VEA EL INTERACTIVO

Gobierno forma comisión y Uber quiere largar antes de fin de año

Mientras que el gobierno decidió ayer crear una comisión interministerial para estudiar todo lo vinculado a la posible instalación en Uruguay de la aplicación Uber que ha generado gran resistencia en la patronal y en los sindicatos del taxímetro, las intendencias del Interior no parecen tener mayor prisa para que comience a funcionar y piden analizar el tema con calma.

Cuatro clave sobre Uber

Tarifas en ciudades del mundo

Los costos de quienes usen Uber para trasladarse varían según el lugar del mundo en el que se esté.

En Nueva York, por ejemplo, la tarifa mínima es de 8 dólares, mientras que la bajada de bandera, es de 3 dólares, unos 90 pesos uruguayos aproximadamente.

Sin embargo, en Bogotá, Colombia, es considerablemente más barato. La tarifa mínima allí, es de US$ 1,50, y la bajada de bandera cuesta solamente US$ 0,70.

Lugares que conquistó el servicio

La aplicación móvil se encuentra registrada en 344 ciudades del mundo, en 63 países. El primer punto que conquistó Uber, fue San Francisco, Estados Unidos, en mayo del 2010. Luego de tres años, en 2013, el invento revolucionario  llegó a América Latina, desembarcando en Ciudad de México. A octubre de 2015, la aplicación ya había llegado a nueve países de la región: Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, y Uruguay.

México es el que tiene más viajes

Una estadística brindada por la propia empresa creadora de la aplicación asegura que en los primeros 10 meses de 2015 se han realizado 30,4 millones de viajes en toda América Latina. En promedio se realizan unos 256.000 viajes al día, y la mitad de ellos son en México. 

El éxito de Uber en ese país es contribuido, en parte, por la reglamentación que permite el uso de los choferes y la amplia difusión en los medios de comunicación.

Promedio salarial de choferes

Según datos que han surgido de la compañía en enero de este año, un chofer de Uber en Estados Unidos  gana en promedio 19,04 dólares por hora, aproximadamente 570 pesos uruguayos, si se toma en cuenta el valor de la moneda estadounidense en Uruguay a noviembre de 2015. Este promedio incluye el descuento que le hace la aplicación al conductor. El porcentaje varía entre un 5% y un 20%, dependiendo el lugar del mundo.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Por su lado, Uber estudia con detenimiento cada movida del gobierno y mantiene su intención de comenzar a brindar el servicio antes de que termine el año.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, anunció ayer tras el Consejo de Ministros que la comisión estará formada dentro de dos días con técnicos de su cartera y los ministerios de Economía e Industria, Planeamiento y Presupuesto y del Congreso de Intendentes. Agregó que también se analizarán las carencias del transporte público y, en particular, de los taxis en Montevideo.

Rossi dijo a El País que la normativa vigente puede ser de utilidad para regular el servicio que brinda la aplicación.

El marco general lo dio el presidente Tabaré Vázquez al decir ayer que "hay que estudiar esto con mesura y equilibrio; de un lado están las empresas y trabajadores que hacen bien en defender sus derechos pero del otro están los usuarios que merecen tener un servicio adecuado". Se intentará tener una definición en un par de semanas.

El Congreso de Intendentes recibió un primer informe jurídico de la intendencia de Montevideo sobre Uber y se reunió con la Patronal del taxímetro, remiseros y empresas de transporte escolar, y retomará el estudio del asunto en diciembre.

Su presidente, el blanco Sergio Botana, dijo a El País que "hay un sistema establecido y cambiarlo implica una discusión profunda sobre el tema; nos están apurando como si esto pudiera decidirse sin elementos de juicio, a la ligera". "Voy a analizar el tema como corresponde, con el objetivo de que haya la mayor transparencia y libertad en el mercado y que se cuide el trabajo", señaló Botana.

La Patronal del Taxi sigue dando pelea y ayer se reunió con Martínez. Foto: A. Colmegna
La Patronal del Taxi sigue dando pelea y ayer se reunió con Martínez. Foto: A. Colmegna

El director de Tránsito de Maldonado, Juan Pígola, opinó que le parecía que su departamento "no parece ser una plaza atractiva" para un servicio como Uber. "No creo que el público se vuelque a autos desconocidos. No sé si está bien desde el punto de vista de la seguridad", señaló. Consideró que en Maldonado el servicio de taxis y remises es "muy bueno". De todas formas, admitió que quizás sea un poco caro, aunque sobre eso la comuna no tiene incidencia porque las tarifas las fija el Ministerio de Transporte. Opinó que quizás se podrían establecer tarifas preferenciales para parte de la población, como los jubilados. "No dejamos de estar atentos. Hay que tratar de mejorar", señaló.

En Florida, el intendente Carlos Enciso está dispuesto a evaluar "con amplitud" el ingreso de Uber si se produce dentro de "un razonable equilibrio, sin afectar el trabajo instalado". "En Florida las distancias son chicas. No sé qué impacto pueda tener", dijo. El intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, dijo que quiere consolidar una opinión legal pero, a priori, evaluó que en su departamento la cantidad de remises y taxis es adecuada a la población y el servicio el apropiado. Sus prioridades pasan hoy más por ordenar el tránsito dentro de las localidades y por la construcción de la nueva terminal de omnibus de pasajeros de la capital departamental que comenzará el próximo año.

