ACUERDOS Y DESACUERDOS

El gobierno dice que los sueldos no están cayendo y mantiene pauta salarial

Pit-Cnt decidirá el 17 si llama a un paro general de 24 horas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Pit-Cnt quiere correctivos anuales por inflación. Foto: Fernando Ponzetto

El gobierno le dijo ayer al Pit-Cnt que no modificará los lineamientos salariales, porque entiende que hasta el momento no hay una caída de los sueldos en términos reales que lo justifique.

La central sindical había encontrado bastante eco a sus planteos sobre el ajuste fiscal ya que varias de sus propuestas fueron aceptadas, pero ayer se encontró con una nueva negativa del ministro de Economía, Danilo Astori, al pedido de que se adopte una flexibilización en las pautas salariales.

Durante dos horas, Astori, el subsecretario Pablo Ferreri y los asesores Martín Vallcorba y Andrés Masoller, se reunieron con representantes de la central sindical: Fernando Pereira (presidente), Marcelo Abdala (secretario general), Jorge Bermúdez, Martín Pereira y Fernando Ferreira (integrantes del Secretariado) y Milton Castellano (director del Instituto Cuesta-Duarte).

La central sindical pretendía básicamente que los correctivos por inflación se pudieran aplicar a los 12 meses de firmarse un convenio (hoy el plazo establecido es de 18 o 24 meses), como forma de que la eventual pérdida salarial producida por una inflación que supere los porcentajes de ajuste se recupere más rápidamente. Sin embargo, el gobierno argumentó que en términos interanuales todavía no se ha configurado una situación de pérdida de salario real, que debe cuidarse el empleo evitando incrementos salariales excesivos y que la inflación se desacelerará.

El gobierno —y en parte la central sindical está de acuerdo—, entiende que con los correctivos por inflación de convenios que han ido venciendo, los sueldos no han perdido todavía poder adquisitivo. El desacuerdo se plantea a futuro, porque la central entiende que, aunque se pueda desacelerar un poco, la inflación terminará el año en 10% en cuyo caso sí los actuales lineamientos probablemente hagan caer los salarios en términos reales.

Al terminar la reunión, Abdala reconoció el desacuerdo pero no adoptó un tono particularmente combativo porque dijo confiar en que el diálogo con el gobierno lleve a este a cambiar su posición. Pero recordó, a modo de advertencia, que el propio presidente Tabaré Vázquez le dijo a la cúpula sindical en la residencia de Suárez que el gobierno no permitiría que los salarios cayeran en términos reales. Y señaló que "un paro general (fijado para el 29 de junio) no está descartado ni resuelto". La decisión definitiva será tomada en la Mesa Representativa de la central sindical que se realizará el día 17.

Pereira, presidente del Pit-Cnt, dijo ayer el programa A Diario de El País TV que "todavía no sabemos si el paro del 29 de junio se va a suspender (…) Si no cambia la pauta salarial, el paro es un hecho".

El gobierno ya flexibilizó en algo el año pasado los lineamientos cuando accedió a que los correctivos por inflación puedan aplicarse a los 18 y no solamente a los 24 meses

La discusión sobre los lineamientos es clave para lo que pueda ocurrir con gran cantidad de consejos de salarios que vencen el 30 de junio. Estos consejos comprenden a sectores que abarcan a muchos trabajadores con remuneraciones relativamente bajas (supermercados, farmacias, bazares, ferreterías, servicios, servicios de poda de árboles, etcétera). Una fuente sindical dijo a El País que la prioridad de la central para estos casos es asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores. El Pit-Cnt asume que los empresarios no objetarán esto porque se trata de sectores donde no se han registrado pérdidas significativas de empleo. "La pérdida de empleos se está concentrando en la industria, algo en el sector rural, algo en el doméstico y, fundamentalmente, en la construcción (donde se han perdido unos 20.000 puestos de trabajo). El comercio no está mal", explicó la fuente.

El sindicato del comercio (Fuecys), por ejemplo, quiere que en el grupo de los supermercados (que emplean a unas 27.000 personas) se acuerde un salario mínimo de $ 20.000. Aproximadamente el 60% de los trabajadores involucrados en la inminente ronda gana menos de $ 20.000. Hay unos 350.000 que ganan menos de $ 15.000, dijo ayer Pereira.

El caso es distinto en la construcción. Hoy empieza el congreso de su sindicato (Sunca) que analizará la estrategia para la negociación del convenio. Fuentes del Pit-Cnt comentaron que seguramente este sindicato acceda a un convenio que mantenga el poder adquisitivo sin mejoras sustanciales por sobre la inflación.

La central sindical insiste en que tiene un ojo puesto en el nivel de los salarios y otro en el mantenimiento del nivel de empleo. Es que la situación actual lo amerita: el desempleo que en mayo de 2014 era de 6,79%, en marzo pasado (último dato disponible) estaba en 8%. Y en lo que queda del año el empleo difícilmente mejore. Se espera que el Producto Interno Bruto se estanque o crezca menos del 1%.


Si no puede ver la gráfica haga click aquí

SE VIENE UNA RONDA CLAVE.

Inversión.

El gobierno le aseguró ayer al Pit-Cnt que no se postergarán inversiones públicas clave como parte del ajuste fiscal.

Insistencia.

Más allá de que la central sindical apoya los cambios en el ajuste (fundamentalmente que no se aumentara el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas que pagan quienes ganan menos de $ 50.100 nominales) insistió ayer en que debe gravarse más el capital.

Frialdad.

La charla de ayer en el Ministerio de Economía se extendió por dos horas y todos los participantes hablaron en algún momento. Aunque el tono fue correcto algún sindicalista comentó, tras el encuentro, que había notado "frialdad" en el ministro Astori.

Precios.

El Pit-Cnt, que esta semana comenzó a denunciar lo que considera precios abusivos, le pidió al gobierno mayores controles en la materia pero no obtuvo ningún compromiso en ese sentido. De todas formas, el Pit-Cnt consideró un paso positivo aunque insuficiente la aplicación para celulares que lanzó ayer el Ministerio de Economía para facilitar el seguimiento de los precios.

Inflación.

Los lineamientos salariales asumían una desaceleración inflacionaria que no ocurrió.

LA VISIÓN DE LOS EMPRESARIOS.

Carlos Perera:  "Más presión reducirá empleo".

Tenemos todo el ajuste fiscal, estamos cayendo, el empresario no puede más y se sigue presionando", advirtió el presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Perera. "Si se sigue presionando vamos a tener caída del empleo. Los números son complicadísimos. No pretendemos que caiga el salario real, pero en la medida que el Pit-Cnt está analizando una posibilidad de trabajar tres días para no despedir a nadie, hay que ver qué es lo que se puede negociar. La negociación arranca en julio y tenemos que ver si caen los precios de frutas y verduras y la inflación se ajuste a niveles más bajos; sería lo lógico", agregó.

Andrés Fostik: "Cambiar pautas sería desastroso".

Quiero suponer que no va a haber modificaciones. Si cambiamos el panorama hay que barajar un montón de cosas", advierte Andrés Fostik, de la comisión Socio-Laboral de la Cámara de Industrias del Uruguay. "La situación económica que maneja el gobierno no ha mejorado, sino al contrario y las empresas han negociado en base a eso, así que cambiar esto sería un desastre. (...) El Poder Ejecutivo tiene razones importantes para mantenerse en esa situación antipática frente a los trabajadores y debería respetarse", sostuvo el empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)