EN VIVO

Gobierno decidió "dejar atrás alguna ofensa" para "ayudar a Venezuela"

El Ministro de Relaciones Exteriores es interpelado en la Cámara de Diputados a raíz de las políticas del gobierno sobre la situación de Venezuela.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, es interpelado desde esta mañana por el diputado colorado Ope Pasquet por el manejo de la Cancillería sobre la situación de Venezuela.

La sesión comenzó con 20 minutos de retraso, debido a que no había quórum, ya que faltaban legisladores de la oposición, denunció el frenteamplista Alfredo Asti.

"Queremos saber cómo define el gobierno uruguayo la situación que ocurre en la República Bolivariana de Venezuela", comenzó su discurso el diputado Pasquet. "Con lo que está ocurriendo desde 2015, ¿El gobierno venezolano es una democracia? ¿O es en cambio un régimen en el que se ha producido la ruptura del orden democrático y se ha ingresado al plano de las dictaduras?"

"A nuestro juicio lo que hay es una dictadura, porque no puede ser llamado democracia un régimen en el que la Asamblea Nacional ha sido desconocida e ignorada", señaló el diputado interpelante.

"No puede calificarse de democracia a un régimen donde se violan sistemática e impunemente los derechos humanos, encarcelando a los dirigentes políticos, proscribiéndolos, apaleando y matando a la gente que protesta en la calle, y todavía, enviado a los detenidos a la justicia militar".

Pasquet mencionó el anuncio de Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela -que incluyó a Uruguay entre los países que serán acompañantes del diálogo con el gobierno del país caribeño- y consultó al canciller sobre esta situación.

El diputado colorado aseguró que Venezuela tiene "una voluntad política" de "aislarse" y "separarse" de la Organización de Estados Americanos (OEA). Señaló también que el país caribeño y Uruguay han firmado “tacuerdos internacionales que nos vinculan y que establecen la obligación de los Estados parte de preservar las instituciones democráticas y de controlarse recíprocamente en el cumplimiento de este deber", por lo que condenar la situación del país no es ser injerencista.

Pasquet recordó que en las elecciones legislativas de diciembre de 2015 "el pueblo venezolano se pronunció de manera clara y categórica y le dio una mayoría contundente a la oposición, 112 bancas del total. Algunos dijeron que era la demostración que el régimen de Maduro se ajustaba a derecho". 

"En el propio mes de diciembre", continuó el diputado, "la Asamblea Nacional (AN) saliente designó nuevos miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), asegurándose de tener mayoría chavista en el órgano" y "pocos días después adoptó una medida cautelar por la cual suspendió en el ejercicio de sus cargos a tres diputados opositores del estado de Amazonas", quitándole a la oposición la mayoría de dos tercios "por irregularidades en el proceso de elección".

"La AN en un primer momento acató la decisión y aceptó la desincorporación de los tres diputados en enero de 2016" pero "a finales de julio seguían sin sentencia definitiva y sin llamar a elecciones en amazonas, lo que determino que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) denunciara que las poblaciones indígenas no tenían voz".

Tras estos hechos, la AN decidió reincoporar a los diputados suspendidos y el tribunal "ahí sí decide que la AN esta en situación de desacato y le ponen una tacha, que se traduce en que el TSJ va a desconocer las resoluciones que dicte la AN".

"En la vía de los hechos lo que se hizo fue desconocer olímpicamente a la AN", denunció el diputado.

Pasquet denunció que lo sucedido a fines de marzo de 2017 fue un "golpe de Estado judicial" porque es "absolutamente insólito que un tribunal se arrogue para sí condiciones legislativas" y denunció que el TSJ "no es independiente, es un instrumento al servicio de la voluntad política del gobierno de turno" que es utilizado para "desconocer a la AN elegida por la voluntad popular de los venezolanos".

Venezuela también "desconoce los institutos de democracia directa", señaló Pasquet, a raíz de la puesta en marcha de la recolección de firmas para el referéndum revocatorio contra Maduro.

El representante colorado criticó que se hayan postergado las elecciones regionales en el país caribeño y que se "ponga en suspenso la voluntad popular".

Manifestaciones y represión

Sobre las protestas generadas en el último mes, Pasquet recordó que "van 36 muertos" en los enfrentamientos y que "los muertos son en principio responsabilidad del que tiene la fuerza" a pesar de que puede haber "casos aislados".

La salida de la crisis venezolana "no puede ser otra que una elección general realizada con todas las garantías", opinó el diputado, y pasó a hablar de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

"Los constituyentes no se elegirían por voto universal sino por comunas, por sindicatos, hasta por las fuerzas armadas, sería una constituyente corporativa, bien alejada de las establecidas por el voto universal donde puede votar todo el mundo", lo que es "otra cortina de humo para sacar la cuestión de que la gente tiene que ser llamada a lecciones" y para que Maduro pueda "mantenerse en el poder".

