La construirá una firma holandesa y Víctor Rossi defiende su conveniencia

El gobierno adjudicará una draga por US$ 60 millones

El gobierno se apresta a adjudicar a la empresa holandesa IHC la construcción de una enorme draga a un costo de alrededor de US$ 61 millones luego de un largo proceso licitatorio cuyas condiciones tuvieron cambios a instancias del sindicato metalúrgico (Untmra), el cual tiene la esperanza de que la obra reanime a la industria naval . 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nunca se había construido una draga en Uruguay hasta ahora. Foto: Archivo El País.

La Comisión Asesora de Adjudicaciones de la Administración Nacional de Puertos (ANP), conformada por seis técnicos del organismo, estableció que la oferta de la empresa holandesa "es la única que puede ser considerada ya que cumple con los requisitos exigidos respecto de la experiencia". El documento, al que accedió El País, también señala que las ofertas de Galictio Tiferey S.A y Astilleros de Murueta S.A (ambas españolas) "presentan observaciones sustanciales técnicas y/o formales, por las que se considera que no cumplen con el pliego". La adjudicación todavía no se realizó pero es inminente. El denominado Contenido Nacional de la Inversión fue clave porque la obra se desarrollaría fundamentalmente en Uruguay, con la excepción de la construcción del casco que en un 30% se efectuaría en Holanda.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo a El País que el dragado es una de las tareas permanentes que se deben encarar para mejorar la competitividad del puerto de Montevideo ya que se requiere la profundización permanente no solamente de sus canales de acceso sino también de las dársenas. "Es una manera de defender el puerto de Montevideo. Es un objetivo de toda la comunidad portuaria", señaló. Rossi comentó que se trata de una draga de gran porte y costosa para la cual se exigió un determinado nivel de contenido nacional. Se tratará de que esté pronta "lo más rápidamente posible".

SATISFACCIÓN SINDICAl

El que está sumamente satisfecho por el avance del proceso licitatorio es el sindicato metalúrgico (Untmra) que bregó para modificar las condiciones originales del llamado para asegurar que la parte más importante de la obra se realizase en Uruguay. La propuesta original de IHC suponía una inversión de US$ 42 millones pero suponía que buena parte de la obra se hubiese hecho en Europa por lo que fue reformulada tras gestiones de la Untmra. El dirigente metalúrgico Julio Perdigón, explicó que la draga, la primera que se construirá en Uruguay, creará entre 150 y 200 empleos durante 2 años. "Es verdad que sale un poco más cara pero dejará conocimiento, movimiento en el mercado interno y aportes al Banco de Previsión Social y a la Dirección General Impositiva (DGI) por lo que a la larga es más barata. Si no, se iban a ir US$ 50 millones para afuera como por un tubo. Estuvimos solos en la pelea pero esta obra nos situará en el mercado de la región", sostuvo el sindicalista. El sindicato tiene la esperanza de que la obra,- que seguramente se realizará en el dique de la Armada en el Cerro de Montevideo- permita dar las condiciones para reactivar los acuerdos de complementación de las industrias navales de Brasil y Uruguay.

Perdigón aseguró que la Untmra se comprometió a que la obra se termine "en tiempo y forma" o sea en 2 años. "Es un desafío para la organización sindical porque no hay experiencia de una obra tan grande pero hay mano de obra calificada", señaló. IHC es una de las empresas "más prestigiosas" en materia de construcción a nivel mundial, dijo Perdigón, aunque aseguró que el sindicato no apoyaba a ninguna oferta y solamente le interesaba que se asegurase que la construcción se realizase en Uruguay.

Hoy las dragas que utiliza la ANP son alquiladas lo cual, según el sindicato portuario, supone un costo elevado. De hecho, IHC ya ha alquilado este tipo de embarcaciones a la ANP. Esta embarcación se destinará, cuando esté pronta en dos años, a dragar los canales de acceso al puerto de Montevideo, el río Uruguay y el canal Martín García. La licitación fue convocada el año pasado y el presidente José Mujica pretendía adjudicarla antes de terminar su mandato pero el proceso sufrió algunas demoras y eso no fue posible.

