Para industria láctea

Gobierno ve muy difícil una salida para Ecolat

El sindicato que reúne a los trabajadores de la industria láctea decidió que hoy se realizará un paro de dos horas por turno en todo el sector en protesta por la situación planteada en la empresa Ecolat, que corre riesgo de ser cerrada por sus accionistas.

Heber Figuerola, dirigente del sindicato, dijo a El País que el gremio intentará reunirse con el presidente electo Tabaré Vázquez para plantearle la situación de la empresa de Nueva Helvecia y que evalúa un paro general de 24 horas para fines de mes en caso de que no se llegue a un acuerdo para entonces.

Ayer se realizó una reunión multipartita en el Ministerio de Trabajo en la que los accionistas peruanos de la empresa reiteraron que si no pueden realizar la reestructura que plantean —que supone 110 despidos— Ecolat deberá cerrar. El director de Trabajo, Luis Romero, dijo a El País que la situación es "muy difícil" y que la cartera baraja alternativas para que la reestructura no afecte a tantos trabajadores pero no quiere plasmarlas en un documento hasta no analizarlas hoy con el sindicato. No se ha barajado aún la eventual autogestión de la empresa o traer a un nuevo inversor porque "implicaría que los accionistas se vayan y nosotros no estamos en esa tesis", dijo Romero.

Actualmente unos 200 trabajadores siguen cumpliendo tareas en la planta de Nueva Helvecia donde procesan y envasan 45.000 litros de leche "larga vida". Figuerola acusó a los accionistas del grupo peruano Gloria de actuar de manera "irresponsable"-

La semana pasada se produjeron incidentes en la planta que estaba ocupada y los representantes de la empresa y un escribano fueron insultados. "La empresa no está ocupada. Los trabajadores están trabajando y fueron los accionistas que abandonaron la dirección de Ecolat", sostuvo Figuerola. El sindicato buscará hoy el apoyo del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt.

El grupo Gloria pretende realizar una reestructura que preservaría unos 100 empleos y que incluiría el retiro incentivado para 92 y el despido de 100. La reestructura propuesta también implicaría que no fabricaría más queso.

Figuerola aseguró que los accionistas "buscan cualquier pretexto para irse" y que la planta de queso es viable. Según el sindicalista, el gremio rechaza totalmente los despidos.

"Primero aceptaron un sistema de rotación y luego enviaron los telegramas con los despidos. Fue salvaje", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)