POLÉMICA POR LA PRESIDENCIA A VENEZUELA

Gobierno cita a oposición por crisis en el Mercosur

Cancillería maneja alternativa por si algún país no asistiera a reunión del 30.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La canciller de Venezuela dijo que su país está decidido a presidir el Mercosur. Foto: D. Borrelli

El gobierno convocó a los líderes de los partidos políticos representados en el Parlamento a una cumbre el martes 26 para definir qué hacer en caso de que no haya un consenso para pasarle la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela. Esto podría suceder si alguno de los países socios no asistiera a la reunión del Consejo de Mercado Común, el máximo órgano fuera de la cumbre de presidentes, convocado para el sábado 30 en Montevideo.

El canciller Rodolfo Nin Novoa anunció ante la comisión de Asuntos Internacionales del Senado, adonde fue convocado por el senador blanco Luis Lacalle Pou, que tiene "la percepción" de que hay dos países que "van a poner muchas trabas" para el traspaso de la presidencia del Mercosur a Venezuela. No los nombró pero se refería a Brasil y Paraguay, quienes sostienen que la situación política imperante en Venezuela no hace acreedor al gobierno de Nicolás Maduro de la conducción del bloque.

Para Nin Novoa el Mercosur "puede tener serios problemas" si Venezuela no asume la presidencia. "Estamos en una situación, para mí, muy grave —lo digo con toda franqueza—, porque no sé qué puede pasar para adelante con el resto de las presidencias si ahora no se concede. No voy a hablar de las actitudes de los demás países, pero bastaría con que algún país dijera que no viene para no consolidar el acto jurídico de traspaso de la presidencia, porque esto tiene que ser por consenso y con presencia de todos los estados", explicó el ministro, de acuerdo con la versión taquigráfica de la comisión a la que accedió El País.

Pese a la postura de Brasil y Paraguay, Nin Novoa aclaró que Argentina "está en una posición muy colaborativa y muy propositiva y quiere buscarle una solución" al problema. "Si empezamos con estos líos de quién tiene la presidencia del Mercosur y quién no, podemos entrar en un proceso de desgaste muy complejo que puede llevar a una serie de debilitamientos preocupantes", advirtió.

Con respecto a la cumbre del martes, adelantó que la idea es "realizar una reunión ampliada con los líderes políticos, más allá de los representantes partidarios", y que en ese ámbito "se podría analizar cuáles son las respuestas del resto de los países, cómo nos preparamos para el sábado y qué es lo que tenemos que negociar entre los países miembros del Mercosur".

¿Una salida?.

¿Qué puede suceder si alguno de los miembros del Mercosur no asistiera a la reunión del sábado 30 y, en consecuencia, no se pudiera traspasar la presidencia? La Cancillería puede estar manejando un Plan B.

Según informó el ministro a los senadores, en la reunión del martes habrá que determinar si es posible plantear que Venezuela asuma la presidencia, y teniendo como principal elemento la negociación con la Unión Europea, deje esa tarea a Uruguay y que el gobierno de Maduro se encargue de los temas administrativos.

"Uruguay va a seguir coordinando las negociaciones con la Unión Europea", aseguró el canciller en la comisión del Senado. Y admitió que puede coincidir en que "quizás en estos momentos pudiera ser inconveniente que hubiera un cambio en la presidencia, por este giro que ha tomado el Mercosur en torno a la inserción internacional".

Nin Novoa reconoció que "a Venezuela no le interesa esta negociación (con la UE) y, por lo tanto, al no participar, no va a defender los intereses del resto de los países mejor que cada uno de ellos".

En el curso de la reunión de la comisión, el ministro fue preguntado por Lacalle Pou en cuanto a su definición de que en Venezuela hay una "democracia autoritaria".

Y desarrolló su razonamiento. "Cuando digo que se trata de una democracia autoritaria lo hago porque tiene rasgos de democracia. El presidente fue electo por voto popular; la Asamblea Nacional también fue electa por voto popular; los partidos de la minoría tienen posibilidades de acceder al poder, que es otra de las condiciones para que exista democracia, porque si hay partidos políticos que nunca pueden acceder al poder por diversos motivos, no se configura una democracia plena. La razón más fuerte de este argumento es que hoy, en Venezuela, precisamente, los partidos de la oposición controlan la Asamblea Nacional", sostuvo.

Paraguay.

Lacalle Pou recordó que durante el período de gobierno pasado, Nin Novoa "no era canciller ni vicepresidente, sino senador", y que "cuando a Paraguay se lo suspende no había ningún quiebre institucional".

"Es mucho peor lo que el Mercosur le hizo a Paraguay que lo que no le está haciendo a Venezuela. Para ser más claro y que no parezca un trabalenguas: hay o habría muchos más motivos para señalar el incumplimiento por parte de Venezuela que lo que hizo Paraguay", dijo Lacalle Pou.

Nin Novoa insistió en que "si queremos cumplir con aquello de que lo jurídico está por encimo de lo político, tenemos que buscar la manera de entregar esta presidencia" del Mercosur.

Al respecto, el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) admitió que "en la situación jurídica actual no existe otro camino" que entregar la presidencia, pero añadió que "la situación política de Venezuela está muy lejos de calificar como democrática".

La senadora Constanza Moreira (FA) opinó que "el único país con un quiebre democrático profundo es Brasil" por el juicio político a Dilma Rousseff.

El "no" de Uruguay a Brasil.

"Uruguay no se va a quedar con la Presidencia del Mercosur, salvo que Venezuela motu proprio resolviera que no la quiere y el resto de los países dispusieran que siguiera nuestro país", sostuvo el ministro Rodolfo Nin Novoa, que recordó en la comisión que los representantes de Brasil "vinieron a Uruguay a proponer cambio de fecha y le dijimos que no. Reitero, sugirieron modificar la fecha para después del 19 de agosto y la respuesta fue negativa".

A su vez, el vicecanciller José Luis Cancela apuntó en dirección a subrayar lo jurídico de la decisión. "En una situación de crisis de la magnitud de la que estamos viviendo, déjenme decir que una vez más solo el derecho es para un país como Uruguay el recurso que tenemos a disposición. Esto está en nuestro ADN y es la historia de la política exterior del Uruguay desde nuestro nacimiento a la vida independiente", remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)