“PAPELES DE PANAMÁ”: REACCIONES EN EL MUNDO

Gobiernos abrieron indagatoria por evasión

El bufete Mossack Fonseca dijo que recibió un ataque cibernético pero “limitado” en su base de datos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miles se concentraron para exigir la dimisión del primer ministro de Islandia. Foto: Reuters

Gobiernos de todo el mundo comenzaron a investigar ayer lunes posibles ilícitos financieros de ricos y poderosos, tras la filtración de cuatro décadas de documentos de un bufete panameño especializado en crear compañías en paraísos fiscales.

Los llamados "Papeles de Panamá" detallan tramas que implican a muchas figuras mundiales, desde el presidente ruso, Vladimir Putin, a los mandatarios de Argentina y Ucrania y familiares de los primeros ministros de Reino Unido, Islandia y Pakistán.

Si bien tener dinero en empresas offshore no es ilegal en sí, los periodistas que recibieron las filtraciones dijeron que los documentos pueden ofrecer evidencia de riqueza escondida que tenga origen en evasión fiscal, lavado de dinero, tráfico de drogas y otros delitos.

El estudio panameño Mossack Fonseca, que dice haber creado más de 240.000 compañías offshore para clientes, negó cualquier ilícito y dijo que es víctima de una campaña contra la privacidad.

Importantes funcionarios y empresarios respondieron a las filtraciones, que publicó Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), negando que hayan cometido ilícitos. Otros no hicieron comentarios.

El Kremlin dijo que las publicaciones no contienen "nada concreto y nada nuevo", mientras una portavoz del primer ministro británico, David Cameron, sostuvo que los supuestos lazos de su difunto padre con una compañía en el exterior son un "asunto privado".

En Argentina, políticos opositores pidieron una explicación al presidente Mauricio Macri por haberse desempeñado co-mo director de una empresa en el paraíso fiscal de Bahamas, que estaba relacionada con los negocios de su padre.

Alemania, Australia, Austria, Brasil, Estados Unidos, Francia, Holanda y Suecia son algunos de los países que dijeron que han empezado a investigar el asunto, sobre la base de más de 11,5 millones de documentos del bufete Mossack Fonseca, que tiene su sede en Panamá.

En Brasil, donde un escándalo de corrupción amenaza a la presidenta Dilma Rousseff, el diario O Estado de São Paulo dijo que políticos de siete partidos son mencionados como clientes de Mossack Fonseca, aunque ninguno del gobernante Partido de los Trabajadores.

"Pienso que la filtración probará ser probablemente el mayor golpe que el mundo offshore haya recibido debido al alcance de los documentos", dijo Gerard Ryle, director del ICIJ, sobre los papeles que cubren desde 1977 a diciembre pasado.

Inaceptable.

El material apunta a que algunas firmas con domicilio en paraísos fiscales supuestamente habrían sido usadas para lavado de dinero, tráfico de armas y drogas y evasión de impuestos.

El diario británico The Guardian dijo que los documentos mostraron una red de negocios y créditos secretos offshore por valor de 2.000 millones de dólares que lleva hasta amigos cercanos al presidente ruso Putin, como el violonchelista Sergie Roldugin.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó los reportes que, dijo, buscan desacreditar a Putin antes de las próximas elecciones.

El gobierno británico pidió una copia de los datos filtrados, algo que podría ser embarazoso para Cameron, que se ha mostrado muy crítico con la evasión fiscal.

Los documentos mencionan al fallecido padre del primer ministro, Ian Cameron, un próspero corredor de bolsa, además de a miembros del Partido Conservador, exdiputados y donantes.

Panamá.

El director del bufete panameño, Ramón Fonseca, dijo que la compañía no ha actuado mal, pero reconoció que su firma sufrió un ataque cibernético exitoso pero "limitado" a su base de datos.

El directivo, que fue un alto funcionario del gobierno de Panamá hasta marzo, dijo a Reuters que la firma, que se especializa en la creación de empresas offshore, ha formado más de 240.000 sociedades y que la "gran mayoría" de ellas ha sido para "usos legítimos".

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que ha impulsado una mayor transparencia tributaria, dijo que Panamá "debe poner su casa en orden".

