EL ESTADO ANTE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

"Gobierno cobró al grito al regular aplicaciones"

Estado contrata publicidad en Facebook, dicen empresarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empresarios dicen que no se puede regular nuevas tecnologías con criterios de 50 años. Foto: F. Ponzetto

Empresarios de tecnología dijeron que mientras el gobierno contrata publicidad en Facebook que no deja dinero en el país, "cobró al grito" por la polémica que se generó por la aplicación Uber y envió un proyecto de ley al Parlamento que, además de contar con visos de inconstitucionalidad, traba el desarrollo.

La Comisión Especial de Innovación, Ciencia y Tecnología de Diputados recibió a una delegación de la Cámara de la Economía Digital del Uruguay, (CEDU), integrada por su presidente Marcelo Montado, el vicepresidente Álvaro Lamé, y el asesor Fernando Vargas, y otra de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), compuesta por su presidente Carlos Caetano, y el directivo Guillermo Talento, para analizar el proyecto de ley sobre servicios prestados mediante el uso de medios informáticos y aplicaciones tecnológicas.

Montado sostuvo que el proyecto de ley "genera una preocupación a aquellas empresas que pretenden o están visualizando la posibilidad de invertir y volcarse al online" ya que "la ley no juzga de igual manera las actividades online que las actividades offline" con una "severidad de controles que no son habituales".

"Hemos tenido consultas y preocupaciones de empresarios que dicen: ¿qué hago ahora?", sostuvo el presidente de CEDU.

Para captar la dimensión de la preocupación, Montado sostuvo que en los últimos años se han incubado más de 100 empresas de diferentes instituciones y un "80% o 90% de las aplicaciones o de las ideas que surgen son disruptivas, ponen en juego las políticas públicas, ponen en juego las reglas existentes hasta hoy".

"Intentar regular las nuevas aplicaciones, esos nuevos negocios con reglas que sirvieron hace 50, 60 o 100 años es un error", dijo Montado y enfatizó en la necesidad de entender que si bien Uruguay es un mercado de dos millones de personas conectadas online hay otro de "miles de millones en el exterior también conectados".

"Es lógico y coherente que si una empresa genera o vende un producto o un servicio, lo haga o no a través de Internet, debería tener las mismas regulaciones" y "pagar impuestos y estar en regla", dijo Montado. Pero para el presidente del CEDU, la discusión va más allá de eso: "En Estados Unidos está teniendo mucho éxito una aplicación que sería como el Uber de los oficios y que está creciendo en forma sustancial. Además, está dando oportunidades laborales a una cantidad de personas que de pronto tienen disponible un par de horas para hacer una especie de extra o, tal vez, sea su único ingreso (…). Youtube, dentro de muy poco, va a sacar un canal cable con la fuerza de Youtube. Otro ejemplo de ello es que el Estado contrata a Facebook para hacer publicidad y este no deja ni un solo dólar aquí y la publicidad se presta aquí. Es decir, estamos ante situaciones realmente complejas; ninguno de nosotros está conteste en que estas poderosas empresas no paguen impuestos acá".

A su turno el vicepresidente del CEDU, Lamé, dijo que "si empezamos a aplicar este tipo de leyes vamos a hacer que los emprendedores e innovadores uruguayos se terminen yendo a otros países".

"¿Qué vamos a hacer acá? Cuando vengan los choferes de Uber a protestar porque se quedaron sin trabajo, ¿vamos a hacer una ley para resolver ese caso? Estamos tratando de cobrar al grito", planteó Lamé.

"Hoy la gente se protege simplemente manifestando si el servicio le sirvió o no, es decir, catalogando a través de la aplicación si el servicio fue bueno o malo. Nos pasa en nuestra empresa, que es vieja, tiene 20 años y que da servicio de acceso a Internet. Si tenemos una mala nota vemos cómo hacemos para dejar contento a ese usuario para que no nos catalogue mal en Facebook o en otras redes sociales. Esto pasa con todas las aplicaciones", agregó Lamé.

En el futuro se estima que entre 30% y 40% de los empleos van a estar cubiertos por aplicaciones, según coinciden los expertos. Por eso, según Montado, "si nosotros nos encerramos para que no venga esta tecnología, está claro que estaremos condenados al atraso y a la pobreza".

"Podemos no estar viendo todas las consecuencias negativas que podría tener una ley de este tipo, no solo por su aplicación sino también porque el mensaje va en contra de la innovación. De esto no tengo ninguna duda", agregó el presidente del CEDU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)