Carlos Moreira, intendente de Colonia, dijo que no ha tomado todavía una posición y que su departamento tiene un servicio de taxis que funciona de manera adecuada.

La empresa.

Por su lado, Uber tiene la intención de continuar esta semana (aún no se sabe en qué lugar) con sus jornadas de capacitación. Mantiene su propósito de lanzar el servicio antes de fin de año, dijeron a El País fuentes cercanas a la empresa. Más de 4.000 personas completaron los formularios para ser "socios-conductores" de Uber. La empresa decidió mantenerse unos días en silencio mientras el gobierno define cuál va a ser su postura respecto a la aplicación. La última jornada de capacitación fue interrumpida el viernes pasado por integrantes de la Patronal del taxi que entonaron cánticos hostiles contra Uber.

La capacitación comenzó el 2 de noviembre y las sesiones han tenido a veces 60 o 70 participantes que deben acreditar, entre otros requisitos, que sus vehículos son modelos posteriores a 2008 y que su documentación está al día.

Uber está presente en 16 ciudades latinoamericanas entre las que están Santo Domingo (República Dominicana), San José (Costa Rica), Brasilia, San Pablo y Río de Janeiro (Brasil), Cali y Bogotá (Colombia), Ciudad de México y, desde hace un año y medio, Santiago de Chile. En Argentina todavía no está presente a la espera de que se aclare el panorama político, tras la segunda vuelta electoral del domingo próximo.

Por su lado, la Patronal del taxi continuó ayer con su campaña contra Uber y sus directivos se reunieron durante 45 minutos con el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, al que plantearon lo que, según su dirigente Javier Fardín, es el "disgusto que tenemos por esta cosa, porque no merece más que llamarse así, cosa".

"Martínez confirmó que están esperando el dictamen de la sala de abogados de la intendencia que después será compartido con el Congreso de Intendentes; todos comprenden la preocupación que nos lleva a nosotros a estar en estado de asamblea permanente".

Fuentes de la intendencia de Montevideo confirmaron a El País que "seguramente, entre esta semana y la que viene, los abogados se expedirán sobre esta situación, ya que se trata de algo delicado".

La compra de la marca Uber por parte de la Patronal será recurrida por la dueña de la aplicación. Si se le permite funcionar en el país su primer paso sería recuperar la marca y el logo registrado por la Patronal.

En ese sentido, diversas fuentes consultadas señalaron que el paso dado por la Patronal no sería lícito, dado que lo que registró, nombre y logo, es una copia de la original en otros países. A eso se suma que no existe un proyecto o negocio funcionando con ese nombre, al contrario, han hecho campaña contra ese modelo. Esa situación probaría que el registro de la marca solo persigue el objetivo de impedir la llegada de la empresa, con la cual compite directamente.

DOS VISIONES.

No hay vacío pero la regulación ha quedado obsoleta.

Para el constitucionalista Marín Risso, no existe propiamente un vacío legal pero la legislación existente es muy antigua y debe actualizarse. Risso recordó que el artículo 35 de la ley 9.515 establece que una de las competencias de las intendencias es "reglamentar el tránsito y los servicios de transporte de pasajeros y carga, de conformidad con las ordenanzas".

El problema, según Risso, es que "en Montevideo y en todos los departamentos tenemos un régimen regulatorio que es de otra época y la tecnología lo está pasando por arriba". "Para prestar servicios de transporte de pasajeros en Montevideo hay que tener una autorización que da la Intendencia, por lo que Uber no puede ponerse a trabajar olímpicamente sino que precisa tener la regulación de la Intendencia. La particularidad es que si la intendencia le da la autorización va a tener que cambiar los criterios y actualizar toda la reglamentación de los taxis, que ha quedado obsoleta. Eso es lo que se hace en todos lados", concluyó.

El parlamento debe decidir y dar certeza jurídica.

El abogado Gonzalo Ramírez entiende que actualmente la intendencia de Montevideo no podría autorizar el funcionamiento de Uber sin violar su propia normativa pero al mismo tiempo considera que la Constitución es una norma de mayor jerarquía que la normativa municipal y establece la libertad de comercio.

"En conclusión, resulta claro, que solamente el legislador nacional podría prohibir una actividad como la de Uber. Por consiguiente, para resolver si los gobiernos departamentales o el gobierno nacional pueden prohibir esta actividad, no basta con analizar la normativa departamental (...) En cualquier caso, el Parlamento debería resolver rápidamente este tema, sancionando una ley que arroje certeza jurídica y evitando innecesarias disputas judiciales", escribió Ramírez en el suplemento "Economía & Mercado" de El País. Ramírez cree que los abogados de Uber sostendrán que no hay norma hoy que prohiba su actividad en Uruguay.

Peñarol inteligencia incluido.

De la misma manera en que la Patronal de Taxímetros apeló a la “viveza criolla” y patentó hace más de un año la marca y el logo de Uber como propio, ya existe un dominio en Uruguay llamado www.uber.uy. Se le ocurrió a un joven mientras leía sobre el revuelo que generó la llegada de Uber al Uruguay. Espera poder vender ese dominio si la empresa se instala. Por ahora, allí solo se lee “Peñarol Inteligencia”, en negro y amarillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)