SALUD PÚBLICA

Gobierno profundiza lucha contra consumo de alcohol

Rotulado de botellas tendrán grado alcohólico de bebidas.

Las bebidas más consumidas en Uruguay son la cerveza, el vino y el whisky. Foto: N. Pereyra
El Ejecutivo envió el proyecto para regular consumo problemático. Foto: N. Pereyra

En Uruguay se estima que hay 261.000 personas que presentan un consumo problemático del alcohol; la situación "es especialmente grave en los jóvenes", según indicó el Poder Ejecutivo en el proyecto de ley enviado al Parlamento en el que se propone el diseño de una política nacional contra el consumo problemático de la sustancia.

Como una de las medidas, el gobierno pretende instrumentar una serie de etiquetas en los envases de botellas de alcohol en las que se informe el grado alcohólico de la bebida; así como los mensajes preventivos que se disponen en la normativa. Actualmente los envases de bebidas alcohólicas presentan la información, pero en letras muy pequeñas y en lugares poco visibles para el consumidor.

Mientras tanto, Fábricas Nacionales de Cervezas (FNC), así como importadoras consultadas por El País coincidieron ayer en que "están analizando" la propuesta del Ejecutivo: "Es pronto para emitir una opinión", aseguraron.

Por su parte, el vicepresidente del Centro de Almaceneros, Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), Daniel Fernández, indicó que la medida —en caso de ser aprobada en el Parlamento— no afectará la venta de alcohol en comercios de todo el país. Fernández dijo que el anuncio "tiene poco sentido ya que no cambia la vida porque el que toma alcohol lo seguirá haciendo".

Este martes, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, presentó ante la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores el proyecto de ley del Ejecutivo.

El senador del Partido Nacional, Javier García, consultó al secretario de Estado sobre las características de la propuesta al encontrar que era similar a la ya dispuesta para el caso de los alimentos con altos contenidos en grasas, grasas saturadas, sodio y azúcares. Basso contestó que "no se ha pensado en la misma lógica" ya que "se ha pensado, incluso ha habido iniciativas previas, en identificar con alguna leyenda los riesgos del consumo de alcohol, sabiendo que existen variados productos y distintas concentraciones de alcohol en ellos".

Basso agregó que "es sabido que las bebidas fermentadas y destiladas tienen distintas graduaciones, por lo tanto provocan diversos efectos" en las personas. El ministro informó que "cada vez más precozmente los jóvenes se ponen en contacto con el alcohol, a los 14 años ya hay contacto con la sustancia".

En esta población, siete de cada diez que consumieron alcohol tuvieron al menos un episodio de intoxicación en los últimos 15 días, agregó.

Agua potable en espectáculos.

El proyecto de ley a estudio ahora del Parlamento y resultado de una serie de reuniones de trabajo con representantes de la oposición política, el sindicato de la bebida y el comercio, propone también que en todo espectáculo público donde se venda alcohol, se coloquen dispensadores gratuitos de agua potable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)