"Mientras pasaba todo esto, en Venezuela se desarrolló un diálogo" que "algunos creen que es una señal positiva" pero en realidad "es una burla", señaló Pasquet. "Mientras el diálogo transcurría, la AN seguía siendo desconocida, el referéndum revocatorio resultaba bloqueado, las elecciones regionales eran aplazadas y los presos políticos seguían creciendo en su número, dejaron salir a alguno pero tomaban otros".

"A la Justicia venezolana no se le puede creer nada" y en el caso de Leopoldo López, quien está preso desde 2014 "menos", señaló el diputado, quien señaló que "el fiscal de la causa huyó del país y denunció que acusó a López sin evidencia de nada".

A López "años atrás lo proscribieron para ser candidato", quien recurrió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y se le dio la razón, aunque el TSJ no acató. También dijo que el excandidato presidencial Henrique Capriles "está proscripto, como hacía la dictadura acá".

El apoyo que recibe Maduro para continuar en el poder viene de "las Fuerzas Armadas Bolivarianas, este es un régimen cívico-militar", denunció el interpelante y manifestó que las fuerzas militares además "están apropiándose de una parte sustancial de la riqueza venezolana".

Uruguay y los comunicados

Sobre la posición de Uruguay, el representante denunció "guiñadas a favor del régimen de Maduro", como cuando el presidente Tabaré Vázquez dijo que "en Venezuela funcionan los tres poderes" o el canciller Nin Novoa mencionó que "no importa que cambien las condiciones del referéndum revocatorio, lo que importa es que se haga".

Pasquet destacó los comunicados conjuntos de los que participó el gobierno pidiendo la libertad de los presos políticos y que se llame a elecciones, así como la postura del presidente Vázquez tras las acusaciones de Maduro contra el canciller, acusándolo de complotar con el gobierno estadounidense contra Venezuela.

Luego, criticó que el embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, fuera invitado por el expresidente José Mujica al Quincho de Varela y que Vázquez reiterara, con motivo de la visita al país del presidente español, Mariano Rajoy, que Uruguay no apoyará la aplicación de la Carta Democrática al país caribeño en la OEA.

Además, criticó que dos diputadas frenteamplistas pidieran que se tacharan sus firmas en una declaración de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara condenando la situación en Venezuela y que Uruguay no participara de un nuevo comunicado conjunto en el que se exigía el fin de la represión por parte del gobierno chavista.

"Si nosotros no somos un país comprometido en la comunidad internacional con la democracia no somos nada", sentenció Pasquet. "Tenemos un deber con el pueblo venezolano y no podemos hacerle guiñadas a Maduro", continuó. "¿El gobierno no está convencido de que hay dictadura en Venezuela? Eso queremos que aclare el canciller Nin Novoa hoy", finalñizó su oratoria.

"La Venezuela de Chávez y la de siempre"

El canciller Nin Novoa tomó la palabra pasadas las 11:30 horas y dijo que la política exterior es "uno de los pilares de la construcción de un país estable, próspero, moderno".

Señaló que sentía "sorpresa" por la interpelación, ya que el ministerio de Relaciones Exteriores "ha llevado adelante una política de puertas abiertas" asistiendo a "todas las comisiones" a las que fue convocado. Además criticó que se enteró de la convocatoria por "un titular de un diario".

"Venezuela nos importa y nos duele pero es un árbol, no el bosque. No es el tema N°1 de esta Cancillería. Puede serlo para el diputado que después de levantarse va a leer los diarios de Venezuela", manifestó.

Nin señaló que Uruguay es "amigo de la Venezuela de Chávez" pero también "de la Venezuela de siempre", y recordó cuando el país caribeño rompió relaciones con la dictadura uruguaya a raíz de la detención de la maestra Elena Quinteros..

"Nuestra Cancillería ha llevado adelante una práctica un estilo de información y consulta permanente a los partidos políticos y las organizaciones sociales", dijo Nin Novoa.

El canciller recordó que tras la muerte de Chávez y la elección de abril de 2013 en la que Maduro venció a Capriles y fue electo presidente. Luego señaló que en 2014 se produjo el derrumbe del precio del petróleo y la posterior crisis de desabastecimiento, sumiendo a Venezuela en una crisis que derivó en protestas por las que luego fue detenido Leopoldo López.

Tras las elecciones legislativas de 2015 "se produce una verdadera crisis institucional" entre gobierno y poder legislativo.

Nin Novoa dijo que el proceso del referéndum revocatorio se vio frustrado por las acusaciones de fraude en la recolección de firmas denunciadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Tras la proscripción de Capriles, el canciller dijo que "quedaron inhabilitados para futuras elecciones los dos candidatos" mejor posicionados según las encuestas, es decir, Capriles y López.

Luego del repaso, comenzó a indicar cuál fue la posición del gobierno uruguayo ante estas situaciones.

"Se ha criticado que existen contradicciones entre lo que piensa el gobierno y la fuerza política", indicó, y esto se refirió a que "un gobierno tiene que conducir un país mientras que el partido goza de mayores libertades", dijo.

"En el año 2002, en el golpe de Estado contra Chávez, el gobierno del partido Colorado no condenó el golpe, sin embargo los senadores del partido acompañaron una condena", dijo Nin.

