Contexto complejo aconseja revisarlo a partir del año 2017

Gobierno presentó proyecto de ley presupuestal para período 2015-2019

La presentación del proyecto de ley presupuestal al Parlamento, una consecuencia directa de la situación gremial, se concretó en esta jornada. A partir de este martes, cuando se le dará entrada en la Cámara de Representantes, se contará con un plazo constitucional de 45 días, antes de ser votado y enviado al Senado, donde será tratado durante un lapso similar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El martes 16 se votará la polémica ley de medios. Foto: Ariel Colmegna

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo en conferencia de prensa que por parte del Poder Ejecutivo “no está pensado” enviar ningún tipo de mensaje complementario al Presupuesto que, por ejemplo, otorguen beneficios a los sindicatos de la enseñanza.

Además aseguró que hay "mucha satisfacción" en el gobierno por el resultado de un "trabajo intenso". El titular del MEF dijo que se encontró la manera de "conciliar las prioridades con la realidad fiscal del país" la que advirtió debe ser "considerada con cautela, pero con la audacia responsable que supone equilibrar la necesidad de ir para adelante y encarar esas prioridades y hacerlo prudentemente, sin dar pasos al vacío".

Astori puntualizó que el gobierno realizará "los más grandes esfuerzos" para llegar al 6% del Producto Bruto Interno (PIB) para la educación antes que finalice el quinquenio. Y en materia salarial explicó que los incrementos que se dieron "son los que el país en este momento puede ofrecer. Y la verdad es que no está ofreciendo poco".

El proyecto establece US$ 470 millones adicionales por año durante 2016 y 2017, los que se destinarán en líneas generales para la educación, infraestructura y el financiamiento del sistema nacional de cuidados, según adelantó a El País el vicepresidente Raúl Sendic.

A su vez y en un contexto de prudencia fiscal, el Poder Ejecutivo tiene previsto limitar el ingreso de nuevos funcionarios al Estado.

Por primera vez desde que es gobierno, el Frente Amplio tiene que lidiar con un contexto económico desfavorable marcado por las dificultades de la región, un menor crecimiento interno y un déficit fiscal elevado (3,5% del Producto Interno Bruto). A estos problemas se suma la inflación que se encuentra en niveles altos de 9,02% y el incremento de la tasa de desempleo que trepó este mes al 6,5%.

Además de la educación que llevará el 39% de los recuros disponibles, son prioridades el sistema de cuidados (16%), infraestructura (10%), salud (7%), seguridad (5%), Sirpa e INAU (5%), descentralización e intendencias (5%), y 15% a otros rubros (gobierno electrónico, tabletas para jubilados, innovación e investigación, cuidado ambiental, fiscalías, secretaría de deportes, Ministerio de Defensa e Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA).

El incremento presupuestal será de US$ 280 millones en 2016 y US$ 190 millones en 2017. Si se suman estas cifras a los gastos ya comprometidos (suba de pasividades y salarios públicos, entre otros), el país hará un "esfuerzo presupuestal" que se puede cuantificar en US$ 1.100 millones en los dos primeros años de gestión.

La idea de realizar un presupuesto a dos años —que será ajustado en las próximas Rendiciones de Cuentas— parte de la base de un contexto internacional complicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)