triunfo del FA en elecciones es indicador que Uruguay está mejor, dijo Pereira

Gobierno y Pit-Cnt, alianza tácita

Por primera vez en la historia del Pit-Cnt un presidente de la República en ejercicio asistió a la inauguración de un congreso de la central sindical. Tabaré Váz-quez reivindicó ayer su origen social, destacó la legitimidad de la central sindical y aseguró que los Consejos de Salarios llegaron para quedarse, pero al mismo tiempo evitó profundizar en temas urticantes como el inminente debate presupuestal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez con los coordinadores del Pit-Cnt, Pereira, Abdala y Fajián. Foto: L.Carreño.

La oratoria sindical, a cargo del coordinador Fernando Pereira, osciló, como es habitual, entre el elogio al Frente Amplio y las transformaciones que ha impulsado en la última década, y el reclamo de mejoras para los salarios más sumergidos, en particular los de los trabajadores del sistema educativo.

Vázquez llegó de impecable traje, corbata y chaleco al teatro El Galpón, en cuya entrada lo esperaban los coordinadores Pereira y Marcelo Abdala para participar en lo que llamó "un señor congreso". Tras entrar en la sala entre aplausos, leyó un discurso en el que destacó que muchos exmilitantes sindicales se han incorporado al gobierno. "Esto no da cuenta de la generosidad del gobierno. Esto da cuenta, obviamente, de la legitimidad y representatividad del Pit-Cnt (...) El Pit-Cnt está donde está porque se lo ha ganado", dijo el presidente.

Vázquez enfatizó que la negociación colectiva "aún con sus limitaciones y dificultades nos parece tan habitual como el aire que respiramos (...), creo que no exagero si digo que el restablecimiento de la negociación colectiva es definitivo (...) y que ello sin duda nos hace mejores como país". Anunció su intención de extenderla a las intendencias.

Vázquez aseguró que le hubiese gustado referirse a temas como la discusión del presupuesto, el derecho al agua y la inserción internacional, pero que prefería dejar esos asuntos para que los abordase el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cuando asista al congreso.

La parte más aplaudida de la intervención de Vázquez fue su referencia a su origen social. "Queridos compañeros, queridas compañeras, yo sé de dónde vengo. Supe vender diarios en los ómnibus, trabajar en una carpintería en La Teja, hacer changas en la construcción, trabajar en un almacén al por mayor, estudiar y trabajar. Trabajé como practicante y como médico y me siento como presiden-te de la República un trabaja-dor más, perteneciente a la clase trabajadora", dijo en tono calmo y firme. "Yo sé de dón- de vengo y no lo olvido. Sé quiénes me trajeron al lugar en que estoy y tengo presente el mandato que me confiaron. Yo, modestamente, por supuesto no pretendo que me sigan, pero quiero que me acompañen en la construcción de un Uruguay mejor para todos los uruguayos y hoy, especialmente, para los que más lo necesitan", agregó para cerrar su intervención.

Pereira, coordinador del Pit-Cnt y seguramente su próximo presidente una vez termine el XII Congreso de la central, dijo que "por suerte no se puede decir que estamos en Uruguay igual que hace 10 años y no solo los datos lo dicen, lo dicen nuestros compañeros, lo dice la vida y lo dice un reciente resultado electoral". Destacó en particular algunas leyes sociales como la que estableció la jornada laboral de ocho horas en el medio rural, la normativa sobre libertad sindical y la negociación colectiva para las trabajadores domésticas.

Por otra parte, Pereira dijo que "todo hace pensar" que habrá una lista única para renovar las autoridades de la central, acordada entre las cuatro grandes agrupaciones internas.

La plana mayor del gobierno.

En la sala de El Galpón, emblemática para la izquierda, además de veteranos sindicalistas como Vladimir Turiansky, estaba buena parte del gobierno, como el director de la Oficina de Planeamiento, Álvaro García, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, y el director de Trabajo y ex sindicalista, Juan Castillo, entre otros.

POR LOS SALARIOS MÁS BAJOS.

Reclamos al "compañero Tabaré".

Los reclamos al gobierno fueron escasos y formulados en tono casi que amistoso. "No es admisible que a pesar de diez años de crecimiento sostenido un maestro gane $ 17.000 líquidos, no es posible por ellos y por los educandos. No negamos los avances, porque sería tonto hacerlo, pero decimos que en este período los cambios no se pueden detener en materia de presupuesto educativo. Compañero Tabaré, yo sé que esto vos lo comprendés muy bien, no podemos tener vergüenza de pedir que nos aumenten los salarios", dijo Fernando Pereira, coordinador del Pit-Cnt. El sindicalista recordó que el propio gobierno entiende que los salarios no son la causa de la inflación y recordó que todavía 600.000 uruguayos ganan menos de $ 15.000. Pereira dejó clara la posición de la central: los salarios deben crecer por encima de la inflación lo mismo que lo haga el PBI en el próximo quinquenio (se calcula que será un 15%). Para Pereira es el momento de que los aumentos de los trabajadores sean pagados con la "ganancia excesiva" de algunos empresarios. El comentario fue aplaudido por el presidente Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)