"El tema Venezuela ha sido tratado en Unasur, Mercosur y OEA, en todos los casos Uruguay se posicionó a favor de no echarle más leña al fuego", manifestó.

"Uruguay está comprometido con la solución pacífica", señaló el canciller. "Podemos afirmar que el Uruguay ha sido fiel a su rica historia diplomática, siempre apostando al diálogo y a velar por al protección de los DDHH" y "no hemos sido ni indiferentes, ni injerencistas, ni intervencionistas".

"Rechazamos todo intento de intervención en los asuntos internos de otros Estados tanto en la forma extrema de la intervención militar como en otras modalidades de injerencia como las presiones económicas y de otra índole", sentenció el canciller.

Gritos en las barras

En medio de la intervención de Nin Novoa, una mujer que estaba en las barras comenzó a gritarle al Canciller, por lo que el presidente de la Cámara, el frenteamplista José Carlos Mahía, solicitó que fuera desalojada.

La mujer es una uruguaya que está casada con un hombre palestino al que no le han dado la visa para venir al país. Exigió al canciller que Uruguay debe tener "un criterio de comportamiento acorde a su tradición" y que "Venezuela es una dictadura". Se necesitaron cinco personas para desalojarla.

Luego, hizo uso de la palabra la diputada Graciela Bianchi, quien exigió a Mahía que se aplique el criterio del desalojo de las barras siempre. Según denunció, cuando se votó el cambio de nombre al liceo N° 26 la semana pasada, se escucharon gritos contra diputados opositores pero no hubo desalojo. La diputada advirtió que "la democracia está en riesgo".

Mahía le preguntó a Bianchi si estaba cuestionando a la Mesa, a lo que la diputada respondió negativamente y continuó hablando hasta que se le apagó el micrófono. Posteriormente, el diputado Jorge Pozzi solicitó un cuarto intermedio de media hora, que fue aprobado por 75 diputados en 77 y Mahía calificó a Bianchi de "desubicada".

"Cruzada contra Venezuela"

Al regreso del cuarto intermedio, Nin dijo que "todos sabemos lo que es una dictadura" pero "el papel de este Canciller no es ponerle nombres, es conducir la política exterior del Uruguay".

"Si lo que se pretende es que Uruguay asuma una posición de punta de lanza en una cruzada contra Venezuela esta no es la posición del gobierno" y "no pensamos que sea una decisión sabia sancionar a Venezuela", manifestó.

Las respuestas de Nin Novoa

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

1 -  "Uruguay no tiene un espíritu sancionatorio, aspira y espera que a través del diálogo, la mediación, el acompañamiento, se pueda solucionar el problema que vive Venezuela".

2 y 3 - "El mecanismo tiene dos artículos, el 20 y el 21. Estamos dispuestos a discutir esto en cualquier organismo aplicando el artículo 20 pero no vamos a echar a Venezuela porque la historia demuestra que cuando se aisló un país nunca se tuvo éxito".

4 y 5 - "Es verdad, recibimos un mail el 2 de mayo de parte del presidente Nicolás Maduro a ver si Uruguay estaba dispuesto a acompañar y seguir en el acompañamiento de una posibilidad de diálogo entre la oposición y el gobierno, después de decenas de comunicados apostando al diálogo no teníamos otra posición que decir que sí porque si no seríamos demasiado pusilánimes, alma chica. Debemos ayudar al pueblo venezolano a salir de esta situación".

"Se está creando un grupo de amigos para no intervenir pero facilitar el diálogo, que se pongan metas concretas y condiciones previas que aseguren el resultado para que no haya otro fracaso y Uruguay no le va a negar una mano tendida a un país que esté en problemas. Esto fue consultado con el presidente y entre ambos decidimos dejar atrás alguna ofensa para ayudar a cualquier país latinoamericano, en este caso Venezuela".

Nin: "El 2 de mayo Delcy Rodríguez me envió un whatsapp".

“No soy rehén de ninguna expresión política de mi partido, con mi partido coordino, discuto y llego a acuerdos que considero que son las mejores”, aclaró en otro pasaje de la interpelación el canciller Nin Novoa.

“Soy en el canciller elegido por el Frente Amplio y respondo también a las directrices y al programa de mi gobierno”, agregó.

Y detalló que “el día 2 de mayo la señora ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela me envió a través de los medios modernos de comunicación, un whatsapp (…) que decía que en nombre del presidente Maduro le hacía una consulta al gobierno de Uruguay a ver si se sumaría a un conjunto de países para ayudar al dialogo en Venezuela”.

“Habiendo hecho la consulta con el presidente de la República, el presidente dijo que sí, que si habíamos hablado tanto de diálogo, de ayudar, de tender la mano, no podíamos ser tan deshonestos intelectualmente diciendo que no por una ofensa que se me había hecho a mí y que no estaba dispuesto a dejarlo pasar”, explicó.

“Yo autorice a la señora ministra”, sostuvo Nin Novoa, y le dijo en ese entonces: “Hablé con el presidente y me dijo que Uruguay va a integrar el grupo de países que ayuden a Venezuela”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)