IHC fabrica más de la mitad de las dragas de arrastre del mundo, explicó a El País Guillermo Pagliettini, asesor técnico de la compañía que factura anualmente alrededor de US$ 1.290 millones y tiene unos 3.000 empleados.

Galictio Tiferey tenía el antecedente de que había construido tres barcazas para Montes del Plata. Al igual que IHC se había comprometido a construir el casco y la estructura en su mayoría en Uruguay. Pero aparentemente la experiencia fue un factor que favoreció a IHC que pudo acreditar que construyó en los últimos 10 años más de 20 dragas con capacidad superior a la exigida en el pliego de la ANP.

La comisión consideró que en el caso de Astilleros de Murueta "la propuesta presenta extremos de difícil cumplimiento y se observa que la metodología de evaluación del contenido nacional ha sido mal utilizada". Esta empresa, además, ofrecía solamente 4 meses de trabajo en Uruguay ya que el resto se hubiese realizado en España.

panorama

El presidente Tabaré Vázquez, preocupado por lo ocurrido con la empresa láctea Ecolat que anunció que se irá del país, ha dicho que pondrá el ojo sobre las firmas extranjeras que vengan a Uruguay para asegurarse de su seriedad. IHC es una empresa grande y de larga trayectoria aunque esta semana informó que deberá reducir su plantilla de trabajadores como resultado del deterioro del mercado. Anunció que se concentrará en el diseño de dragas sofisticadas para reducir su exposición a otras áreas de negocio demasiado volátiles y que negociará con los sindicatos la reducción de personal. IHC tiene su propio instituto de investigaciones, el MTI Holland. Su sede está en la localidad de Sliedrecht. La empresa tiene oficinas en Holanda, Brasil, China, Croacia, Francia, India, Malaysia, Nigeria, Singapur, Eslovaquia, el Reino Unido y Estados Unidos. La anunciada extensión del canal de Suez dará más oportunidades de negocio a las empresas de dragado.

Uruguay está empeñado en mantener dragado a 32 pies el canal Martín García, vital para Nueva Palmira, pero a lo largo de los años ha tenido múltiples desencuentros con Argentina por este asunto. El Martín García es binacional pero Argentina prefiere darle prioridad al canal Emilio Mitre, que es enteramente argentino. Los trabajos en Martín García serán realizados por Shanghai Dredging.

Otro trabajo de dragado prioritario para Uruguay es la profundización del río Uruguay hasta la altura del puerto de Paysandú para permitir que lleguen buques de gran calado al puerto sanducero y al de Fray Bentos.

Una obra que será bastante más cara que el complejo Antel Arena

La empresa holandesa IHC ofertó realizar las obras por US$ 61,07 millones en tanto Galictio Tiferey ofertó US$ 53,8 millones.

Hasta ahora, la obra tiene asignada una reserva presupuestal de US$ 2 millones y una partida de US$ 8,8 millones del presupuesto 2014. El gobierno está procurando limitar las inversiones de las empresas públicas por lo que quizás el gasto, que no parece menor, (como ejemplo, el Antel Arena costaría US$ 43 millones según la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse), se distribuya a lo largo de varios años. En cualquier caso, el ministro Rossi aseguró a El País que la ANP tiene todo el apoyo de su cartera en este proyecto.

Aunque el gobierno dice que no ha abandonado la idea de construir un puerto de "aguas profundas" en Rocha, lo cierto es que la prioridad está ahora en el puerto de Montevideo y en el de Nueva Palmira, puerto granelero y cabecera de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

El puerto de Montevideo ha logrado absorber en buena medida el impacto de la decisión de Argentina de 2013 de prohibir el transbordo de mercaderías provenientes de ese país en Uruguay. El dragado de sus vías de acceso para que entren al puerto buques de gran calado es un desafío permanente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)