Mantienen paro general para lunes y martes, y la amenaza de ir a la huelga

Gobierno negocia con gremio de la salud en sede del Pit-Cnt

Hoy, a tan solo 24 horas de que el Poder Ejecutivo presente su presupuesto para los años 2016 y 2017, se desarrollará una negociación clave entre el gobierno y los funcionarios de la salud pública, quienes fijaron un paro total de actividades a nivel nacional durante lunes y martes pero, además, mantienen la amenaza de ir a la huelga si no son contemplados sus reclamos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tensos momentos en la noche del viernes en la sede de ASSE. Intervino GEO para desalojar.

Se trata de otro conflicto que podría asumir un cariz similar al de la educación si no se logran acuerdos.

El directorio de Asse y representantes del Poder Ejecutivo concurrirán esta tarde a la sede del Pit-Cnt para negociar con la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP). El acercamiento se produce horas después de que ASSE recurriera a fuerzas de choque de la Policía para desalojar su sede en el Edificio Libertad, ocupada en dos oportunidades durante la jornada del viernes.

Martín Pereira, secretario general de la FFSP, dijo a El País que la fijación de la sede del Pit-Cnt para una negociación que tradicionalmente se desarrolla en forma tripartita en el Ministerio de Trabajo surgió por sugerencia del sindicato dado que previo a las 18 horas participará de una actividad ya prevista en ese lugar. Agregó que junto a las autoridades de ASSE esperan la presencia de representantes del Ejecutivo para avanzar en la negociación dado que el lunes se cierra el plazo para enviar el Presupuesto al Parlamento. Ayer, las autoridades de ASSE hicieron llegar una propuesta al sindicato que será analizada en horas de la mañana de hoy.

Inicialmente, el Poder Ejecutivo planteó incrementar el presupuesto para la salud pública durante los próximos dos años en unos 33 millones de dólares, equivalentes al 7% del aumento total previsto para todos los incisos.

En materia de suba salarial, solo contempló beneficios para los licenciados de enfermería, que obtendrán un aumento real por encima del IPC, mientras que el resto de los trabajadores solo ajustará por inflación, dijo a El País la negociadora de la FFSP, Beatriz Fajián.

"Nosotros propusimos que ese monto asignado se redistribuya entre todos los trabajadores no médicos. No puede ser que solo un colectivo reciba aumento y el resto se quede mirando porque ningún colectivo trabaja solo. Sería muy injusto y eso nos divide como trabajadores. Solo pedimos que se redistribuya de otra manera", indicó.

Pereira dijo a El País que ese cambio en el criterio de reparto solo implicaría un aumento de "algunos millones de pesos" para el Poder Ejecutivo, lo que no interpreta como un obstáculo. Dijo anoche que no había leído la propuesta que le llegó de ASSE por lo que no pudo confirmar si contempla un cambio en ese sentido.

Según el sindicato, entre los funcionarios de ASSE hay auxiliares de enfermería que perciben $ 15.000 mensuales y personal administrativo que gana salarios de $ 13.000.

Otro de los puntos está vinculado con la presupuestación de unos 450 trabajadores que hoy desempeñan tareas para ASSE pero quedaron ligados a contratos con privados. También hay reclamos vinculados al funcionamiento de los hospitales y el perfeccionamiento del sistema integrado de salud.

Pereira puntualizó que más allá del avance que se pueda lograr en la instancia de hoy, el paro de 48 horas para lunes y martes no se cambiará. La jornada de mañana incluye marchas hacia el Parlamento y la sede del Ministerio de Salud Pública. También sigue en pie la posibilidad de ir a una huelga, aprobada por el último Plenario y que podría comenzar el próximo 15 de setiembre si sus planteos no tienen eco. "Hay evaluaciones dentro de cada centro asistencial", indicó.

Los funcionarios están jugados a que sus propuestas sean incluidas en un mensaje complementario dado que el presupuesto será enviado mañana al Parlamento.

"El tiempo nos juega en contra. Nosotros venimos reclamando desde hace tiempo un ámbito de negociación y llegó recién ahora. Veremos hasta dónde podemos avanzar y si hay voluntad de acordar, de lo contrario deberemos reunirnos y ver si es necesario intensificar nuestro plan de lucha", dijo ayer Fajián.

La Confederación de Funcionarios del Estado (COFE) fijó por su parte un paro general parcial de cuatro horas para el lunes que incluye movilización.

"Fuimos a ocupar porque nos engañaron".

El viernes la sede de ASSE fue ocupada dos veces en un día. Por la noche, las autoridades recurrieron a las fuerzas de choque de la Policía para desalojar. Hubo momentos de tensión hasta que los trabajadores decidieron abandonar la ocupación. Beatriz Fajián, dirigente sindical, dijo que la segun- da ocupación se debió al "enojo" de los "compañeros" porque "nos engañaron". "De mañana nos pidieron desocupar para negociar con el directorio de ASSE y el ministro de Salud (Jorge Basso). Pero no fue nadie a la reunión. Los compañeros volvieron muy enojados y ocuparon", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)