SAQ entra a negociar a la cam; todos dicen haber ganado conflicto

Gobierno desactivó paro de cinco días de cirujanos y anestesistas

La firmeza que exhibió el gobierno frente a la Sociedad Anestésico-Quirúrgica y el gesto de permitirle asistir a las negociaciones salariales llevó a los cirujanos y anestesistas a desactivar el paro de cinco días que iban a iniciar el próximo lunes y que habían fijado hace dos semanas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Toledo y Trostchansky ayer en conferencia. Foto: F. Ponzetto.

La última instancia de negociación que tuvo lugar ayer por la tarde en la Torre Ejecutiva, terminó de cerrarse cuando el sindicato aceptó una propuesta que permitió una salida al conflicto. El Sindicato Médico aceptó que dos directivos y hasta dos representantes legales de la SAQ concurran a la Comisión Asesora Multipartita (CAM) toda vez que se traten temas que comprendan a los médicos anestésico-quirúrgicos, acompañados de hasta dos asesores (aunque estos últimos "no podrán intervenir directamente en la sesión", es decir, serán observadores sin voz ni voto).

Neder Beyhaut, integrante de la SAQ manifestó a El País que "en el acuerdo todos cedimos partes, vamos a integrar la CAM cada vez que se traten temas referidos a nosotros, pero nuestros asesores no van a poder hablar, ni tener voto. Esto fue lo que conseguimos".

Fuentes que participaron de la reunión que se llevó a cabo ayer, señalaron que el gobierno advirtió a los anestesistas y cirujanos que si el paro se llevaba a cabo no lograrían nada. La situación los llevó a quedar en una encrucijada y aceptar lo que le fue ofrecido.

En la última semana la presión ejercida por médicos en general, pero también por algunos cirujanos y anestesistas que no querían parar, fue fuerte. La SAQ, señaló la fuente, midió esto y se dio cuenta que podría pasarle lo mismo que le sucedió a los docentes de secundaria, llevar a cabo una medida de paro demasiado dura, y después de esto no conseguir ningún resultado.

La negociación en Presidencia se llevó a cabo directamente entre el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, la SAQ, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso y el secretario de presidencia Miguel Ángel Toma, según dijeron a El País fuentes vinculadas a los sindicalistas.

En guerra.

En tanto la puja que lleva adelante la SAQ con el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) sigue vigente. Los anestesistas que dijeron innumerables veces no estar representados por el SMU luchan para que el gobierno los considere en los ámbitos de negociación como un gremio independiente. Ayer, a la misma vez que la SAQ anunciaba un acuerdo con el gobierno, el SMU citaba a conferencia de prensa para expresar su "disposición de que las cosas salgan lo mejor posible en este conflicto que nos perjudica a todos los uruguayos". De este modo, el sindicato médico se mostró ante la opinión pública como un facilitador de la salida al conflicto al aceptar que las SAQ participen de la negociación.

En este sentido, fuentes vinculadas al SMU dijeron a El País que "la lucha que vienen llevando a cabo los anestesistas se iba a terminar pronto si no aceptaban la propuesta que el gobierno les había hecho".

Cada sindicato reivindicó la negociación como un triunfo. Las SAQ entran a una negociación de la que se enteraban por la prensa. Y el SMU logra que no tengan incidencia alguna.

Quedó sin efecto plan para atender cirugías.

"Para nosotros es un avance que el gobierno haya atendido los reclamos que venimos planteando desde hace meses, que podamos estar en la discusión salarial es muy importante", dijo a El País Neder Beyhaut, presidente de la Sociedad Anestésico-Quirúrgico. La marcha atrás del gremio permitió a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) desmontar el plan que pretendía llevar a cabo en caso de que efectivamente los anestesistas comenzarán un paro a partir del lunes próximo durante cinco días y que afectaría a unas mil intervenciones quirúrgicas.

La idea de ASSE era derivar todas las operaciones al Hospital Militar y al Hospital Policial para que los usuarios sean atendidos la misma semana del paro. Además, había advertido un monitoreo estricto de la situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)