituciones educativas, ya sean de Primaria, Secundaria o universitarias. En esa oportunidad no contó con los votos para ser aprobada.

Educación pública.

Después de tres días de intensa negociación, la bancada oficialista votó ayer un nuevo cuarto intermedio hasta hoy a la hora 9.00, donde según el diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) se votará sí o sí el polémico artículo sexto del proyecto de Rendición de Cuentas que posterga gastos en la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República.

La bancada analizaba anoche una nueva propuesta realizada por el Poder Ejecutivo para no postergar $ 700 millones. Sobra la mesa tenían una propuesta para que el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) aportara $ 100 millones a modo de préstamo a la Universidad de la República. Esta propuesta era considerada insuficiente por el Partido Comunista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

El problema que esta opción no depende del Poder Ejecutivo, sino del Pit-Cnt y los empresarios, responsables de los fondos del Inefop. Los empresarios ya dieron el aval para el uso de los recursos y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, esperaba anoche por una respuesta de la central obrera para terminar de destrabar la situación con la bancada.

El diputado comunista Gerardo Núñez dijo a El País que en principio no votará el artículo seis de la Rendición de Cuentas. "Si no se cambia el artículo seis, tal como está, no lo estaríamos votando. Estamos haciendo todos los esfuerzos para conseguir una salida conjunta, si no sucede eso vamos a estar proponiendo a la bancada votar el acuerdo al que habíamos llegado con varios sectores de cambiar el artículo seis y agregar un sustitutivo para otorgar los aumentos a la ANEP, la Udelar y el Hospital de Clínicas", indicó Núñez.

Jubilados.

Por otro lado, el Frente Amplio retiró del proyecto de Rendición de Cuentas el incremento de las tasas del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), ante la advertencia de la oposición de que se trata de una disposición inconstitucional. La iniciativa se presentará como un proyecto de ley por fuera de la Rendición de Cuentas.

El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) explicó ayer en la comisión de Presupuesto que la decisión de retirar el artículo busca evitar una declaración de inconstitucionalidad.

El nacionalista Pablo Abdala había advertido que el incremento de las tasas del IASS era "inconstitucional", porque no se pueden modificar las pensiones en una norma presupuestal o de Rendición de Cuentas.

"Si el gobierno llega a aprobarlo, cualquiera de los jubilados afectados por esta disposición que vean incrementado los impuestos por jubilación podrán recurrir a la Suprema Corte", había señalado horas atrás a El País.

"Es clarísimo que este artículo de la Rendición, que cambia las tasas del IASS, afecta el valor de las pasividades y viola la Constitución", sostuvo el diputado Abdala.

Para el presidente Vázquez, el acuerdo con el FA fue "violado".

El presidente Tabaré Vázquez dio por "violado" el acuerdo que había alcanzado con el Secretariado del Frente Amplio por la Rendición de Cuentas. Así se lo comunicó ayer por teléfono el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, a Daniel Marsiglia, integrante del terceto que dirige la coalición de izquierda, según supo El País. El Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y la Liga federal no votarían el polémi-co artículo seis que posterga $ 1.500 millones para la Administración Nacional de Educación Pública y la Universidad de la República.

En los hechos esto supone un quiebre entre el presidente y una parte de la bancada oficialista. Después de recibir el mensaje de Váz-quez, sectores como el Movimiento de Participación Popular (MPP) y la lista 711 flexibilizaron su posición y se mostraron favorables a consensuar una salida. La lista 711 recibió un mensaje del vicepresidente Raúl Sendic para que sus legisladores acompañaran la propuesta del Ejecutivo.

Vázquez había acordado los términos de la Rendición con el Secretariado del Frente Amplio el 2 de junio en la residencia de Suárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)