ACUERDO CON MULTINACIONAL PETROLERA

Gobierno firmó contrato de negociación con Shell para nuevo proyecto de regasificadora

La ministra Carolina Cosse lo informó en la comisión que estudia el fallido proyecto en Puntas de Sayago.

Regasificadora: la obra está detenida desde 2015. Foto: archivo El País
La obra de la regasificadora está detenida desde 2015. Foto: Archivo El País.

El gobierno firmó un contrato de negociación con la multinacional petrolera Shell para estudiar la viabilidad de un nuevo proyecto para la construcción de una planta regasificadora.

La ministra Carolina Cosse lo informó en la comisión que estudia el fallido proyecto en Puntas de Sayago.

Según Cosse la obra, en caso de concretarse, sería más chica que la prevista en el proyecto anterior. Y agregó que entre las posibles locaciones para la planta, se maneja el lugar donde se construía la anterior: Puntas de Sayago.

Partido Nacional desconfía.

El Partido Nacional desconfía de las tratativas del gobierno con Shell para reimpulsar el fallido proyecto de la regasificadora, cuyas obras quedaron paralizadas en 2015 y cuyo proceso de concesión es analizado por una comisión investigadora parlamentaria.

El directorio de Ancap aprobó el mes pasado por cuatro votos contra uno un memorando de entendimiento con la multinacional petrolera, que establece como fecha tope para culminar las tratativas fines del próximo mes de marzo.

El representante nacionalista en el directorio, Diego Labat, votó en contra porque entiende que no es el marco más conveniente para negociar con la multinacional. Considera que ni siquiera está claro que sea lo más adecuado que la negociación la deba llevar adelante Ancap.

El diputado nacionalista Pablo Abdala también tiene dudas y elevó a fines del mes pasado un pedido de informes al Ministerio de Industria (antes de conocerse el resultado de la votación en Ancap) en el que preguntaba "qué alcance tiene el documento firmado o en vías de firmarse, indicando si el mismo es vinculante, si implica un compromiso definitivo, y si define un determinado modelo de contrato (asociación, concesión, etcétera)".

Un anuncio que fue llamativo y prematuro.

El exministro de Industria, Roberto Kreimerman reconoció en la comisión investigadora sobre la regasificadora que no sabe por qué se anunció el 14 de mayo de 2013 la concesión de las obras de las instalaciones al consorcio encabezado por Gaz de France antes de que fuera aprobada formalmente por UTE y Ancap.

"Por qué fue exactamente el 14 de mayo, no lo recuerdo. Lo cierto es que cuando uno cierra la negociación, básicamente, la intención es dar a conocer a la población cuanto antes cuáles son las soluciones a las que se llegan. Lo que usted me pregunta es un tema bastante específico. De todas maneras, nosotros en ese momento lo que percibimos es que se tenía un grado de información suficiente —las empresas así lo entendían— y, por lo tanto, procedimos a dar la noticia sobre el tema", le respondió Kreimerman al diputado blanco Pablo Abdala.

Kreimerman defendió la adjudicación a Gaz de France que a su vez subcontrató a la brasileña OAS, involucrada en escándalos de corrupción en Brasil.

"Respecto a que (OAS) era subcontratista de GDF, debo decir que se pensó en el plano de que la responsabilidad total es de GDF, aun cuando uno verifica, y la verificación de los subcontratistas fue razonable", explicó. "A nivel del Ministerio, la adjudicación a GDF Suez era el punto principal que generaba el respaldo, a tal punto que quien paga la multa y se hace cargo es la propia GDF Suez. En ningún momento fue contratada OAS" dijo el exministro Kreimerman.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)