Antes de las filtraciones, el grupo había advertido a los ministros de Finanzas del G20 de que Panamá se estaba retractando de su compromiso de compartir información con otros gobiernos.

"Las consecuencias del fracaso de Panamá a la hora de cumplir con los criterios de transparencia internacional están ahora a plena vista del público", dijo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurria, en un comunicado.

Primera víctima.

El jefe de la ONG Chile Transparente, Gonzalo Delaveau, dejó su cargo ayer lunes luego de ser mencionado en los "Papeles de Panamá". En el caso de Chile los documentos involucran además a personas vinculadas al ámbito banquero, minorista, medios de comunicación y deporte.

La renuncia de Delaveau ocurrió horas después de que el Servicio de Impuestos Internos (SII) informó el inicio de un "seguimiento exhaustivo" de los chilenos mencionados en el caso. "La denominada Lista de Panamá podrá ser utilizada para complementar las distintas iniciativas de fiscalización y colaboración con otros países", dijo el SII. (En base a REUTERS)

EE.UU. se toma "muy en serio" las filtraciones.

El gobierno estadounidense dijo ayer lunes que "toma muy en serio" y está revisando todas las denuncias de corrupción desveladas por la filtración masiva de los "Papeles de Panamá", incluidas las acusaciones que podrían tener un vínculo con Estados Unidos o con su sistema financiero.

Ni el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ni un vocero del Departamento de Justicia, Peter Carr, quisieron comentar sobre los casos específicos de autoridades de todo el mundo, entre ellos aliados de Estados Unidos, que presuntamente recurrieron al bufete panameño Mossack Fonseca para desviar sus fortunas a paraísos fiscales.

"Aunque no podemos comentar sobre los detalles de estos documentos, el Departamento de Justicia toma muy en serio todas las acusaciones creíbles de alto nivel sobre corrupción en el extranjero que podrían tener un vínculo con Estados Unidos o nuestro sistema financiero", dijo Carr en declaraciones a EFE.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca aseguró que Estados Unidos "sigue siendo uno de los principales defensores de la necesidad de una mayor transparencia en el sistema financiero internacional".

Earnest consideró que esa transparencia es clave para "arrancar la corrupción de raíz" y acabar con la "financiación de organizaciones terroristas".

EL FÚTBOL EN LA MIRA

Boca, Milan y el Real Sociedad.

Los Papeles de Panamá rozan a la FIFA e incluyen a Michel Platini y a una veintena de clubes, entre ellos el argentino Boca Juniors y el italiano Milan, y figuras del fútbol como Lionel Messi. La megainvestigación incluye también al exjugador chileno Iván Zamorano, al argentino Leonardo Ulloa y a su compatriota Gabriel Heinze, ex de la selección blanquiceleste, además de siete jugadores del club español Real Sociedad. Darko Kovacevic, Nihat Kahveci, Sander Westerveld, Tayfun Korkut, Valeri Karpin, el argentino Gabriel Schrrer y Mattias Asper (los seis primeros formaron parte del equipo subcampeón de la temporada 2002-2003) usaron esa red entre 2000 y 2008, cuando fueron presidentes de Real Sociedad José Luis Astiazarán, Miguel Fuentes, María de la Peña, Juan Larzábal e Iñaki Badiola. El nombre del club no aparece como intermediario de las compañías en la base de Mossack Fonseca sino que figura el de cada jugador, cuyo nombre salió de la lista una vez que se iba del club.

Messi dice que no usó offshore

La familia Messi aseguró, mediante un comunicado, que nunca ha usado la sociedad que vincularía a Leo Messi con los denominados Papeles de Panamá. Los abogados del jugador están "estudiando acciones legales" contra los medios que han difundido la noticia. "Lionel Messi no ha llevado a cabo ninguno de los actos que se le imputan en ellas, siendo falsas e injuriosas las acusaciones de haber diseñado una nueva trama de evasión fiscal e, incluso, de crear una red de blanqueo de capitales", se asegura en el comunicado. Los Messi informan que la sociedad panameña a la que se refieren dichas informaciones —Mega Star Enterprises— se trata de "una compañía totalmente inactiva, que jamás tuvo fondos ni cuentas corrientes abiertas". La misma, según el comunicado de los Messi, deriva de "una antigua estructura societaria diseñada por los anteriores asesores fiscales de la familia Messi".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)