ABREN ÁMBITO DE NEGOCIACIÓN

Gobierno frenó los cambios en las cementeras de Ancap

Sindicato realiza paro y aceptó no afectar hoy la entrega de combustibles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicato entiende que se debe invertir en tecnificación de planta sanducera. Foto: Archivo

El sindicato de Ancap logró ayer el compromiso del Poder Ejecutivo de congelar la reestructura de la división cemento de la empresa pública y la eliminación del servicio médico del ente que estaba prevista por decreto para el 30 de junio.

La Federación de Ancap se reunió ayer en La Teja durante dos horas y media con el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y con la ministra de Industria, Carolina Cosse. La reunión fue parte de los contactos que los miembros del gabinete mantuvieron con organizaciones sociales antes del Consejo de Ministros que se realizará hoy en La Teja. A cambio del compromiso asumido, el sindicato accedió a no afectar la distribución de combustible hoy aunque la decisión formal en este sentido la deberá adoptar una asamblea sindical que se realizará hoy temprano, explicó a El País el presidente del sindicato, Edwin Villero.

El levantamiento de las restantes medidas de protesta previstas por el sindicato se analizarán en una Asamblea Representativa que se efectuará el jueves. En la reunión también se acordó crear un ámbito de discusión de las reestructuras que debe encarar Ancap con la participación de los ministerios de Industria y Trabajo, el sindicato de Ancap y el de la construcción (Sunca, que representa a los trabajadores de varias empresas privadas contratadas por Ancap para dar servicios en sus cementeras).

Cosse informó a los sindicalistas que le sugerirá al directorio de Ancap que deje en suspenso la implementación de algunas de las medidas previstas para su división cemento mientras se desarrolla el diálogo en el ámbito creado en la reunión. "Personalmente, creo que ha faltado un poco de coordinación con los trabajadores en la implementación de este plan, pues deben estar en conocimiento de toda su complejidad", explicó Cosse, según informó la página web de la Presidencia de la República.

Aparentemente, entonces, el gobierno decidió ceder en la reestructura de la división cemento que hace años que arroja grandes pérdidas (US$ 27 millones el año pasado), y que es fuertemente resistida por el sindicato que insiste en la necesidad de instalar otro horno en la planta de Paysandú, algo que el directorio resistía por su elevado costo. En la reunión del sindicato con los ministros se firmó un acta, por lo que el sindicato entiende que hay un compromiso firme del gobierno. "Si llegamos al acuerdo de dejar en suspenso la reestructuración que estaba prevista, creo que quedan en suspenso los despidos de los compañeros del Sunca. Una reestructuración de la industria cementera sí o sí tiene que dar lugar a que haya una tecnificación en nuestras plantas. Es imposible sostener la industria cementera, particularmente la de Paysandú, sin esa tecnificación", sostuvo Villero. El sindicalista señaló que el sindicato es consciente de que Ancap no tiene hoy el dinero para el montaje del horno, pero aseguró que el gremio hizo estudios con el instituto "Cuesta Duarte" que demuestran que esa inversión podría repagarse con los años si el cemento de la empresa pública comienza a utilizarse intensivamente en obras viales.

La tecnificación que implicaría la instalación del horno (hoy sus piezas están distribuidas en decenas de contenedores) permitiría duplicar la producción en Paysandú, aseguró Villero. Para el sindicalista, los números de la división no se mejorarán bajando costos laborales, y cuestionó que se quisiera discontinuar la tarea de las limpiadoras de las plantas de cemento y del personal de seguridad que estaban reunidos en cooperativas sociales. "No está ahí el problema, no mueve la aguja. No se puede cortar por lugares donde no se le mueve la aguja al déficit como son las cooperativas sociales con 42 trabajadoras en un contexto crítico profundo con ingresos por $ 15.000. Eso no es cierto. Eso es engañoso", sostuvo Villero. "Tiene que haber una reestructuración profunda y cambio en la gestión. Hay espacio para montar los equipos. Si hay inversión, hay un cambio", aseguró.

La división cemento ha perdido US$ 207 millones en los últimos quince años y Ancap pretendía bajar US$ 20 millones en costos en los próximo dos años.

El gobierno y Ancap tenían interés en desactivar las medidas de protesta del sindicato que podían volver a enlentecer las obras de mantenimiento de la refinería de La Teja, durante las cuales se importa combustible. El cronograma de las obras ya está atrasado un mes.

Se seguirán estudiando alternativas para que los cambios en el servicio médico no resientan la calidad de la atención a los funcionarios.

Empieza proceso de venta de CABA S.A.

Se puso en marcha el proceso de venta de la operativa de fabricación de bebidas alcohólicas de Ancap que fue decidida por el directorio el año pasado. Hasta el 28 de abril se recibirán las expresiones de interés que están disponibles en www.adquisicioncaba.com. Caba S.A. comercializa y fabrica alcoholes y solventes, tanto a granel como envasados, bebidas alcohólicas y artículos de cuidado personal y del hogar, así como lubricantes.

Si bien Caba no arroja, ni de cerca, pérdidas tan importantes como las de la división de cemento, el directorio de Ancap decidió que la fabricación de bebidas alcohólicas, perfumes y repelentes, entre otros productos, constituían negocios de los cuales la empresa pública debía desprenderse.

El 100% de las acciones de Caba pertenecen a Ancap aunque opera bajo el derecho privado.

Después de una ronda de consultas no vinculantes, se realizará el llamado a licitación que sí será vinculante.

Entre otras bebidas alcohólicas Ancap fabrica whisky, cognac, vodka y ron. Empezó a hacerlo poco después de su fundación en 1931. En 2016 perdió US$ 1 millón.

"Nos desprenderemos de los productos de consumo masivo (bebidas alcohólicas, cuidado personal, artículos de ferretería), que seguramente pueden agregar valor a las carteras de otras empresas dedicadas a esos segmentos", explicó Ancap en un comunicado que emitió en diciembre. Eduardo Vázquez asumió entonces como gerente de transición, y el ex gerente general de CABA, Héctor Bajac, pasó a actuar como asesor durante unos meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)