PLANTA DE CELULOSA

El gobierno y UPM avanzan en las negociaciones

Terminarán de definir la ubicación de la planta de celulosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Partidos políticos presentan bloque monolítico en tema UPM y lo sacan de campaña electoral. Foto: AFP

El pedido del presidente Tabaré Vázquez para que se aceleren las negociaciones con la empresa UPM para concretar la segunda planta de celulosa, surtió efecto.

Los integrantes del gabinete ministerial que trabajan en las negociaciones lograron concluir la primera etapa y respondieron todos los puntos requeridos por los finlandeses como condición para confirmar el emprendimiento.

De la lista presentada, el gobierno accedió a todos los puntos, menos a un pedido de exoneración tributaria. La decisión ya fue informada a las autoridades de UPM en Finlandia y ahora el gobierno espera la respuesta.

El diario El Observador informó el viernes —basado en fuentes del gobierno — que el Poder Ejecutivo negó a la empresa finlandesa exoneraciones impositivas solicitadas. Incluso UPM dijo que si se le habilitaran más exoneraciones fiscales podría pensar en construir una tercera planta; la cuarta de este tipo en Uruguay. A pesar de eso desde el gobierno se explicó a El País que las expectativas son buenas y que se confía en recibir una respuesta positiva de parte de UPM.

El País consultó ayer de noche al ministro de Transporte, Víctor Rossi, que prefirió no dar detalles para evitar entorpecer las negociaciones. Sin embargo, sí aclaró que el diálogo ha sido muy bueno y avanza por buen camino.

"Esto es de a poco. Un ladrillo, luego se pone el otro, y luego el otro", graficó el ministro que participa en las negociaciones con los finlandeses.

"En este proceso, como toda construcción, debe irse ladrillo a ladrillo. Las negociaciones van. Se está trabajando y hasta ahora va bien", agregó Rossi.

El jueves el semanario Búsqueda publicó que los ministros de Economía, Danilo Astori y de Vivienda, Eneida De León, manifestaron su discrepancia con los aspectos impositivos que se le estaban concediendo a la empresa UPM.

Sus planteos fueron atendidos por el grupo que trabaja en la comisión junto al presidente Vázquez. Se explicó a los inversores que no se puede acceder a todos los pedidos por impedimentos legales.

Las fuentes consultadas explicaron que el hermetismo en las negociaciones se debe a requerimientos de UPM.

La semana próxima se volverá a reunir la comisión de ministros que trabaja en el tema para analizar la respuesta de UPM.

El gobierno pretende que las obras comiencen en 2018. Se requerirán importantes obras ferroviarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)